Tendiendo puentes de futuro para las compañías

Que el éxito y el crecimiento de una empresa se debe, en buen parte, a las personas que componen los equipos es bien sabido por parte de las compañías y sus gestores de Recursos Humanos. Las personas son el activo más importante del que puede disponer una compañía, y esto es algo que en ISS Facility Services hemos tenido claro desde nuestros inicios. Las personas crean y configuran los espacios en los que aportan su potencial, pero también sus experiencias, valores y motivaciones. En esta nueva realidad tan compleja, en la que el mercado cada vez se torna más competitivo y globalizado, los equipos son cada vez más heterogéneos. No sólo encontramos disparidad de género y procedencia, sino también en términos generacionales, donde expectativas, actitudes y aptitudes varían enormemente, llegando a suponer todo un reto para las compañías incorporar toda esta variedad a su engranaje, pero asimismo también numerosas oportunidades.

A mayor diversidad en los equipos, mayor perspectiva, riqueza y amplitud de miras. Contar con personas con trayectorias y vivencias diferentes, que en muchas ocasiones sienten el empoderamiento necesario para compartirlas, beneficia directamente a las compañías, que se enriquecen de cada nueva voz que participa en el grupo de trabajo. La diversidad fortalece a las compañías y les brinda la oportunidad de generar equipos mixtos de alto rendimiento, extrayendo lo mejor de cada generación y dando pie a una mejor resolución de los problemas y a una mayor productividad. Las empresas tendrán que formular una estrategia clara que favorezca esta convivencia, a la vez que potencie el talento de todos los profesionales, con independencia de su edad o generación. Por ello, también es conveniente que las compañías realicen un diagnóstico individualizado de los miembros de sus equipos, entendiendo qué las caracteriza, cuáles son sus necesidades y los puntos fuertes que potenciar de cada uno.

Principales retos que debemos afrontar en el área de personas
Claudio Hernández, Learning and Development Manager en ISS Spain.

Integrar a equipos con tanta variedad y que estos funcionen con fluidez desde el inicio no es una tarea fácil de abordar. Su forma de comunicarse, la búsqueda de información y las maneras de enfocar el trabajo en equipo son completamente diferentes. No obstante, ese esfuerzo de integración, realizado de manera correcta, puede ser la clave a la hora de obtener nuevas formas innovadoras para retener el talento, tanto joven como senior.

Para tener éxito en este reto de integración de talento, por una parte debemos trabajar en lograr la proactividad en el aprendizaje entre los empleados de diferentes generaciones para conseguir que cada una aporte todo su potencial. Incentivar esa disponibilidad, de modo que valoren las aptitudes del resto de integrantes de los equipos, no resulta nada fácil, pero es la vía definitiva para generar un equipo sólido. Para que esto se dé, las compañías han de detectar el punto de encuentro entre los diferentes integrantes de los grupos desde el que puedan construir para crecer como unidad y como organización.

Por otro lado está el reto de convertirse en una empresa atractiva para las diferentes generaciones. Diferenciarse y posicionarse ante un determinado propósito, es más importante que nunca. Cada vez más, la sociedad demanda a las compañías un mayor compromiso con el entorno y un impacto positivo, y es en este punto donde ISS Facility Services pone su foco: hacer bien con el negocio haciendo bien el negocio. Las personas ya no buscan en el empleo tan solo un buen horario y buen salario, que también, sino un entorno en el que puedan crecer, sentirse aceptadas, seguras y en el que puedan demostrar su valía ante nuevos retos. En este sentido, siendo conscientes de esta realidad, en ISS hemos apostado por centrar nuestros esfuerzos en las personas, y en aportar a cada persona lo que valora y necesita para cubrir sus expectativas.

Otra herramienta o palanca de la que hacemos uso es la formación como enemigo de la obsolescencia. Esta herramienta ha ganado relevancia en esta nueva etapa de pandemia y confinamiento que nos ha tocado vivir. Durante los últimos meses hemos tenido que adaptarnos a nuevos planes de formación online y formas de trabajo poco frecuentes hasta el momento, y hemos tenido que focalizarnos mucho en aportar a cada área o equipo lo que necesitaba para una mejor adaptación, pues no todos los puntos de partida hacia esta nueva realidad son los mismos, dada la alta variabilidad de generaciones que se dan entre la plantilla

Claves para la integración óptima del talento intergeneracional

El ingreso en el mundo laboral de los centennials ha llegado para trastocar un poco más un terreno que ya se venía observando diversificado y que ahora se caracteriza por una mezcla de talento de lo más heterogéneo. Esto es algo que nunca se había dado con tanta claridad. Por tanto, las empresas deberán tener en cuenta una serie de aspectos para conseguir la integración exitosa de su plantilla. Un primer aspecto es, sin duda, la actitud de los empleados y su predisposición por aprender de la persona que tiene al lado. Organizaciones y empleados deben de mantener viva una curva de aprendizaje que comienza desde la llegada de la persona a la compañía y que tiene como base la humildad y la colaboración, enfocándolas a un objetivo común: construir compañías competitivas. Todo ello, en su conjunto, permite a las empresas lograr una cohesión definitiva del equipo y una cultura corporativa más sólida. En nuestra dilatada experiencia gestionando equipos, hemos podido constatar en primera persona como, en el momento en el que los integrantes de los equipos no están dispuestos a aprender los unos de los otros, estos empiezan a fragmentarse y el output final, en nuestro caso el servicio al cliente, puede llegar a verse afectado, lo cual es algo que no queremos que ocurra en ningún caso

Igual de importante es crear talleres de colaboración entre empleados especializados en diferentes ámbitos y cuyas funciones no se solapan, impulsando así espacios inclusivos de diálogo que no se habrían dado de otra forma. A través de la configuración periódica de foros para el encuentro entre personas de diferentes segmentos conseguimos replantear dinámicas asumidas y, al mismo tiempo, ayudamos a estrechar lazos entre personas con diferente expertise gracias a puntos de colaboración comunes e incentivando equipos más interconectados y creativos.

El área de Personas y Cultura mantendrá un papel esencial en todo este proceso. Hoy por hoy, se ha convertido esencial encontrar soluciones creativas para dar respuesta a muchas de las problemáticas que aparecen al mismo tiempo que atraen integrantes con todo tipo de capacidades y potenciales. Desde nuestros inicios, en ISS hemos gestionado equipos diversos, trabajando desde la integración de las personas que componen los equipos y consiguiendo ahí nuestra principal ventaja competitiva. Estamos orgullosos de ser una empresa que pone en el foco a las personas y que fomenta la diversidad en su plantilla. Desde hace tiempo, pusimos en marcha dos programas que buscan atraer un talento más joven, y que han dado muy buen resultado. Un programa de trainees, para estudiantes recién graduados, y otro para adjuntos gerentes, para empleados con algo más de experiencia. Gracias a este tipo de proyectos, nuestros empleados tienen la oportunidad de integrarse en equipos ya consolidados, llegando a ocupar puestos de responsabilidad y adquiriendo un aprendizaje del que no sólo se benefician ellos, sino también toda la plantilla, que escucha, aprende y ve cuestionada formas de hacer las cosas que nunca antes se habían cuestionado. Nuestra experiencia nos ha enseñado que hacer crecer a los equipos puede ser la ventaja competitiva diferencial y que, ahora más que nunca, definirá el rumbo de la empresa.

Por Claudio Hernández, Learning and Development Manager en ISS Spain.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales