España a la cola en facilidad para contratar: ocupa el puesto 105 de 119 países

Redacción22 enero 20188min
Grupo Adecco junto con la escuela de negocios Insead y Tata Communications, han creado el quinto Índice de Competitividad por el Talento Global (GTCI en sus siglas inglesas), un estudio exhaustivo orientado a la resolución de los problemas relativos a la competitividad.
Este índice se centra en la capacidad de los países para gestionar el talento a través de la atracción, crecimiento y retención del mismo. Además, diferencia entre dos niveles de talento, que se resumen en habilidades de nivel medio (laborales y de vocación) y habilidades de nivel alto (o de conocimiento global).
Bajo el título «Talento y tecnología», el informe del año pasado analizó cómo la automatización influiría en el futuro del trabajo. Por lo tanto, era natural que el siguiente GTCI se centrara en la Diversidad para la Competitividad, ya que la diversidad desempeña un papel muy importante en la vinculación de las políticas de talento con las estrategias de innovación.
Además, prestar atención a la diversidad demográfica fomenta un futuro sostenible e innovador y ayuda a las organizaciones a retener y desarrollar el talento. Sin embargo, el informe destaca que la diversidad tiene un coste: las personas a menudo no están bien preparadas para colaborar con otras personas que son diferentes a ellas mismas.
Los puntos de vista sobre la diversidad han evolucionado significativamente durante las últimas décadas. En el espíritu de la estandarización que caracterizó al siglo XX, la diversidad era problemática, una característica de la sociedad que era en gran medida ignorada; hoy en día la diversidad se reconoce cada vez más como un recurso para la innovación y la resolución de problemas que estamos empezando a aprovechar a través de la colaboración entre personas con diferentes personalidades, conjuntos de conocimientos, experiencias y perspectivas.
El concepto de diversidad también está íntimamente ligado al de inclusión. Por lo tanto, es importante considerar otras facetas de la diversidad, incluyendo en particular el género, la cultura y el origen étnico.
“Centrarse en la diversidad y la inclusión es crucial para superar las fracturas y desigualdades de nuestra era. Esto significa cultivar una cultura de inclusión, empezando por el hogar y la escuela, luchando contra los prejuicios y desarrollando habilidades sociales y de colaboración, que son claves para liberar el poder del trabajo y harán que el futuro funcione para todos”, afirma Alain Dehaze, CEO del Grupo Adecco.
Por último, el GTCI dedica un apartado a la integración de los refugiados en las sociedades avanzadas y las ventajas y aportaciones que esto tendría para el mercado laboral de la Unión Europea.
España, con una media de todas las variables analizadas de 54,91 puntos (1,01 puntos más que un año atrás) ocupa el puesto 31 del ranking de 119 países analizados por el GTCI, mejorando su posición relativa con respecto a 2017 cuando estaba en el puesto 35. Además, se encuentra entre los países clasificados como de renta elevada (según datos del Banco Mundial) y cuya puntuación media para este grupo es 60,92 puntos.
Inmediatamente por encima de España figuran países como Corea del Sur (30), Portugal (29), Eslovenia (28), Malasia (27), Malta (26) y la República Checa (25). En cambio, nuestro país figura por delante de otras naciones como Lituania (32), Chile (33), Letonia (34), Costa Rica (35) e Italia (36).
Un año más, el ranking está liderado por Suiza, Singapur y Estados Unidos que preceden a los Países Nórdicos y Dinamarca. Y lo cierran naciones como Mozambique, Madagascar y Yemen. El GTCI de 2018 revela que los diez primeros países tienen varias características clave en común y comparten una muy importante: todos tienen un sistema educativo bien desarrollado que proporciona las habilidades sociales y de colaboración necesarias para la empleabilidad en el mercado laboral actual. Además, todos ellos cuentan con un panorama regulatorio y empresarial flexible, políticas de empleo que combinan flexibilidad y protección social y gozan de apertura exterior e interior.
Otros datos
Nuestro país necesita mejorar notablemente aspectos como la “facilidad para contratar” donde somos el país número 105 de los 119 que componen el ranking, la “relación del salario con la productividad” (puesto 93), la “colaboración dentro de las empresas” (90) o las “oportunidades de liderazgo para las mujeres”, donde ocupamos el puesto 89 de 119.

Sin embargo, España presenta un buen comportamiento en Crecimiento y Retención, similar a los de los países de renta elevada. Esto significa que nuestro país aborda eficazmente el desarrollo de su propio talento. Sin embargo, tenemos un desafío en el pilar de Habilidades técnicas y profesionales.

Otras variables específicas en las que destaca la puntuación española son “matriculación en educación superior” donde somos el 4º país del GTCI, “tolerancia a los inmigrantes” donde ocupamos el 5º puesto del ranking o “rendimiento medioambiental”, donde somos 6º.

Este año, el GTCI incluye un apartado especial sobre diversidad y talento: España es un país con un buen nivel de movilidad social y tolerancia a las minorías (puestos 38 y 26 respectivamente) pero sigue rezagado en temas de igualdad de género (puesto 72) y de colaboración dentro de las empresas (90 de 119).

El GTCI 2018 incluye por segundo año una sección especial sobre ciudades que son actores clave en la competitividad de los talentos mundiales, entre las que se encuentran cuatro ciudades españolas: Madrid (puesto 22 de 90), Barcelona (30), Bilbao (32) y Zaragoza (42 del ranking).

Mención especial ha merecido en el análisis el caso de la ciudad de Bilbao por sus buenas prácticas relacionadas con la diversidad y el talento. Algunos de sus puntos fuertes destacados en este GTCI son su nivel de vida y sistema sanitario, su capacidad para crear conocimiento global aprovechando su alto nivel de población y mano de obra con educación superior, y su aceptación de la pluralidad (sexual, política, social, etc.).

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales