Detalles: 

Maite Sáenz31 octubre 20145min

Compartir:

Tres tipos de líderes y sus circunstancias

 

“Yo soy yo… y mis circunstancias”. Ortega y Gasset debía estar pensando especialmente en los líderes cuando pronunció esta famosa frase, tanto en los políticos (“engendrados” al albur del entorno histórico, económico y social de turno) como en los directivos, a quienes el entorno, la dimensión de la organización y su situación económica imprimen carácter. Con esta perspectiva podemos encontrarnos con los tres tipos de líderes que describen desde Infova:

– El líder qué: También conocido como el líder finalista, hace lo que haga falta para alcanzar sus metas. Muy trabajador, no se despista con facilidad de su propósito y es capaz de tomar decisiones que para otros serían difíciles y dolorosas.  En contraposición a estas cualidades, el “líder qué” está más comprometido con el objetivo que con las personas que tiene a su cargo, por lo que puede resultar duro y cruel, ya que su convencimiento es que el fin justifica los medios, incluso si para ello tiene que utilizar la manipulación o la mentira, hasta tal punto que la ética o la moral pueden parecerle una debilidad.

El director general de Infova, Gonzalo Martínez de Miguel, explica en su libro “Huellas de Gigantes”, que la política es un área en la que más podemos encontrar este tipo de liderazgo, puesto quienes la ejercen tienden a sentirse en el poder de la verdad y tienen un sentido excluyente de la sociedad. El mundo ha conocido muchos “líderes qué”, que han marcado nuestra historia, Napoleón Bonaparte, Adolf Hitler o Winston Churchill son algunos de ellos.

– El líder cómo: Frecuentemente admirado por su bondad, también podemos conocerle como el líder dignificador o humanista. Su principal característica es su generosidad y la férrea defensa de los suyos. Evita los conflictos, hace de la verdad un valor y no permite la manipulación ni el engaño, hasta el punto de llegar a entender el punto de vista de sus adversarios. En contraposición a estos valores destacamos que el “líder cómo” rara vez triunfa en sus objetivos, sobre todo si tiene enfrente a personas más bravas o con menos escrúpulos.

Este tipo de liderazgo está en decadencia, puesto que en el mundo empresarial y político de hoy el “líder cómo” se percibe como demasiado blando con las personas. Además suele ser una figura que podemos encontrar más en épocas de abundancia que en tiempos de crisis, en los que las organizaciones necesitan líderes más firmes. Algunos ejemplos de “líder cómo” que nos ha dejado la historia serían Salvador Allende o Mikhaíl Gorbachev, que decidieron tomar decisiones que consideraban más justas aunque por ello pusieran fin a sus carreras.

– El líder total: Consigue sus objetivos defendiendo el bien mayor. Son sólidos y maduros y cuidan a las personas que tienen a su cargo, aunque persiguen con tenacidad sus planes. El líder total tiene los atributos del líder cómo, pero es menos paternalista, y no sienten tener el destino de empleados o sus congéneres en sus manos. Además, saben que pueden ser firmes, pero sin ser agresivos.

Este sin duda es el liderazgo más efectivo y su figura ha ido apareciendo en nuestra historia a medida que la autoconciencia del ser humano se ha ido desarrollando, hasta el punto que en la actualidad, cuando todos hemos dado por hecha la democratización del liderazgo, no parece aceptado otro tipo de líder que no sea “el total”.

Como ejemplo se pueden destacar en el mundo de la política a Nelson Mandela o Abraham Lincoln, en el mundo del deporte al seleccionador Vicente del Bosque, y a Bill Gates en el mundo de los negocios.

Por último, Gonzalo Martínez de Miguel explica que, aunque no hay un perfil de liderazgo que  sea válido para cualquier situación, si es cierto que todos los líderes que basen sus mandatos en la fuerza encontrarán un contrapoder que acabará tarde o temprano con su mandato, mientras que el apoyado en la autoridad personal, la confianza con su equipo y la proyección de su ejemplo perdurará más tiempo en el poder y además será más efectivo a la hora de conseguir sus objetivos.

 

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.