Tendremos que compaginar actividad presencial y teletrabajo durante 2020 y 2021

Concepción Martín Bustamante, doctora, especialista en Medicina del Trabajo y presidenta de AESPLA, Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral, ha comenzado este encuentro digital afirmando que la pandemia por Covid-19 ha colocado a las personas realmente en el centro de las organizaciones.

En su opinión, hay tres elementos claves para que una organización se convierta en “una empresa segura COVID”: liderazgo, adaptación y rapidez. “En cualquier crisis, los líderes tienen dos responsabilidades: resolver el problema y evitar que se repita”. En este sentido, reclama que las organizaciones pongan las medidas oportunas sin esperar a que aparezca los primeros síntomas.

“Necesitamos en primer lugar el conocimiento. Igualmente importante es -según esta especialista en Medicina del Trabajo – evaluar la exposición al riesgo, hacer la planificación adecuada, realizar la implantación necesaria y a ser posible certificarse.

En la parte de estrategia, es fundamental el papel del Comité de Dirección, y es imprescindible, en su opinión, que esté liderado por RR.HH. y vaya de la mano del Servicio de Prevención. “Y siempre, como en todos los temas de Salud, hay que contar con la participación de la plantilla o la representación de la mayoría de los trabajadores”, señala.

Según Concepción Martín Bustamante, es fundamental asimismo definir un plan de actividad para establecer las actividades prioritarias y cómo realizarlas adecuadas a cada fase marcada por el Gobierno.

Es el momento, indica, de que los líderes sean valientes y vean cuáles son realmente las actividades esenciales, es decir, las que son imprescindibles hacer de manera presencial para mantener la actividad, y cuáles son las prioritarias, aquellas que realizadas en el lugar de trabajo o en equipo aumentan el valor. “Y en los demás casos, mantener el teletrabajo”, añade.

El segundo punto clave en la estrategia de la empresa es analizar el impacto si hay un caso de contagio en la empresa; analizarlo en términos de reputación, marca y pérdida de valor, y de compromiso para aislarlo e identificar los contactos.

El Plan de Actuación para la reincorporación pos-Covid-19 garantizará la salud y seguridad, y contempla 3 fases: preparación de la desescalada, con la definición de actividades, las medidas a adoptar y la sensibilización; la fase de inicio parcial de actividades (desinfección y limpieza; ejecución de actividades esenciales y prioritarias…) y la fase intermedia, con la incorporación de los equipos esenciales y de especial valor, con excepciones de trabajadores vulnerables o trabajadores que tengan que cuidar de niños o personas dependientes.

Concepción Martín Bustamante recomienda la jornada presencial parcial para todos los profesionales que acudan a trabajar presencialmente, y también establecer turnos de trabajo presenciales o mantener grupos de trabajo estables, “pues esto favorece la trazabilidad en caso de contagio”.

En este sentido, recuerda que el mayor riesgo ocurre cuando se da la concurrencia de las “tres Cs”: espacios cerrados, concentración de muchas personas juntas y los contactos muy estrechos.

En su opinión, “vamos a tener que estar preparados para compaginar actividad presencial y en teletrabajo durante 2020 y 2021. “Tenemos que tener listos los recursos materiales y personales y el apoyo”, afirma. Apoyo sobre la formación en herramientas digitales, apoyo para la gestión del miedo y el duelo, atención al bienestar emocional del empleado y su entorno…

Para la presidenta de Aespla, también es fundamental la sensibilización, es decir, educar en la responsabilidad y el autocuidado, empezando por dar información y formación a la plantilla sobre qué es el virus y cómo se transmite y sobre qué es la enfermedad.

En este encuentro, Concepción Martín Bustamante ha repasado también los protocolos de limpieza; las medidas técnicas de distanciamiento interpersonal y señalización; las medidas de prevención del riesgo de difusión de contaminación, “empezando por la responsabilidad de quedarnos en casa si no nos encontramos bien”; las medidas de actuación ante la sospecha o activación de un posible caso y medidas para trabajadores que realicen actividades fuera de la empresa.

Respecto a las personas de riesgo, en su opinión, la clave es pensar cuál es el puesto crítico y si en ese puesto hay personas de riesgo. Los líderes tienen mucho que decir también en aspectos como la flexibilización de horarios. “Una buena recomendación es establecer la asistencia a la oficina según las plazas de garaje, por ejemplo”. En este sentido, nos recuerda que uno de los mayores problemas que tuvimos al inicio del estado de alarma fue que el transporte publico no estaba dimensionado para los dos metros de distancia, “cuando todavía además no teníamos mascarillas”.

“Diálogos Generacionales en tiempos del Covid-19” es una iniciativa del Observatorio Generación & Talento que nace con el objetivo de apoyar a las empresas para compartir conocimiento, iniciativas y experiencias que ayuden a las empresa a gestionar personas y potenciar la seguridad y salud de sus personas en estos tiempos de crisis.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales