Según el informe “El futuro de los trabajos 2018”, publicado por el Foro Económico Mundial, los avances técnicos generarán nuevos empleos de calidad para los que más de la mitad de los trabajadores tendrán que mejorar sus habilidades. En unos casos se trata de habilidades tecnológicas, pero los empleos del mañana también requerirán manejar una serie de competencias y habilidades “blandas” imprescindibles para ejercer el liderazgo exponencial y en cuyo desarrollo el coaching contribuye decisivamente.

10 habilidades de los profesionales del futuro

diezz oki
Según el informe “El futuro de los trabajos 2018”, publicado por el Foro Económico Mundial, los avances técnicos generarán nuevos empleos de calidad para los que más de la mitad de los trabajadores tendrán que mejorar sus habilidades. En unos casos se trata de habilidades tecnológicas, pero los empleos del mañana también requerirán manejar una serie de competencias y habilidades “blandas” imprescindibles para ejercer el liderazgo exponencial y en cuyo desarrollo el coaching contribuye decisivamente.

Los trabajadores más demandados del futuro más inmediato poseen destrezas especiales para la adopción de nuevas tecnologías, la optimización del desempeño y los resultados, así como una gran capacidad de adaptación a los cambios. Los líderes de este nuevo entorno VUCA poseen, además, una especial habilidad para co-crear en un entorno virtual con equipos multiculturales dispersos. Son perfiles que aglutinan diez habilidades muy definidas:

• Adaptabilidad a diferentes contextos y entornos
• Creatividad, innovación, inventiva, capacidad de producir ideas
• Colaboración y motivación
• Alfabetización digital y comprensión de cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales
• Capacidad de aprendizaje y resolución de problemas desconocidos en diferentes contextos
• Conciencia del valor del acceso abierto a la información
• Capacidad permanente de experimentación y aprendizaje formal e informal
• Capacidad para utilizar herramientas para resolver diferentes problemas
• Competencia para crear redes de conocimiento horizontales
• Ausencia de temor al fracaso

Mientras que los trabajadores de las generaciones Y o millennials, nacidos entre 1981 y 1999 aproximadamente, han crecido e integrado este cambio permanente y el aprendizaje continuo, las generaciones anteriores tendrán que adaptarse a esta mentalidad y a colaborar con profesionales que ya cuentan con estas habilidades en su ADN.

Al contrario de lo que pudiera pensarse, no poseer estas destrezas no significa la expulsión del mercado laboral, ya que pueden adquirirse y entrenarse independientemente de la edad, de que se forme parte de una generación u otra. Adquirir habilidades interpersonales, potenciar la toma de decisiones, mejorar la autogestión o la inteligencia emocional son algunas de las facetas sobre las que trabaja el coaching profesional, de ahí que cada vez más organizaciones demanden servicios de coaching ejecutivo no solo para los líderes de equipo, sino para la totalidad de los empleados. Así, gracias al carácter facilitador del coaching, las personas tienen la posibilidad de transformarse y ser capaces de desarrollarse –e incluso liderar- en los nuevos entornos laborales.

Desde ICF España, la filial española de la International Coach Federation (ICF), consideran fundamental recurrir a profesionales expertos con formación acreditada. “Las claves para acertar con el profesional de coaching son formación específica y competencias gracias al reciclaje continuo, la experiencia y el respeto a un código ético”, afirma Cris Moltó, presidenta de ICF.

Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales