El cambio ha empezado: la importancia de apostar por un nuevo modelo laboral

Redacción17 noviembre 20214min

La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha sido un detonante para acelerar los cambios y aflorar nuevas tendencias en el liderazgo. Un virus mil veces más pequeño que un grano de arena hizo temblar los cimientos de la sociedad contemporánea. Esta inesperada situación ha marcado a empresas, las personas que trabajan en ellas y a sus líderes. Estamos viviendo tiempos de cambio y esto nos hace preguntarnos: ¿es posible dirigir las organizaciones como lo hacíamos antes?

La pandemia ha acelerado los procesos de transformación de las empresas pequeñas, medianas y grandes. También de las personas que trabajan en ellas: cambian las creencias, se ha priorizado el tiempo en familia o con amigos, damos más importancia a disfrutar de las actividades fuera del trabajo y apostamos por llevar un ritmo de vida menos frenético. El principal cambio en el entorno laboral fue el teletrabajo, las empresas se vieron obligadas a cambiar la presencialidad por el trabajo en remoto. Este nuevo modelo dejó ver las carencias de las personas en cargos de liderazgo, sobre todo en lo relacionado con la gestión de equipos. Se vieron obligadas a confiar ciegamente en sus empleados y empleadas, dejando el control férreo a un lado. No todas estaban preparadas. Por suerte, algunas sí.

Ahora que ya muchas personas han vuelto a las oficinas a desempeñar su trabajo, se plantea la cuestión de si mantener un modelo híbrido o recuperar los viejos modelos. Son muchos los equipos directivos que se empeñan en volver a ejercer un control directo. Podríamos definirlas como aquellas centradas en una jeraquía militar u old school que tomarán decisiones sin tener en cuenta la opinión de sus trabajadores, sin conocer cuáles son sus motivaciones y opiniones al respecto.

Las organizaciones deben superar estos modelos y evolucionar, dejar de lado el liderazgo tradicional e instaurar la escucha activa como motor principal de toma de decisiones. Las personas valoran positivamente que los líderes de su organización vayan más allá y se preocupen del bienestar tanto dentro como fuera de su puesto de trabajo. Es de vital importancia tener una preocupación sincera por las personas para, por ejemplo, estudiar la posibilidad de flexibilizar la presencialidad de un empleado si tiene problemas familiares.

Nunca había sido tan necesario reinventarse y no estancarse. Liderar implica salir de la zona de confort para desarrollar nuevas competencias profesionales que lleven a las empresas y equipos al siguiente nivel.

En una sociedad postpandemia será necesario instaurar una estrategia empresarial colaborativa, futurista y abierta. Tener en cuenta la opinión de las personas, entender sus inquietudes y trabajar las competencias hará que en el equipo se alcance el siguiente nivel. En el futuro, los y las líderes tendrán que trabajar en un modelo prueba-error para encontrar un equilibrio entre las necesidades de la empresa y los equipos. El cambio ha empezado y los equipos directivos innovadores tendrán que trabajar en nuevas competencias para alcanzar un nuevo modelo laboral.

Pere Rosales,

CEO y fundador de INUSUAL


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales