Confianza y organización para gestionar equipos en remoto

La pandemia de la Covid-19 ha acelerado la transformación digital y cultural de las empresas. La implantación del teletrabajo, entre otras medidas, ha sido clave para asegurar la continuidad de la actividad empresarial y para cuidar el talento. La nueva realidad laboral que estamos viviendo, flexible, dinámica y digital, está generando multitud de desafíos en la coordinación de equipos de trabajo en remoto.

El reto, sobre todo, recae en los nuevos líderes que, ante la integración de las tecnologías disruptivas y el cambio cultural, deben adaptarse rápidamente, innovar y hacer frente a las adversidades para tener éxito. A continuación, detallamos las claves:

  • Asegurar el equipamiento y aplicaciones informáticas para el talento: Es fundamental que las empresas tengan habilitados los sistemas y protecciones informáticas necesarias para garantizar la seguridad del trabajo en remoto (ciberseguridad). Por otro lado, el talento debe disponer de equipamiento informático para teletrabajar y continuar su actividad de forma natural. Además del propio hardware, existen varias aplicaciones y herramientas que permiten ser más productivos, eficientes y gestionar de forma ágil todos los procesos de trabajo. Esto implica una mejora en el rendimiento del trabajo y la calidad de éste. Además de facilitar el equipamiento y aplicaciones informáticas, es clave darles formación para consolidar los conocimientos. Si desconocemos las herramientas, es posible que generen rechazo. La idea es hacer de la tecnología nuestra aliada.
  • La organización en el trabajo: La organización es uno de los mayores desafíos ante el nuevo panorama digital. La presencialidad elimina cualquier barrera y permite una comunicación directa entre el equipo, lo que conlleva mejoras en la gestión y la transmisión de información es más fácil. Por ello, si trabajamos en remoto, es fundamental planificar y organizar el equipo para que todo esté alineado. Cada miembro debe conocer qué hacer y cómo debe hacerlo.
  • La comunicación, un aspecto esencial: Las personas, tras el confinamiento, han tenido que coordinarse de manera efectiva y la comunicación bidireccional, empática y personal, ha sido la clave del éxito. Optimizar las vías de comunicación estrechará los lazos de los miembros del equipo y puede generar sentimiento de pertenencia, el cual es clave porque no solo impacta positivamente las relaciones, el trabajo en equipo y el clima laboral, sino que contribuye a la motivación, el compromiso, el desempeño y la fidelización de las personas.
  • La confianza es la base: Otra cuestión importante es tener confianza en el equipo y transmitirla. Hay que conseguir involucrar y empoderar al talento para que puedan crecer como profesionales. El trabajo en remoto no debe generar desconfianza o implicar una bajada de rendimiento, de hecho, es todo lo contrario. Hay que dejar espacio, confiar y ser flexibles para impulsar la creatividad y motivación de nuestros equipos y, ello, se traducirá en la consecución de los objetivos marcados.

Nilton Navarro, Social Media Manager & Content de InfoJobs.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales