Recursos humanos, el vehículo para alcanzar el éxito en la metodología ágil

Redacción18 junio 20215min

La metodología agile es mucho más que una forma de organización para el desarrollo de proyectos, es una filosofía que supone una manera distinta de trabajar y organizarse. La implementación de esta metodología supone dividir en pequeñas partes el proyecto a abordar y estas, a su vez, tienen que completarse y entregarse en un periodo corto de tiempo, logrando dar respuesta a las necesidades de los clientes cuyas prioridades cambian a una velocidad cada vez mayor.

Resulta interesante cuestionarse por qué las transformaciones ágiles son tan difíciles de establecer en las organizaciones, ya que según el BACómetro sobre adopción Agile en España, la adopción de esta metodología más allá del ámbito de TI, supondría cambios tangibles en la forma de trabajar de las empresas, destacando la velocidad de entrega, la mejora de relación del equipo y la adaptación continua a las necesidades de los clientes.

Desde muchos ámbitos ha ido calando la idea de que la complejidad de la implementación de la metodología agile reside en la mentalidad, en el cambio cultural necesario por parte del trabajador y de la empresa para ejecutarla. La dificultad radica en cómo desarrollar, mejorar y preparar la mentalidad para operar con prácticas ágiles. En este sentido, el departamento de recursos humanos de las empresas debe facilitar la transición hacia el cambio.

A pesar de los beneficios de utilizar la metodología ágil, la mayoría de los trabajadores que desarrollan su labor en entornos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos (los denominados entornos VUCA), siguen enfrentándose a ellos de la misma forma, es decir, con más control, más estructura, más restricciones y más planificación, haciendo que la adopción de esta metodología sea menos efectiva de lo que cabría esperar. Esto es debido a que en los entornos laborales es habitual adoptar un enfoque de predecir y planificar, que tiene origen en el contexto de las organizaciones modernas de Frederick Taylor, hace más 100 años.

El diferenciador clave para la verdadera penetración de las metodologías agile en las empresas es el cambio de esa mentalidad predictiva y planificada a la mentalidad “Sense-and-Respond”, por la que una vez interiorizados un rango de datos, actuamos acorde a los  acontecimientos. Pero esta transición no es sencilla ya que, según el último informe State of Agile, el principal problema de la adopción de la metodología Agile es la resistencia generalizada al cambio por parte de las empresas (48%). Para derribarla, los departamentos de recursos humanos de las empresas son el vehículo que debe conducirnos al éxito.

En el avance hacia ese cambio de mentalidad, las áreas de personas de las empresas deberán potenciar el aprendizaje, pero sobre todo la evolución del propio individuo.  El aprendizaje de nuevas habilidades para la implementación de la metodología agile resulta de gran importancia, ya que será útil para aplicar nuevas técnicas en nuevos  marcos de trabajo. Dichas prácticas requieren y demandan una evolución en la conciencia del líder, del practicante agile, de la persona, para que pueda operar con una mentalidad adecuada (Sense-and-Respond), y para ello deberá potenciarse la evolución de la propia persona y su mentalidad. Esta evolución nos ayudará a hacer crecer la complejidad interna, la forma en la que los empleados ven y dan  sentido a las situaciones que se enfrentan.

En síntesis, la adopción de la metodología agile requiere un cambio profundo, no solo en la organización y filosofía de la empresa, sino también en la propia mentalidad del trabajador. Dicho cambio deberá estar liderado por el departamento de recursos humanos, que deberá aportar las herramientas necesarias para la adopción integral de dicha metodología y, por tanto, para la optimización del funcionamiento de la empresa, así como para el crecimiento personal y profesional del empleado, para asegurar una incorporación de esta metodología a su forma de trabajar.

Artículo escrito por William Guevara, Head of Agile, Culture & Workplace Line of Business Manager en atSistemas.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales