La creatividad está al servicio de la transformación digital

Redacción29 junio 202110min

La irrupción del COVID-19 en 2020 ha supuesto un giro de 180º en nuestras vidas, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Nos ha obligado a experimentar con nuevas soluciones, lugares y experiencias. Ha cambiado la forma en que vivimos, trabajamos, creamos, aprendemos, comunicamos, colaboramos y compramos. En resumen, ha transformado cómo y dónde experimentamos las cosas. Como resultado, nos hemos convertido en innovadores en nuestro trabajo y en casa, viéndonos obligados a desarrollar nuevas estrategias y «trucos» para lidiar con circunstancias extrañas, novedosas e inesperadas para todos.

Nuestra “nueva” normalidad consiste en crear diferentes horizontes para ayudarnos a descubrir lo que está por venir y, así, poder diseñar el panorama empresarial en el que queremos vivir. Todos estamos aprendiendo y explorando día a día, lo que significa crear un espacio seguro para la innovación y experimentación, la creación de prototipos y el aprendizaje. A lo largo de la historia, después de cada crisis global, siempre ha comenzado una nueva era de pensamiento y creatividad. Es en ese punto donde nos encontramos de nuevo.

El papel de la creatividad en el entorno empresarial

La creatividad se ha convertido en uno de los factores impulsores más importantes de los actuales entornos empresariales. Las empresas buscan cada vez más perfiles creativos que puedan ofrecer no sólo soluciones ingeniosas a problemas existentes, sino también anticiparse y prever los futuros, ya que dependen cada vez más de la creación de nuevos productos, servicios y procesos para seguir siendo competitivas, e incluso para asegurar su existencia a medio plazo.

El actual proceso de transformación digital que están atravesando las empresas, está cambiando cada vez más la forma en que emplean las tecnologías exponenciales y desarrollan nuevos modelos de negocio digitales que ayudan a crear y capturar valor.

Dicho esto, cabe resaltar que, sin embargo, el proceso creativo no es un mecanismo que se sostiene en el tiempo por sí mismo, sino que debe ser iniciado y esponsorizado por las organizaciones. Esto se hace entendiendo el proceso creativo en sí y realizando pequeños pero fructíferos ajustes en el entorno laboral. Este enfoque, que aplicamos en la fase MAP de nuestro framework de transformación digital, da como resultado la liberación de una poderosa energía creativa que ofrece nuevos servicios al mercado, nuevos enfoques para resolver problemas existentes y futuros.

En esta nueva era digital, la creatividad y la innovación juegan un papel fundamental en la creación de valor para las empresas. Aunque la creatividad y la innovación siempre han sido importantes, su naturaleza está cambiando en el contexto empresarial digital. La competencia entre empresas ahora no solo se basa en la calidad de los productos o la eficiencia para satisfacer las necesidades del consumidor, sino más bien en el grado de innovación de los productos, cómo están diseñados y en qué medida resuelven un problema del cliente de manera creativa. Esto se vuelve especialmente importante a medida que la transformación digital traspasa las fronteras de la industria. Los competidores no son solo empresas tradicionales en una industria, sino también empresas digitales que están utilizando sus recursos digitales para innovar, experimentar e introducirse a nuevos mercados.

El entorno empresarial actual está protagonizado por compañías que tienen como objetivo provocar la disrupción en la ventaja competitiva de los líderes del mercado, lo que hace que la ventaja competitiva de las empresas ya no sea sostenible a largo plazo. Por lo tanto, queda demostrada la creciente importancia de la creatividad y la reinvención para seguir siendo competitivos. Además, existe una necesidad creciente de personas creativas en plantilla, no sólo en diseño. También se necesita un enfoque creativo en la gestión empresarial y la planificación estratégica, en cómo se modelan y gobiernan las organizaciones.

Cómo afecta la creatividad a los trabajos?

Debido al cambio de la era digital, los trabajos para las personas creativas también han cambiado, ya que en este momento son necesarios en los roles más tradicionales dentro de un negocio para ayudar a cambiar a las empresas que buscan ser más competitivas en estos momentos de transición.Todos estos cambios en el proceso de transformación digital, apuntan a la importancia de nuevas habilidades como la imaginación estratégica y la resolución creativa de problemas. En particular, es importante tener la habilidad de pensar fuera de los roles y tareas típicas que uno lleva a cabo en su día a día, lo que informalmente denominamos ‘salir del barro’ o ‘pensar fuera de la caja’.

En realidad, los empleados deben recibir apoyo para pensar más allá de sus tareas y de qué manera podrían hacerlas de forma más eficiente. En un entorno cada vez más cambiante, habilitado por la transformación digital, la divergencia en la resolución creativa de problemas se vuelve de suma importancia en lo que respecta a la búsqueda de nuevas oportunidades empresariales y mejora de los procesos existentes. La creatividad y el pensamiento crítico no sólo son importantes hoy, sino que también se prevé que sean las habilidades más demandadas en los próximos años.

¿Cómo podemos impulsar la creatividad?

La creatividad digital en las empresas se puede fortalecer principalmente debido a la cultura que se encuentra dentro de una empresa, lo que denominamos una cultura de innovación. Debe fomentarse la creatividad y el pensamiento creativo; incluso si se producen errores, los empleados deben estar suficientemente motivados y con las herramientas necesarias para seguir aplicando su enfoque creativo. Es completamente necesaria la inspiración para llegar a fomentar una mentalidad creativa.Sin embargo, tenemos ante nosotros un habilitador más específico para la creatividad y la transformación digital, específicamente la experimentación rápida. Las empresas deben cambiar sus supuestos estratégicos que vienen aplicando hasta ahora por los que se aplican en la era digital.

Nos referimos a poder tomar decisiones basadas en pruebas y validaciones de hipótesis más que en la intuición y en proyecciones a largo plazo sin conocer de forma certera cómo nuestro nuevo producto o servicio se va a comportar en el mercado. Debemos considerar que las validaciones de hipótesis se pueden realizar de una manera rápida, con coste ínfimo y de forma fácil, en lugar de verlo como un proceso tedioso, costoso y lento, realizando experimentos constantemente por todos y no solo por expertos con poca frecuencia. Debemos enfocarnos en productos mínimos viables e iteraciones una vez el producto o servicio ha sido lanzado al mercado en lugar de solo enfocarnos en el producto ‘terminado’.

Es importante que, como compañías, podamos promover la creatividad creando un ambiente de trabajo donde el esfuerzo y el fracaso sean respetados y no castigados. Se necesitan empleados valientes y con la mente abierta para proponer nuevas ideas y presentarlas a sus superiores de forma sencilla, habilitando mecanismos o herramientas que promuevan su uso.

El respeto es muy importante incluso cuando una idea no parece ser grandiosa. Los empleados deben sentirse motivados para encontrar otra idea o mejorar la existente. En los casos en los que los empleados son castigados por intentos fallidos (ideas), el efecto es una disminución en la motivación que resulta en una menor creatividad e incluso una dejadez en la aportación de nuevas ideas.

Las nuevas tecnologías exponenciales están construyendo puentes entre personas con perfiles y aptitudes heterogéneas. Además, son el valor clave que nos permite no sólo ayudar a los negocios, sino revolucionar las compañías y crear generar nuevos y rentables modelos de negocio. No podemos obviarlas en nuestro proceso creativo, es de vital importancia conocerlas, estar al tanto de nuevas tecnologías emergentes y su aplicación de forma que puedan servirnos como inspiración y motor para su aplicación.

Como hemos comentado, es imprescindible fomentar la creatividad en las empresas para ayudar a los empleados a proponer nuevas ideas, mejoras y soluciones a los problemas actuales. Existe un creciente interés en el proceso creativo por parte de personas y empresas, debido a que la economía está cambiando hacia una nueva era completamente digital donde las nuevas empresas digitales y las nuevas empresas están en pleno auge. Todos los días se está pensando cómo hacer nuestra vida más sencilla, y esto continuará en los próximos años. Esta era se centra en hacer la vida de las personas más fácil y conveniente.

Artículo escrito por Javier Martín, Cloud Development Lead & Digital Advisor en Techedge España.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales