WhatsApp, ¿herramienta de comunicación interna o distracción?

Cristina Fragua8 agosto 20164min

WhatsApp es actualmente la herramienta más utilizada de mensajería instantánea. Con más de 800 millones de usuarios, la aplicación se impone como medio para comunicarse, no solo en el plano personal sino también en el profesional, en el propio seno de las empresas.

whatsApp
Hay que conocer los límites y aplicarlos.
  • Comunica logros y éxitos de manera instantánea. La ventaja principal de esta aplicación es la comunicación a tiempo real. Las empresas han optado por utilizar este medio como un canal de comunicación más. WhatsApp permite una comunicación informal, rápida y directa. Lo normal es que las empresas comuniquen sus éxitos mediante el envío de un emailing, lo que retrasa mucho la recepción de la noticia perdiendo ésta su fuerza.
  • Distracción, estrés, bajo rendimiento… Los estudios muestran que el 32% de los usuarios consulta la aplicación cada cuarto de hora, lo que es una distracción para el empleado que repercute en su rendimiento. Esta situación también puede generar estrés tanto por la cantidad de mensajes como por el trabajo que se deja sin acabar.
  • Menos correos y reuniones. Gracias a aplicaciones como WhatsApp o Slack, ambas de mensaje instantánea, se reduce el uso de correo un 48% y el número de reuniones disminuye hasta el 25%. Donde se perdían 30 horas mensuales en salidas a por café, charlar o atender el teléfono, se gastan 12 horas mensuales en consultar Facebook, Twitter, Instagram…
  • Potente canal de brainstorming. Muchos usuarios destacan la facilidad que la app brinda a la hora de crear un brainstorming remoto. Resulta útil para mandar ideas aleatorias y en cualquier momento. Ideas que, posteriormente, los equipos podrán debatir face to face. Este uso está recomendado para entornos creativos, directivos, agencias de publicidad…
  • Grupos de WhatsApp. Aunque los grupos pueden ser útiles a la hora de comunicar un mismo mensaje a muchas personas, resulta muy estresante contestar a todos ellos y leer los mensajes enviados por el resto de miembros. Finalmente los grupos de se terminan utilizando para lo que no son, por eso al crear uno debe ser riguroso y especificar el motivo del grupo.
  • Derecho a la intimidad y privacidad. Como la mayoría de las redes sociales y app la polémica de la privacidad y seguridad de datos está a la orden del día. Las restricciones de WhatsApp ha de especificarlas cada uno de lo contrario tu foto de perfil, hora de conexión, estados… serían visibles para todo el mundo, incluso para tus compañeros de trabajo. Como con todo, es recomendable un uso corresponsable. No se debe permitir que un superior escriba a las 12 de la noche, mientras que tu jornada laboral finalizó hace 5 horas. Hay que conocer los límites y aplicarlos.

Fuente: Focus.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales