Siete recomendaciones para pasar de becario a empleado

Businessman offering a handshake
Llega el verano y una oleada de becarios desembarca en las empresas. El habitual descenso en el ritmo de trabajo durante estos meses, la mayor disponibilidad horaria de estos jóvenes y la ausencia de empleados en sus puestos debido a sus vacaciones, facilita que en la época estival sean muchos los estudiantes contratados en una empresa.

En concreto en España se calcula que existen cerca de 70.000 becarios que reciben una remuneración. No obstante, y según el informe The experience of traineeships in the EU (“La experiencia de los becarios en la Unión Europea), publicado por la Comisión Europea, en nuestro país existe otro 58% más de alumnos en prácticas que no cobran ni cotizan la Seguridad Social, si bien sus ganas de conseguir experiencia les lleva cada verano a buscar empresas en las que trabajar unos meses.

“Las prácticas laborales permiten a los estudiantes poner en práctica los conocimientos que han adquirido durante el curso escolar y ver desde dentro el funcionamiento de una empresa, enfrentarse a situaciones reales, iniciar su red de contactos, aprender a tratar con compañeros y superiores, completar su currículum, etc., afirman los expertos de la compañía de RRHH Nexian. Y, para las empresas, supone una ayuda extra en aquellos periodos en los que mayoritariamente su plantilla toma vacaciones”.

Otro dato revelador aportado por la compañía especializada en RRHH Nexian es que, a más del 78,3% de los becarios consultados les gustaría prolongar sus prácticas para adquirir más experiencia, el 57,4% de ellos, incluso si estas no fueran remuneradas.

Sin embargo, la juventud y, sobre todo, la falta de experiencia dificulta en muchos casos el salto de becario a empleado. En España, la cifra media de becarios que son invitados a continuar en la empresa tras concluir su periodo de prácticas ronda el 25%, afirman desde Nexian.

Por este motivo, la compañía de RRHH Nexian, ha recogido las 7 Claves para lograr un contrato de trabajo, después del contrato de prácticas.

1. Marca la diferencia con los detalles. Aunque pudiera pensarse que unas prácticas exigen menos esfuerzo que un puesto de trabajo, la realidad es que es fundamental para el candidato “poner toda la carne en el asador” afirman desde Nexian. Para que le tomen en serio debe marcar la diferencia con los detalles, mostrando un elevado nivel de responsabilidad y tratando de no dejar tareas sin terminar adecuadamente. “Si su actitud es de mero cumplimiento mostrará una tendencia al acomodo poco beneficiosa para una futura contratación”, avisan.

2. Conoce la empresa antes de poner un pie en ella. Es importante que la persona en prácticas se haya informado previamente sobre la empresa y tenga alguna noción sobre sus posibilidades de futuro desarrollo en ella. “Si demuestra cierta indiferencia se interpretará negativamente”, afirma la misma fuente.

3. Toma la iniciativa. Formar a individuos que solo van a estar en la empresa 3 o 6 meses supone una carga que algunas empresas no están dispuestas a asumir. Por este motivo, el consejo de los expertos de la red de RRHH Nexian es que “la persona becaria sea proactiva y autónoma, pues sus mentores no siempre van a poder estar con ellos para acompañarle. La recomendación es que busque la forma de ayudar a los compañeros en lo que necesiten y muestre el máximo compromiso con las tareas que se le encomiendan”.

4. Muestra tu compromiso. La poca predisposición es lo peor que puede hacer un becario si quiere terminar quedándose en la empresa. “La persona en prácticas debe disfrutar de la experiencia en su puesto de trabajo y compartir la cultura de la empresa. Si en sus primeras semanas en la compañía no muestra este interés y pasión por el trabajo que desempeña, será complicado que termine contratado” recomiendan.

5. Sé curioso. Una de las grandes oportunidades del becario es el poder preguntar a compañeros y jefes. Aprovechar esa oportunidad es importante para comprender cuanto antes a la empresa, e integrarse en la misma.

6. Intégrate cuanto antes en el equipo. “El talento en la empresa solo sirve cuando está al servicio del equipo” afirman desde Nexian. Los éxitos propios serán los éxitos del equipo y las equivocaciones lo serán también del equipo. Lo más importante a la hora de seleccionar a un nuevo compañero es contar con la seguridad de que ayudará a tener un equipo bien cohesionado.

7. Se generoso con el equipo. Una de las cosas más importantes es demostrar la actitud, la predisposición al trabajo tanto individual como en equipo y la calidad humana. Los conocimientos técnicos y la formación académica pueden verse sobre el papel, pero las cualidades humanas requieren de tiempo e interacción para ser correctamente evaluadas. “En términos generales, me interesan especialmente aquellas personas que tuvieron que sacrificar alguna hora de sueño para acudir con un compañero a una presentación o que fueron generosos con sus compañeros”, afirman desde la compañía.

Es cierto que no todo depende de la actitud y las aptitudes para pasar de becario a empleado. También es clave el momento que vive la empresa y sus posibilidades reales de crecimiento. “Pero está claro que, si dejas lo mejor de ti, no tardará mucho en abrirse una puerta”, concluyen los expertos de Nexian.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales