La “gamificación”: el salvavidas de las empresas

Redacción7 abril 20227min

por Nouri Zouaghi, director de Desarrollo de Negocio y encargado de Expansión de MobieTrain.

En estos últimos meses hemos podido observar la aparición creciente de la “gamificación”. Un concepto más o menos novedoso, que tras la pandemia está en auge en numerosos sectores. La razón de esta fama está estrechamente ligada a los inmensos beneficios que este formato de aprendizaje a través del juego ofrece a las empresas. Efectivamente, gracias a esta técnica, el compromiso, la motivación y el rendimiento de los empleados se ven altamente incrementados, más allá de las barreras del tiempo, distancia y coste.

La razón detrás de esto es que este método se basa en las recompensas intrínsecas; es decir, que con cada etapa los usuarios ganan puntos e insignias que les permiten clasificarse en un ranking. Esta técnica se utiliza para fomentar la motivación, ya que se ha demostrado que los puntos y las insignias resultan estimulantes y las clasificaciones generan competitividad.

La “gamificación” anima a los trabajadores/jugadores a pasar los diferentes niveles de dificultad, les motiva emocionalmente a alcanzar su mejor puntuación, pero también divide los grandes objetivos en retos más pequeños y asumibles para que la información se retenga más fácilmente.

Los métodos tradicionales, caducados

Además, los resultados demuestran que los métodos de formación tradicional ya no se adaptan a las necesidades actuales. En un entorno donde el trabajo ha evolucionado rápidamente hacia la transformación digital, se espera que los profesionales implementen inmediatamente lo aprendido. Y que transfieran además dichos conocimientos a sus compañeros. Esto quiere decir que las empresas ya no pueden dedicar 3 o 4 meses a la creación y organización de formaciones. En esa línea, según el estudio Learning Benchmark 2021, el 58% de las empresas afirma tener muy poco tiempo para organizar la formación; mientras que casi un tercio (29,3%) confiesa no saber decir qué tipo de formación sería la más adecuada para su empresa.

Por parte de los empleados, aunque un 41% considera que necesita algún tipo de formación para adaptarse a los numerosos cambios, es importante tener en mente que tampoco pueden dedicar horas o semanas, fuera del día a día de su trabajo, para acudir a un aula o una formación específica en otra región. De hecho, hemos podido observar que las formaciones largas disminuyen la productividad y la motivación, reducen las horas de trabajo, aumentan el gasto presupuestario y no garantizan además la comprensión del tema tratado.

No obstante, tras la pandemia, las necesidades crecientes, así como el bienestar de los profesionales, han conseguido ocupar una posición fundamental en la mente de las empresas. De hecho, el 64% de ellas afirma que en 2022 la formación interna está teniendo una alta prioridad en su estrategia de RRHH, y que, para adaptarla a los desafíos del puesto de trabajo moderno, darán el salto hacia la transformación digital, mediante la «gamificación» y el aprendizaje móvil.

Futuro prometedor

En esta línea, según un estudio elaborado por Markets and Markets, acerca de la evolución de la «gamificación» en las grandes industrias durante los próximos años (2021-2025), los datos demuestran que el futuro de este sistema de aprendizaje a través del juego es muy prometedor, ya que contará a nivel global con un crecimiento que irá desde los 9.100 millones de dólares actuales, a los 30.700 millones de dólares en 2025; es decir, un 44,7% más.

Estamos viendo ya como muchas industrias están apostando por esta metodología para ayudar, por ejemplo, a las nuevas incorporaciones con el onboarding, en el apoyo a los profesionales a la hora de implementar programas de transformación digital; e incluso, para acompañar a los empleados tras un cambio cultural –por ejemplo, con un branding nuevo–.

En otras palabras, la “gamificación” permite orientar el desarrollo de los procesos de negocio hacia el buen camino, así como cuidar el bienestar y la motivación de los empleados. Pero eso no es todo: como el compromiso, la motivación y el rendimiento de los empleados se ven altamente incrementados, esto tiene un efecto directo sobre el negocio de la empresa.

Un ejemplo práctico

Un ejemplo para ilustrar esto podría ser una empresa líder mundial en calzado para exteriores con múltiples tiendas físicas. Como muchos directivos, el responsable de la plantilla estaba especialmente preocupado por el impacto que iba a tener la crisis sanitaria de la Covid y el cierre de las tiendas en la salud mental y motivación de sus equipos. Para tratar de minimizarlo, tras valorar los beneficios de la “gamificación”, decidió invertir en formar a sus profesionales de manera digital en aspectos como la experiencia del cliente, los indicadores clave de rendimiento y los procedimientos omnicanal.

Como resultado, la compañía experimentó un aumento de la conversión del 70%, lo que compensó el descenso de la afluencia de público en tienda, que había sido del 40%. Es decir que la transformación digital, estimada originariamente en dos años, se completó en solo seis meses. Gracias a esto, el establecimiento ha dejado de ser un mero punto de venta para convertirse en un centro con diferentes funcionalidades: un centro logístico, una sala de exposición de marcas y productos, un centro de servicio posventa tanto para las ventas físicas como electrónicas, ventas virtuales, etcétera.

En definitiva, en este panorama tan cambiante, el bienestar y las habilidades de los profesionales tienen que formar parte de las prioridades de las empresas, ya que ello repercute directamente en el negocio. Así, la tecnología se ha convertido en un aspecto fundamental para seguir el ritmo del proceso de actualización, de motivación y de mejora constante que necesitan los empleados de las empresas para adaptarse a la situación actual.

Imagen: 123RF


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales