El Informe ‘La persona y el puesto de trabajo’ se centra en el fomento de la empleabilidad

Esta mañana ha tenido lugar en el Club Financiero Génova la presentación del Informe «La persona y el puesto de trabajo» elaborado por el IESE-IRCO con la colaboración de Ars Outplacement (Grupo Persona) y cuyo principal objetivo es dar luz a algunas de las mejores prácticas que las empresas que operan en España están desarrollando en relación al fomento de la empleabilidad de los trabajadores.

Marta García, Socia-Directora de Grupo Persona, ha dado la bienvenida y ha conducido la presentación destacando su agradecimiento a todos los profesionales que han participado en las distintas sesiones de debate que han dado lugar al informe. Por su parte Pilar García Lombardía, Consultora e Investigadora de IESE-Irco, ha explicado de qué forma tratan de dar otra perspectiva a los cuatro puntos del informe que plantean cuestiones clave en temas laborales:

1- Despido Interior. ¿Un zombie en la oficina?

Este tipo de despido lleva a una frustración a quien se desvincula de la compañía emocionalmente, y además puede ser una situación contagiosa. En este tipo de situaciones lo más adecuado es el liderazgo, la confianza y que la persona encuentre sentido en el trabajo.

2- Desvinculación. ¿Una oportunidad para todos?

Puede verse como una oportunidad cuando la persona ha cumplido un ciclo y se abren alternativas para el trabajador y para la compañía. Se trata de una oportunidad cuando la persona se preocupa de su empleabilidad, de evolucionar y prever si su puesto tiene continuidad. Desde el punto de vista de la empresa es fundamental ser capaces de no generar una relación de dependencia con el empleado, sino de interdependencia.

3- Nuevos Puestos. ¿O semántica?

Hay varias situaciones, se dan nuevas profesiones ligadas a nuevos conocimientos, conocimientos nuevos ligados a puestos de trabajo clásicos y también nuevas funciones para puestos que ya existen. Se trata de una transformación importante en la que hay que ir hacia una mayor flexibilidad de puestos y el aprendizaje constante. Además, hay que gestionar la incertidumbre y buscar cualificación técnica y versatilidad.

4- Empleabilidad. ¿De quién es la responsabilidad?

La decisión de la empleabilidad en gran medida es del empleado y debe ser una cultura de aprendizaje que se gestione desde la confianza y la flexibilidad. La relación de la persona con el entorno laboral -empresa y puesto de trabajo- debe transformarse para dar respuesta a las nuevas necesidades productivas.

 

 

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales