Sostenibilidad para la supervivencia

P: ¿Qué le aconsejarías a las compañías que están enfrentándose a la pandemia? ¿Y para 2021 y años posteriores?

R: Cuando doy un paso atrás y observo por lo que estamos pasando como empresa durante la pandemia del coronavirus, puedo apreciar que una de las cuestiones principales es la sostenibilidad. Es evidente que en el corto y medio plazo la sostenibilidad se va a aplicar a la forma en la que nos enfrentemos a esta crisis como empresa, manteniendo nuestro negocio sano y a nuestros clientes asistidos, y, puesto que nuestros empleados SON nuestra compañía, también se aplica a cómo superarán esto.

Por tanto, tengo tres apreciaciones sobre la sostenibilidad que ofrecer hoy a las compañías:

  1. Cómo se aplica la sostenibilidad a tu manera de hacer negocios
  2. Qué significa la sostenibilidad para tus clientes
  3. Por qué la sostenibilidad depende de tus empleados

1. En primer lugar, la sostenibilidad es un aspecto crítico para el crecimiento de una empresa. Crear un negocio sostenible se basa en cómo maximizar tu capacidad de supervivencia, no solo en esta crisis inmediata, sino también en la salud del negocio a largo plazo.

Miguel Valdés-Faura, CEO y cofundador de Bonitasoft.

‘Maximiza tu crecimiento’ es, de forma general, el enfoque que se fomenta en las startups hoy en día, o lo que es lo mismo, el crecimiento a cualquier precio. En mi experiencia, no es el modelo adecuado. El enfoque correcto pasa por la calidad, una estructura sólida, la atención al cliente, la satisfacción de los socios y unos empleados bien respaldados.

El crecimiento sostenible es más sólido y, por lo tanto, la rentabilidad perdura a lo largo del tiempo. Un crecimiento acelerado con ingresos muy altos también puede implicar grandes pérdidas. Hemos aprendido, de otros y de nuestro propio pasado, que maximizar el crecimiento a la vez que mantenemos la rentabilidad suele ser una opción más lenta, pero es constante, además de sostenible.

2. En segundo lugar, observa lo que la sostenibilidad significa para tus clientes. Cuando te comprometes a largo plazo con ellos, los socios y el ecosistema, ya no solo trabajas para vender algo en estos momentos, sino para crear confianza y convertirte en un socio con relaciones sólidas mutuamente beneficiosas.

Cuando cambias tu mentalidad y empiezas a considerar tanto el impacto actual de tus productos y servicios como el futuro, puedes ofrecerlos de una forma que beneficie más a tus clientes y pueda maximizar tus ganancias no solo en el próximo mes, sino a largo plazo.

Para Bonitasoft, construir negocios recurrentes y de confianza es la forma gracias a la cual podemos estar seguros de que nos mantendremos viables. Por lo tanto, mi consejo es pensar siempre a largo plazo en cómo ofreces los productos y servicios, sin importar cuál sea tu negocio.

3. Y el tercer aspecto: tengo una perspectiva que no solo se aplica a la gestión de una compañía, sino también a cualquier persona que dirija un equipo. La confianza es el elemento base.

Y hablando de confianza, solo hace falta observar la situación que vivimos hoy en día, con el confinamiento que ha llevado a muchas personas a trabajar desde casa. En Bonitasoft hemos tenido una transición bastante sencilla hasta alcanzar el trabajo 100 % remoto porque ya contábamos con una política interna que permitía a cualquier empleado trabajar prácticamente desde cualquier lugar. El éxito del trabajo remoto no depende completamente de una tecnología o logística adecuadas; son importantes, pero por encima está la confianza de que los empleados no necesitan un gerente que se cierna sobre ellos para que desarrollen un buen trabajo. Creo que esta es la razón por la que tantas empresas se han mostrado reacias a permitir el trabajo remoto, hasta que se han enfrentado a una pandemia.

Una compañía sostenible necesita una combinación de confianza y responsabilidad. La dirección confía en que los empleados harán bien su trabajo y los empleados en sus líderes. La transparencia facilita mucho generar esta confianza.

Debido a que es tu equipo el que proporciona los productos y servicios, ellos son la compañía, así que deberían comprender cómo su trabajo diario y sus acciones afectan a la salud financiera general de la empresa. Cuando la dirección de la compañía es transparente y se comunica con claridad al respecto, el éxito es de todos y todo el mundo se une para superar las crisis cuando llegan.

La cultura de la meritocracia también genera confianza entre los miembros del equipo. Cuando se respeta el trabajo y las habilidades técnicas de cada uno, se puede confiar en que cada colaborador producirá lo que el equipo al completo necesita, desde un pequeño grupo de desarrolladores de productos hasta el equipo de entrega, marketing, ventas y administración. Todos son necesarios, valorados e importantes.

Todo esto no se puede construir en un instante. Necesitas crearlo y demostrarlo a lo largo del tiempo, y cuando una emergencia como la Covid-19 emerja, ya estarás listo para enfrentarte a ella.

Y maximizarás tus posibilidades de superarla de forma positiva.

Artículo escrito por Miguel Valdés-Faura, CEO y cofundador de Bonitasoft.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales