Para los que no buscan ser perfectos

Cristina Fragua11 febrero 20152min

¿Por qué creemos que la media naranja es el amor verdadero? ¿Por qué pensamos que encontrarla nos hará más felices? Las pequeñas diferencias son las que nos dan alegría y rompen la rutina de nuestro día a día. No es necesario coincidir en todos los aspectos con una persona y tampoco tenemos que intentar que así sea. Todos somos especiales y perfectos dentro de nuestras rarezas que, de alguna manera, deben ser aceptadas por el resto.

Para los coaches, terapeutas y psicólogos este vídeo recuerda a la aceptación de la distinción. Aceptamos a alguien cuando vemos a la otra persona como legítima en sí misma. Si yo pienso que mi forma de ver las cosas es la única actuaré como juez todopoderoso poniéndome encima y menospreciando la opinión del resto.

En realidad, no hay necesidad de infravalorar a los que piensen o actúen de manera distinta a la nuestra, la aceptación permite construir relaciones desde la desigualdad y la confianza.

Aceptamos la mirada que tiene nuestro coache cuando no juzgamos su forma de ver el mundo, cuando no ponemos en tela de juicio sus objetivos y sus retos. En definitiva, cuando aceptamos sus tiempos para crecer y desarrollarse.

Sección elaborada con la colaboración de:

estimulando

 

Entradas relacionadas


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales