Si te quieres diferenciar con tu cv, huye de los tópicos

 

A la hora de posicionar nuestro perfil profesional, la creatividad da paso a la estrategia. Si en los años 2011 y 2012 nos gustaba definirnos como “creativos” e “innovadores”, en este 2013 hemos optado por conceptos que evocan la confianza y la orientación a resultados. Así lo recoge un análisis realizado por LinkedIn sobre los usos y costumbres a la hora de describirnos en la red y cuya lectura nos revela los conceptos utilizados con más recurrencia, a saber:

cv_int1. Responsable
2. Estratégico
3. Creativo
4. Efectivo
5. Paciente
6. Experto
7. Organizacional
8. Con motivación
9. Innovador
10. Analítico

Ahora que darle forma a nuestra marca personal es parte de nuestro empleo –o desempleo- está claro que no podemos caer en los tópicos si queremos, de verdad, diferenciarnos. Como comenta Laetitia Saint Maur, International Account Director de Marketing Solutions en LinkedIn, “si te defines igual que todo el mundo no destacas entre el resto de profesionales y posibles competidores en búsqueda de oportunidades. Es muy importante diferenciarte describiendo tus éxitos laborales, así como añadir fotos, vídeos y presentaciones a tu perfil para demostrar tu experiencia y capacidades como profesional”. Y añade que “mostrar ejemplos concretos que demuestren cómo de responsable y estratégico eres en el trabajo siempre es mejor que confiar únicamente en las palabras”.

Desde esta red social se proponen las siguientes pautas para completar nuestro perfil social sin caer “en lo de siempre”:

– Defínete pensando en lo que no eres: Una de las formas más rápidas y sencillas para escoger las palabras que quieres destacar en tu perfil es pensar en su antónimo.

– Muestra tus puntos fuertes con resultados: Si eres creativo, innovador o estratégico, vincula estashabilidades con resultados específicos que demuestren tus competencias como profesional. Ejemplos, fotos, vídeos o presentaciones permitirán a los demás visualizar tu talento.

– Pide recomendaciones: Ilustra la experiencia de trabajar contigo a través de las recomendaciones de quienes te has rodeado en tus trabajos. Pídeles que vinculen las recomendaciones con ejemplos de tu trabajo en los que tus contactos hayan trabajado contigo.

– Sustituye el «ser» por el «hacer»: Más que decir que eres el responsable de una actividad o área de negocio, demuestra el resultado de tu trabajo en este rol. Por ejemplo, puedes sustituir “responsable de redes sociales” por “bajo mi supervisión, la empresa consiguió alcanzar los objetivos de crecimiento de audiencias en redes sociales para la marca” y añadir gráficos que refuercen los resultados.

– Inspírate en lo que necesita tu sector: Personaliza tu marca personal en LinkedIn y selecciona las palabras más adecuadas para encontrar oportunidades específicas utilizando el vocabulario utilizado por las compañías que más te interesan. Para conseguirlo, sigue a las empresas en las cuales te gustaría trabajar y encontrarás la información necesaria para escoger los mejores términos y tono a la hora de describirte.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales