Solo el 1,4% de las ofertas de empleo en España solicita una titulación de postgrado

En el mercado laboral español no es un requerimiento obligatorio la formación de postgrado a la hora de optar a un puesto de trabajo, sin embargo, en muchos casos sí que se convierte en un elemento que marca la diferencia. Y aunque se frena la tendencia en las ofertas de empleo de establecer como requisito fundamental este tipo de especialización (del 2% hace dos años al 1,4% actual), los expertos en selección reconocen que un candidato con este tipo de formación cuenta con un conocimiento cualificado que encajará mejor con lo que las empresas busquen.

Infoempleo y Spring Professional ofrecen un análisis de las titulaciones de postgrado con mayores salidas profesionales, que se engloba dentro del Informe Infoempleo Adecco 2018: Oferta y demanda de empleo en España.

La formación de postgrado abre un amplio abanico de posibilidades al empleado en el mercado de trabajo. En muchos casos funciona como trampolín para aquellos jóvenes que buscan una primera oportunidad en el mundo laboral convirtiéndose en un elemento diferenciador para la decisión de los reclutadores. Para los profesionales con experiencia, el postgrado garantiza la empleabilidad y facilita la mejora de categoría profesional.

Aun así, en España, tan sólo el 1,4% de las ofertas de empleo demanda este tipo de titulación como requisito, por lo que no lo podemos considerar indispensable para conseguir un puesto de trabajo. Pero este porcentaje se potencia cuando nos centramos únicamente en aquellas ofertas destinadas a titulados universitarios en las que el 35,2% exige un postgrado para acceder al empleo o al menos lo solicitan como valor diferencial.

No obstante, en este último ejercicio se aprecia una disminución considerable (de un 39,2% hace 12 meses al 35,2% actual), causado por la evolución de la oferta de empleo por categorías profesionales, que este año se ha visto mermada en dirección, mandos y empleados, provocando con ello la disminución de las tasas de demanda de candidatos con formación superior.

Pese a este declive, el nivel formativo del empleado sigue siendo uno de los factores que más influye en la fijación de retribuciones: un trabajador con máster cobra 12.114 euros anuales más que un trabajador sin estudios, lo que demuestra que, a mayor formación, mayor es también la remuneración.

En algunas ocasiones, los estudios de postgrado son la única vía de acceso para ciertos puestos de trabajo ya sea por la propia naturaleza del perfil o por una cuestión legal como el requerimiento de una certificación específica para poder ejercer dicha profesión: abogados, ciertos educadores, arquitectos, ingenieros, etc. Esta tendencia queda reflejada en el análisis por sectores del informe: las ofertas de empleo vinculadas con la Enseñanza y la Formación son ahora las que más valoran los estudios de postgrado, requisito que se demanda en el 20,8% de ellas y que supone un incremento de 0,9 puntos porcentuales con respecto al año anterior.

En el reparto de porcentajes por comunidades autónomas, la Comunidad de Madrid (6,3%) y Andalucía (5,4%) ocupan las primeras posiciones convirtiéndose así en las regiones que más solicitan estudios de postgrado en sus ofertas de empleo.

En palabras de Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, “antes de apostar por un máster, hay que dedicar mucho tiempo a bucear por la cada vez más inmensa oferta que existe. Contamos con un gran abanico de universidades, escuelas de negocio y centros formativos que ofrecen desde programas muy generalistas a otros más especializados. Conocer su historia, trayectoria y reputación, valorar el contenido de sus programas y el claustro de profesores, contactar con el colectivo de alumno y analizar las diferentes salidas profesionales para las que habilita son algunas de las claves que hay que tener en cuenta antes de tomar la decisión”.

Según Alexandra Andrade, directora de Spring Professional, “aunque no se trate de un requisito imprescindible, la formación de postgrado es importante a la hora de diferenciarse de los demás candidatos que están optando al mismo puesto porque demuestra unas competencias y aptitudes que orientan al seleccionador sobre el perfil del entrevistado: cultura de esfuerzo, voluntad de aprender, adaptación al cambio, etc. así como las habilidades adquiridas en este tipo de formación que son casi más determinantes que el propio contenido educativo”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales