¿Cómo debe ser la capacitación del líder que toma decisiones basadas en datos?

Maite Sáenz31 agosto 20214min

Los datos inundan las empresas y, en teoría, ello debería «facilitar» la toma de decisiones porque, a más información, más conocimiento tenemos para actuar con menos riesgo. Pero la realidad no es tal; la tecnología, cuando la tenemos, no hace el trabajo por sí sola. El elemento humano siempre ha de estar presente y los líderes tienen que ser conscientes de que sus habilidades han de adaptarse a un entorno donde su actividad profesional pasa, sí o sí, por manejarse con los datos con soltura. La solución no está en delegar deleguen la responsabilidad en los programadores o estadísticos, que carecen de la visión de negocio suficiente para asumir la responsabilidad de todo el proceso.

 

Aunque la cantidad de datos que tenemos a nuestra disposición está creciendo de forma exponencial, el valor que generan las empresas usando dichos datos no aumenta al mismo ritmo.

 

«Ser capaces de tomar mejores decisiones basadas en datos requiere una colaboración estrecha entre los científicos de datos y los líderes del negocio –indica Raúl López, Director Asociado en BTS-. Mientras los primeros serán los encargados de recopilar, organizar y presentar la información requerida, los segundos deben ser capaces de aplicar su conocimiento de negocio y experiencia para:

  1. definir bien el problema a resolver,
  2. sacar las conclusiones certeras a partir de los datos ofrecidos, y
  3. comunicar estas decisiones de manera simple y efectiva».

 

Capacitación para las nuevas habilidades clave del directivo digital

 

  • Enmarcar el problema: para cada decisión que quieran tomar en la que deseen apoyarse en los datos, el líder debe tener un entendimiento completo del valor que esta puede añadir al negocio, y debe saber enmarcar de manera precisa el problema a resolver. Esto requiere definir las métricas clave a impactar, las diferentes palancas que afectan a esa métrica y las preguntas que se necesitan responder para las cuales los datos pueden ser la respuesta.

 

  • Saber aislar la señal del ruido: dentro de una gran cantidad de datos, es importante saber eliminar aquellos que no son de utilidad y que dificultan los procesos de decisión. Para ello deben ser capaces de evitar las trampas mentales en las que es fácil caer y que pueden llevarlos a sacar conclusiones equivocadas o incluso a definir el problema a resolver de manera errónea. «Nuestra capacidad para hacer que la ciencia de datos sea útil se ve afectada por millones de años de evolución, que han hecho que una herramienta tan poderosa como el cerebro se vea afectada por sesgos cognitivos que debemos ser capaces de reconocer y superar. Para preparar a los líderes para lidiar con esto, exploramos los diferentes tipos de trampas mentales, y les hacemos enfrentarse a desafíos en los que deban tomar decisiones basadas en datos, en un entorno simulado y libre de riesgos, pero altamente competitivo. A partir de poder “vivir” estas situaciones podrán saber identificarlas después, cuando vuelvan a su día a día.” matiza Raúl López.

 

  • Comunicación efectiva y de impacto: saber crear historias convincentes a partir de los datos es un elemento clave de la toma de decisiones, puesto que estas deben ser comunicadas al resto de la organización para conseguir los objetivos deseados. Hay que evitar que las conclusiones y estudios “mueran” en un informe o una presentación de diapositivas. Deben que lleven a la acción, y eso requiere saber comunicar.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales