La confianza en emprender desciende en España

emprendedor

Desde el inicio de la crisis, el emprendimiento ha sido una vía de escape para encontrar trabajo, pero, por primera vez desde 2007, la confianza en el autoempleo se ha resentido. Y es que en el último año tan sólo el 62% de los españoles tiene una actitud positiva cuando piensa en emprender; es decir, un 7% menos que en 2015.

Estos son los principales datos que revela la séptima edición del Estudio Global de Emprendimiento Amway, donde han colaborado la Escuela de Negocios de la Universidad Técnica de Múnich y la empresa de estudios de mercado Gfk.

Otro dato que refleja esta pérdida de confianza en el autoempleo es que un 34% de los españoles se ve montando su propio negocio, un 3% menos que en 2015.

En cuanto a grupos poblacionales, las mujeres (55%) y los mayores de 50 años (48%) son los que más caída han experimentado en la actitud positiva a la hora de emprender al descender un 13% y 12%, respectivamente, con respecto a 2015. De igual manera, son también los que presentan un mayor descenso en el potencial (29% mujeres vs. 34% en 2015; y 16% mayores de 50 años vs. 25% en 2015). Por otro lado, aunque un 74% de los jóvenes menores de 35 años poseen una actitud positiva frente al emprendimiento (-7% respecto al 2015), la mitad de ellos se ve capaz de crear su propio negocio (51%), lo que hace de este grupo el único que presenta un incremento, en concreto de 5 puntos porcentuales, respecto a la edición anterior.

A nivel mundial y europeo, el estudio muestra claramente una contra tendencia, ya que tanto la actitud positiva como el potencial emprendedor crece en esta séptima edición. El 77% de los encuestados a nivel mundial afirman poseer una actitud positiva hacia el emprendimiento (+2%), mientras que a nivel europeo se refleja un comportamiento similar, pasando de un 72% en 2015 a un 74% en 2016. Respecto al potencial emprendedor, la media de los países encuestados a nivel mundial se sitúa en el 43%, el mismo porcentaje registrado el año pasado, mientras que en Europa aumenta un punto porcentual, hasta el 39%.

A tenor de los datos, cabe preguntarse por qué los españoles han perdido la confianza en el autoempleo en el último año respecto al comportamiento opuesto en Europa y en el mundo. Según el análisis de Ana María Romero, Vicedecana de Gestión Económica y Relaciones Institucionales de la Facultad de Comercio y Turismo de la Universidad Complutense y miembro del Consejo Académico del Estudio Global de Emprendimiento Amway: “Desde 2008, el emprendimiento por necesidad aumentó considerablemente como respuesta a la crisis financiera y económica. Sin embargo, la disminución de los niveles de desempleo en los últimos años y el aumento del PIB hasta el 3,2% en 2015 – cifra no vista desde antes de la crisis – pueden ser algunos de los factores que expliquen esta caída del espíritu emprendedor en España. Además, otro elemento importante a tener en cuenta el año pasado, fue la inestabilidad política, donde los más de 300 días sin gobierno hicieron de España un país menos favorable al emprendimiento. La incertidumbre debilita la actitud y el potencial emprendedor, tanto para la oportunidad como para la necesidad empresarial”.

UN FUTURO INCIERTO PARA EL EMPRENDIMIENTO EN ESPAÑA

Ante la pregunta sobre la proporción en la que el número de emprendedores evolucionará en los próximos 5 años en España, el 30% afirma que cree que habrá un número mayor de emprendedores, el 27% considera que el número de emprendedores será igual al actual y el 31% cree que decrecerá. Por lo tanto, los encuestados españoles muestran una tendencia difusa en torno al futuro del autoempleo.

Por otro lado, en el mundo y en Europa, los encuestados consideran que la evolución del emprendimiento será más positiva en los próximos cinco ejercicios (39% mundo, 35% en Europa), que la media nacional.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales