España entre los países con más ventajas fiscales para nuevos residentes

stacked coins on a chess board.
El informe de BDO revela que, con independencia de los distintos sistemas fiscales, la mayoría de países ofrecen ventajas atractivas y son favorables en distintas circunstancias.

BDO, una de las mayores organizaciones globales de servicios profesionales, ha elaborado una nueva edición de su informe bianual Oportunidades globales de movilidad fiscal (Global opportunities report for relocation), en el que se comparan distintos regímenes fiscales existentes alrededor del mundo, al objeto de facilitar la toma de decisiones en casos de cambio de residencia de personas físicas con patrimonios significativos.

La movilidad internacional viene condicionada por diferentes factores como el clima, la educación, las oportunidades de negocio e inversión y las razones familiares, junto a otras cuestiones como el desplazamiento internacional, cuestiones financieras o de estilo de vida. Pero, por encima de todo y como factor común a todas las decisiones, prevalece un factor: la fiscalidad.

La fiscalidad es un concepto global, pero se identifica el interés entre los diferentes gobiernos por atraer inversiones y residentes extranjeros cualificados a sus países, en gran parte a través de la fiscalidad, ya sea directamente enfocada a personas físicas, o bien para la atracción de nuevos negocios que estos puedan crear.

España no se ha quedado atrás, siendo tradicionalmente uno de los destinos favoritos para residentes británicos y escandinavos. Al margen de que la carga fiscal es relativamente alta para residentes, España ofrece una serie de ventajas fiscales para nuevos residentes que normalmente se desconocen. El régimen especial de desplazados, conocido como Ley Beckham, vigente en España desde 2004, ofrece incentivos fiscales a residentes en España que cumplen determinados requisitos.

Para David Sardá, socio del área Fiscal de BDO: “Al margen de la fiscalidad corporativa, donde vemos una mayor convergencia y colaboración en materia tributaria (como sucede con el proyecto BEPS o la potencial tasa a los servicios digitales), los gobiernos siguen utilizando la fiscalidad individual para atraer a directivos cualificados, grandes patrimonios o inversiones a los respectivos países”.

Europa también ha sido en las últimas décadas, el continente que más capital atrae de todas las partes del mundo. Incentivos fiscales para empresas en países como Irlanda u Holanda, o regímenes fiscales atractivos para personas físicas como los existentes en Suiza, España, Portugal o Reino Unido, la alta capacitación de los trabajadores y unas infraestructuras sofisticadas han contribuido enormemente a este atractivo.

De acuerdo con el informe de BDO, en comparación con otros continentes, Europa ofrece, además, un sistema sanitario y educativo de gran calidad y de fácil acceso.

Países con altos impuestos como Canadá o Estados Unidos, por ejemplo, podrán seguir atrayendo inversión gracias a las oportunidades económicas, en comparación con países como
Hong Kong y Singapur, que se caracterizan por su baja carga fiscal, sistemas fiscales sencillos y buena calidad de vida. Australia y Nueva Zelanda destacan porque, a pesar de sus altos impuestos, ofrecen un sistema educativo de alta calidad y unas buenas condiciones medioambientales, de clima y estilo de vida que los hacen altamente atractivos, especialmente en los años de jubilación.

David Sardá, socio del área Fiscal de BDO, afirma: “Cuando se cambia de residencia, hay factores personales y preferencias que influyen en la decisión sobre el destino final. De todos modos, a nivel global hemos visto cómo las distintas normativas y los cambios legislativos han provocado un mayor flujo de desplazamientos y de inversiones, en gran medida por razones fiscales”.

Y añade: “Vivimos en una sociedad global y móvil, y es importante que las personas físicas que disponen de un patrimonio significativo, consideren las implicaciones fiscales para evitar situaciones no esperadas sobre su patrimonio. Se dan casos de doble residencia, negocios internacionales, intereses familiares o personas que residen en más de un país, lo que implica una complejidad en el entendimiento de la fiscalidad local y es recomendable un enfoque a largo plazo para preservar el patrimonio, y también asegurarse de que se cumple con los requerimientos tributarios de cada país”.

Con una comparativa fiscal de más de 40 jurisdicciones, entre las que se incluyen aquellas más populares para vivir, el informe interactivo de BDO Global opportunities report for relocation, ofrece un análisis país por país, sobre los diferentes aspectos fiscales a tener en cuenta en materia de residencia. El informe ofrece una visión general de las características de cada país y región y un mapa en el que a través de diferentes colores se puede identificar aquellas zonas del mundo con más o menos ventajas fiscales, y otros aspectos relevantes a la hora de elegir el lugar en el que residir.

Además, el informe de BDO analiza las diferentes ventajas y consideraciones, atendiendo a colectivos como pensionistas, emprendedores y altos ejecutivos, a la hora de establecerse o residir en otro país.

BDO cuenta con un área de asesoramiento fiscal específico para private clients: personas físicas, familias, emprendedores, y/o family offices, de cara a estructurar todas estas cuestiones a nivel local e internacionales, al objeto de garantizar el cumplimiento de cada normativa y siempre con un enfoque de eficiencia fiscal.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.