El 78% de los empleados sufre estrés por sobrecarga de trabajo

Redacción16 noviembre 20174min

El 78% de los trabajadores sufre altos niveles de estrés derivados de la importante sobrecarga de trabajo que soportan en el desempeño de sus funciones, según datos de Feel good in Companies.

Dificultades para dormir, dolores de cabeza, de espalda, problemas de piel, desórdenes digestivos, agotamiento, depresión y trastornos cardiovasculares son los principales problemas asociados a sufrir mucha tensión en el trabajo durante periodos de tiempo prolongados.

“El acelerado ritmo de vida actual nos lleva a olvidarnos de nosotros mismos. Una dieta pobre, la falta de ejercicio, la pérdida de la conciliación entre la vida personal, social y profesional, la desconexión total con los ritmos de la naturaleza, poco descanso, etc., nos conduce a un desequilibrio general que repercute a nivel físico y mental, dando lugar a la infelicidad”, asegura Jean-Luc Riehm, fundador de Feel Good in Companies y director del Instituto Internacional de Qi Gong. “Nos empeñamos en llenar nuestra vida de actividades, unas impuestas, como las maratonianas jornadas laborales, y otras elegidas por nosotros mismos, como mantener una vida social muy activa o actualizar permanentemente nuestras redes sociales, pero en realidad nos encontramos vacíos, no dedicamos tiempo a conectar con nosotros mismos y eso se traduce en una inexistente vida interior”.

Las empresas destinan una buena parte de su presupuesto a cubrir las bajas laborales de empleados que se han visto obligados a dejar su puesto por problemas derivados del estrés. La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo estima que este problema tiene un coste para las compañías de 136.000 millones de euros al año solo en Europa. Para evitar ese sobrecoste es fundamental trabajar en la prevención. Una política de salud activa puede ahorrarle a la empresa muchos quebraderos de cabeza futuros.

“La instauración de políticas de salud activa evita muchos problemas a la empresa en el largo plazo, ya que aportan a los trabajadores herramientas prácticas para reforzar su salud física y emocional, aprender a gestionar emociones, generar un clima laboral más agradable, reforzar los vínculos entre los trabajadores y contribuir a crear más felicidad en el lugar de trabajo, lo que se traduce en la consecución de objetivos y tareas con menos esfuerzo”, explica Jean-Luc Riehm.

La práctica regular del Qi Gong actúa de forma positiva la salud del trabajador a nivel físico, mental y espiritual. El trabajador es la clave de la empresa, su bienestar personal afecta al colectivo al igual que el bienestar colectivo de la empresa beneficia al bienestar del trabajador.

Jean–Luc Riehm ha constatado que las personas en cuyas empresas se han instaurado estas políticas de salud han visto disminuir sus trastornos físicos (tensiones musculares, dolores de espalda y cabeza, trastornos oculares y cutáneos, etc.), sus problemas de sueño, accidentes laborales y el tiempo de convalecencias se ha visto disminuido durante las bajas. Por su parte, las empresas ven aumentados sus niveles de productividad e innovación a la vez que mejoran el ambiente del trabajo y las relaciones entre los empleados.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales