5 inteligencias para movilizar un proyecto de cambio empresarial

 

Económica, competitiva, corporativa, técnica, pasional y decisoria. Estas son las cinco inteligencias necesarias para que nuestra intención de crear un ámbito de cultura emprendedora corporativa pase de la fase de proyecto a la de ejecución. Su cultivo en las empresas hará posible generar los espacios de empoderamiento necesario para que los intraemprendedores emerjan e impulsen el cambio deseado. Sobre su impacto y sobre cómo podemos desarrollarlas se explican Iván Vilar y Genaro Fragueiro en el libro “Reinventa tu empresa”, con el que quieren contribuir a la regeneración de la misión empresarial con una concepción humanista de su gobierno y de su finalidad.

reinventa_tu_empresa_intInteligencia económica: El entorno en el que hoy nos movemos es definitivamente global. El conocimiento de cuáles son los puntos de apoyo que hacen que se mueva la lógica económica es capital para poder encontrar cabida en el mercado. Todo tipo de empresas necesitan manejar y conocer los resortes de los flujos económicos que se generan a nivel global.

Inteligencia competitiva: Conocer de manera exhaustiva todo lo que afecta y puede afectar a nuestro sector es algo tremendamente necesario para poder sobrevivir. Si una empresa, hasta ahora exitosa en su mundo, no es capaz de
valorar el entorno y sus desafíos (posibles cambios en el paradigma, en la regulación…) tiene una base endeble que le puede hacer caer en poco tiempo de su pedestal.

Inteligencia corporativa: La lógica de nuestra empresa. Cuanto más grande, más energía necesitamos para mantener cohesionada nuestra empresa (ya lo dicen las leyes de la termodinámica). El conocimiento de nuestra propia “casa”, nuestras debilidades, fortalezas, nuestras necesidades, nuestros comportamientos, los de nuestra gente, etc. Es una “inteligencia” que muchas veces se nos olvida manejar y es capital junto con el resto de esta lista. Muchas veces nos parece que lo dominamos y no es así. Otras veces no damos altavoz a los que realmente la dominan dentro de nuestra casa.

Inteligencia técnica: El conocimiento de lo que hacemos en el día a día, hay que cultivarlo. Puede parecer una perogrullada pero, por desgracia, conocemos a empresas que no lo cultivan y que han conseguido mantener unos cuadros intermedios que realmente no dominan su negocio. Aspectos como la situación de crisis, el dejarnos llevar, algún golpe de suerte (los famosos “pelotazos” que existen en todos los sectores) y muchos otros factores hacen que podamos mantenernos flotando de manera coyuntural en una mar supuestamente tranquilo, o que nos haga resignarnos al “ya pasará”, pero cuando la tormenta llega, nos hunde, y muchas veces es porque hemos dejado de cultivar el know how de nuestro core.

Inteligencia pasional: Hace ya muchos años que Daniel Goleman acuñó el término que todos hemos estudiado y admirado de “inteligencia emocional”, tan genial en su época como ahora insuficiente. En nuestra época, para crear las nuevas líneas de negocio y los nuevos negocios no es suficiente ser alguien con una trabajada y dominada inteligencia emocional. Hoy más que nunca necesitamos que nuestras empresas cuenten con gente apasionada por su trabajo. Es por ello por lo que debemos apoyarnos en los intraemprendedores. Éstos se sienten desarrollando su idea en un ambiente de fluidez mental porque hacen algo que le apasiona. Hay que trabajar y crear organizaciones que fomenten la “inteligencia pasional”.

Inteligencia decisoria: Es el desenlace del proceso, de todo lo anterior. Supone crear un ambiente en el que las decisiones se tomen de manera correcta, y aprender a decidir de manera justa, equilibrada, equitativa y con inteligencia. De poco me vale acumular conocimiento si luego no aplico una correcta toma de decisiones.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.