Claves para aumentar la presencia de mujeres directivas

nohelis ruiz arvelo
Un gran reto presenta 2019 para las corporaciones que han evolucionado en Recursos Humanos y que se han enfocado en un objetivo, lograr hasta un 50% de Mujeres en cargos directivos para 2020. Desafío de inserción económica, jurídica, política y hasta cultural para pequeñas y grandes corporaciones de la Unión Europea. No obstante supone un trabajo con muchos matices que deben asumir, cada una de las mujeres que están por tomar estos cargos directivos. Por una parte es cierto que ha habido una ligera mejora e interés global por la diversidad y la inserción, pero esto se está dando en el mismo sistema obsoleto vigente. Nohelis Ruiz Arvelo, Experta en Posicionamiento Personal y Autora de Networking para Dummies. #Lifehacker

Para la gobernanza de Diversidad e Inclusión que se ha puesto en marcha en las empresas europeas y España será necesario verla y desarrollarla sabiendo que la misión es reafirmar y proyectar al talento, además de que ésta debe girar en torno a una estrategia individual y local, hacia lo colectivo y global con el objetivo de que genere un impacto real, transversal y multiplicador. Y es precisamente éste el propósito, el de multiplicar de forma exponencial, y cimentado en las redes de contacto, puesto que éstas, tienen un efecto contagioso, es una de las características de las redes, es decir, son exponenciales e inspiracionales. Solo crecen como resultado de las sinergias y a la retroalimentación que se genera de forma muy rápida y gracias a aporte de valor entre sus miembros.

La autora comenta que muchos profesionales dedicados al liderazgo organizacional y al estudio del networking han conseguido dotar a esta actividad de formalidad académica. Por su parte, como experta en Posicionamiento Personal y networking; comenta que es una herramienta de vital importancia en las estrategias personales de cualquier persona, pero sobre todo de estas mujeres que están asumiendo altos cargos directivos. Nohelis observa con especial interés, al igual que muchos de sus colegas, el enorme valor que tienen las redes y su desarrollo eficaz. No obstante, la mayoría de obstáculos que encuentran estas profesionales para relacionarse y fortalecer sus redes de contactos, no provienen de los estilos personales de cada una; sino que es el resultado del escaso número de mujeres en posiciones de poder. Al pisar el 2020, estos números cambiarán a gran velocidad por la condición exponencial, multiplicadora e inspiracional de las redes.

Una red de calidad; es uno de los pilares donde se sustenta el éxito de cualquier profesional. En lo que respecta a las mujeres, una red bien gestionada y establecida nos aporta mayor visibilidad y oportunidades para transmitir y compartir nuestros conocimientos, ideas, proyectos, experiencias

Son muchas las corporaciones que intentan llegar al año 2020, habiendo aumentado la presencia de mujeres directivas; y todos los involucrados, deben estar al tanto de la importancia que tiene el networking (redes, grupos, nodos) dónde reine lo colaborativo y las relaciones sostenibles en el tiempo. Para la experta, el networking es un recurso que tienen todas las mujeres y les permite, trabajar de la mano, en una danza conjunta con el fin de que cada vez haya más directivas, no solo a nivel empresarial sino académicas y altos cargos públicos.

En el mundo empresarial y en la vida personal, cuando se desestima el networking; se paga un alto precio y quizá luego no tengan el tiempo suficiente para fortalecer lazos y tener presencia en caso de requerirlo. Por ello la autora nos ofrece las claves con las que estas directivas y lideresas podrán mantener de forma sostenida presencia y autoridad:

1. Al asumir sus nuevos cargos directivos será necesario inspirar a su equipo

2. Importante saber que la única manera que hay para inspirar a las personas es, manifestando sus propios Dones y Talentos

3. Convertir a todas las personas de su entorno, más los stakeholders de la empresa, en aliados, prescriptores o colaboradores; a todos, al equipo, a sus pares, a empleados, sus a jefes o superiores, a la comunidad, a los proveedores, a clientes y a la competencia.

4. Tener presente que la “confianza”, la “colaboración” y el “aportar valor” son la clave para convertir a todos en aliados, prescriptores o colaboradores

5. Hacer una ligera auditoría y evaluación con el fin de identificar debilidades, atributos positivos y negativos, las fortalezas su equipo, sus funciones, sus capacidades; puesto es lo que les permitirá, a estas mujeres, saber exactamente los recursos que tienen disponibles en sus nuevos equipos de trabajo y de ésta forma poner en el tablero todo, poder visualizar los puntos y lograr unirlos de la forma más óptima, para complementar vacíos con herramientas y capacidades que tienen otros miembros del equipo.

6. Asumir como un Estilo de Vida la colaboración, “Dar – Dar” ha sustituido al “Ganar – Ganar” en todos los niveles y espacios de su vida profesional y social. Dentro de la organización y fuera de sus muros, en el sector y especialidad y fuera de él.

Explica que no se trata de que ellas confíen en las personas de su equipo, se trata de que el equipo confíe en ellas. El entorno en general, debe estar al corriente de que ellas están dispuestas a colaborar y sobre todo a aportar valor, ésta última hay que demostrarla a lo largo del tiempo, para expandir su liderazgo, posicionarse en la mente de las personas que toman decisiones, y escalar posiciones o evitar ser desplazadas.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.