Grupo Repsol, Defta España y Clave Informática recibieron el Premio Empresa Flexible 2018, en un acto organizado por CVA y la Dirección General de Servicios para la Familia y la Infancia, del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar.

Repsol, Defta España y Clave Informática, galardonadas con el Premio Empresa Flexible 2018

Redacción6 noviembre 20187min
1_Premios Empresa Flexible 2018 dentro
Grupo Repsol, Defta España y Clave Informática recibieron el Premio Empresa Flexible 2018, en un acto organizado por CVA y la Dirección General de Servicios para la Familia y la Infancia, del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar.

Los premios, que este año cumplieron su 17ª Edición, tienen como objetivo detectar y difundir las mejores prácticas de flexibilidad que mejoren la productividad de las empresas y favorezcan el equilibrio de la vida profesional, personal y familiar de los trabajadores.

Las tres empresas ganadoras, seleccionadas de un total de 1.033 candidaturas, formaron parte de una mesa redonda al finalizar el acto, en la que pudieron explicar su modelo de flexibilidad. El director de RRLL, Gabinete Jurídico y Salud en el Trabajo de Grupo Repsol, Rafael del Portillo, señaló que el gran reto de la multinacional es establecer unos mínimos de los que se beneficie toda la plantilla. “Tenemos 7.000 empleados en España y 17.0000 en todo el mundo, y nuestra actividad incluye diferentes actividades. Tenemos desde empleados que trabajan a turnos, hasta refinerías donde el horario es de jornada intensiva. Ajustamos nuestro modelo de trabajo a las necesidades de los empleados y también a nuestra actividad”. El Grupo Repsol lleva una década trabajando en materia de teletrabajo y en la actualidad, ofrecen un sistema que permite trabajar hasta tres días desde casa. “Tenemos cerca de 2.000 empleados en España que teletrabajan habitualmente. El gran reto en esta materia es ajustar el derecho laboral a una realidad diferente y establecer el marco para cuidar cuestiones como la ergonomía o desplazamientos en horario laboral de los teletrabajadores, que ahora se encuentran en un vacío legal”.

La técnica de RRHH Y Responsable de EFR de Defta Spain, Lydia Huelva, que ganó el premio en categoría mediana empresa, destacó que el cambio cultural en su empresa ha venido impulsado por la dirección que ha hecho una apuesta decidida por mejorar la flexibilidad. “En el ámbito industrial, con una plantilla de edad media de 40-45 años y principalmente masculina, hemos tenido que pensar en qué era lo más adecuado. Nuestros empleados ya no tienen niños pequeños, pero si mayores dependientes, así que además de flexibilizar horarios, hemos puesto en marcha medidas como días de permiso para visitas médicas que están siendo muy bien recibidas”.

La directora de Gestión y Desarrollo de Personas de Clave Informática, Isabel Bonmatí, una empresa con apenas 40 empleados, destacó que gracias a las medidas de flexibilidad horaria han conseguido reducir el absentismo y obtener un 9 sobre 10 en sus encuestas de clima, que realizan mensualmente. “Tenemos una plantilla joven que valora mucho su tiempo y sentirse cuidados. Hicimos un estudio de ergonomía en el puesto de trabajo y, una vez analizadas las conclusiones, establecimos un cambio de sillas a un modelo ajustable y doble pantalla para mejorar la visibilidad. Así hemos reducido molestias físicas y dolencias asociadas a estos elementos. También se ha valorado mucho el corner de fruta, sin coste para el empleado, que tienen disponible a diario en la empresa.”

En el acto, que contó con la presencia del Director General de Servicios para la Familia y la Infancia del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Ángel Parreño Lizcano, se hizo entrega también de sendas menciones de honor a Pepsico, en la categoría gran empresa; Herrero Brigantina de Economía, en la categoría mediana empresa; y a S Gramage Hogar y Akiwifi, en la categoría pequeña empresa

La cuestión de los horarios

La responsable del Canal de Responsabilidad Social Corporativa de Europa Press, Laura Martínez, moderó en el acto una mesa que ponía sobre la mesa el debate de la jornada intensiva frente a la flexibilidad horaria, en la que participaron la directora de RRHH de Psicosoft, Carmen Carvajal; la Talent Management Director para AON España y Portugal y Affinity EMEA, Lucila Castañeira; y el presidente de ARHOE, Don José Luis Casero.

Los participantes coincidieron en señalar que si bien contar con un horario estable a lo largo de todo el año, sería bueno desde el punto de vista social y de productividad, la jornada intensiva entendida de manera tradicional, de 8 a 15 horas, es impensable. “La mejor opción desde nuestra experiencia, -afirmó Carvajal-, es que cada empleado se gestione su tiempo para cumplir con sus objetivos y atender a sus responsabilidades profesionales. En consultoría, -añadió-, trabajamos en casa del cliente o con otros países y establecer un horario rígido nunca ha sido la solución.

La representante de AON señaló que si bien es cierto que debemos gestionar mejor el tiempo de trabajo y no alargarlo con dos horas para comer y varias paradas para café, en su compañía ha sido definitivo el cambio cultural. “Al final, de lo que se trata es de cambiar el sistema y trabajar de otra forma. Que los empleados puedan elegir qué horas trabajan y desde donde. Para eso, hay que cambiar el modelo de liderazgo y implantar un sistema claro y efectivo de gestión por objetivos”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales