Sólo un 25% de los trabajadores del sector privado recibirán algún tipo de formación

Maite Sáenz22 febrero 20136min

Qué la formación es necesaria está en boca de todos. España necesita mejorar su competitividad y los empleados deben estar preparados ante nuevos adelantos. No obstante solo el 28% de empresas del sector privado ofrecerá algún tipo de formación a sus empleados.

formación_grRespecto a los empleados que van a recibir formación, las respuestas obtenidas por Arrabe Asesores apuntan a que se reducirá su número en un 10% sobre 2012. En parte, fruto de la fuerte reducción de plantillas que se ha producido en España tras la Reforma Laboral. De cumplirse este pronóstico, sólo el 25% de los asalariados del sector privado realizará algún curso

Aún así no solo las empresas son las que no quieren realizar acciones formativas, el 60% de las empresas que no las va a realizar se debe al rechazo de sus trabajadores o directivos que no quieren invertir tiempo privado en realizar cursos. Según el convenio todos los trabajadores con al menos 1 año de antigüedad tienen el derecho de atribuirse 20 horas anuales de formación profesional  para el empleo, siempre vinculado a la actividad de la empresa, acumulables por períodos de 5 años.

Estos números tan alarmantes se pueden deber también al desconocimiento, ya que según fundación tripartita muchas empresas desconocen el sistema de bonificación por créditos y el tipo de ayudas que pueden recibir para realizar estos cursos a costes muy bajos o prácticamente gratuitos. Las empresas también alegan que no pueden prescindir de la plantilla durante mucho tiempo. No obstante deberíamos plantearnos si no pagarán en adelante un alto precio por no hacerlo.

Miguel Ángel Ferrer Garcerán, socio director general de Arrabe Asesores, explica que “aún hay muchas empresas que ignoran que pueden recuperar todo o parte del precio de los cursos que hagan sus trabajadores descontando esa cantidad de las cotizaciones a la Seguridad Social. Así pueden formar a parte de su equipo gratis o a muy bajo coste”.

Según los datos de la Fundación Tripartita, las empresas solo utilizaron el 73% del crédito que les correspondía en 2011 para financiar la formación de sus trabajadores, de modo que dejaron de aprovechar más de 200 millones de euros en ese año. Como estas cantidades no son acumulables para años posteriores, se pierden.

El sistema bonificado de la fundación tripartita se basa en créditos. El número de créditos para cada empresa está en función del número de trabajadores y las cantidades aportadas a la Seguridad Social en el concepto de Formación Profesional durante el año anterior:

  • Empresas de 1 a 5 trabajadores: 420 euros de crédito.
  • Empresas de 6 a 9 trabajadores: 100% de la cantidad cotizada.
  • Empresas de 10 a 49 trabajadores: 75% de la cantidad cotizada.
  • Empresas de 50 a 249 trabajadores: 60% de la cantidad cotizada.
  • Empresas de 250 ó más trabajadores: 50% de la cantidad cotizada.

Además, las empresas que conceden permisos individuales a sus trabajadores para su formación, disponen de un crédito adicional. La empresa paga el coste del curso y posteriormente lo descuenta de las cotizaciones a la Seguridad Social, de forma que recupera el importe pagado, hasta el límite de créditos que disponga. Los créditos son anuales y colectivos. La empresa puede optar por utilizar los créditos en un solo curso, para un trabajador, o repartirlo en varios cursos para varios empleados. Para 2013 el sistema seguirá igual, por lo tanto podríamos decir que existen facilidades para que las empresas puedan formar a sus empleados.

El volumen de las empresas también tiene mucho que decir ya que mientras que el 90% de las grandes compañías (de más de 250 empleados) realizará acciones formativas, este porcentaje baja al 55% en el caso de las pymes (de 10 a 249 empleados), y se reduce al 24% entre las micropymes (de 1 a 9 trabajadores).

En 2012 participaron en programas de formación 3 millones de trabajadores frente a los 2,9 millones de trabajadores de 2011. Para 2013 vamos a sufrir una regresión que puede alcanzar el 10%.

La formación se ha convertido en una herramienta vital para las empresas que otorgan prestigio y un equipo mucho más productivo y cualificado. Que estos números sean los que predominen en tiempos de crisis resulta desalentador ya que las acciones parece ser que no están bien encaminadas incluso con las facilidades para los empresarios de las que hemos podido hablar.

 

“La formación continua es una palanca de cambio para que nuestro país salga de la crisis lo antes posible y mejor preparado. Las empresas necesitan actualizar los conocimientos de sus empleados: ellos serán más productivos y las compañías más competitivas. Hay que avanzar, sobre todo, en áreas como los idiomas y todo lo que tiene que ver con el ecosistema digital, para que siga creciendo la internacionalización de nuestra economía”, indica Miguel Ángel Ferrer.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales