¿Quieres ser un ‘wise worker’? No lo confundas con ser un STEM

Maite Sáenz1 octubre 20213min

Entre la rica –y siempre anglosajona– nomenclatura que nos invade en este mundo del management, tenemos un nuevo “palabro”: wise workers. Por sí solo, wise significa literalmente “sabio”, pero, como muchos otros términos, lo que en realidad esconde es un acrónimo que en esta ocasión revela cuatro palabras: With – Information – Sience – (&) Emotions. En el webinar Wise workers: Los profesionales del futuro, organizado por ORH y ESIC, Sandra Martín, profesora de esta escuela de negocios y CEO de People4, ha profundizado en las habilidades que tiene la persona que representa la forma y el fondo de este nuevo tipo de trabajadores.

 

En esencia, un wise worker es una persona que tiene la habilidad de sintonizar sus habilidades con las que demandan las empresas, siendo a la vez un humanista convencido que se mueve bien en el mundo de la tecnología. No tiene que ser necesariamente un experto en ella, ni ser un programador de nivel pro, ni tampoco crear algoritmos con la facilidad de quien gestiona un Excel avanzado, no; lo que tiene de diferencial es que es empático, curioso, objetivo, honesto, aprendedor, valiente, persistente… ¿Todo a la vez? ¿Es posible?

 

Si lo desmenuzamos será más fácil de entender y, sobre todo, de ver que podemos llegar a serlo, y Sandra nos ayudó con ejemplos claros para cultivar los hábitos de un wise worker:

  • Es empático porque se acerca a los demás como uno más entre ellos, con el ego muy medido y la humildad por bandera. Por eso cae bien y es confiable.
  • Es valiente porque se atreve a conocerse a sí mismo haciéndose preguntas para saber qué necesita para adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado y, sobre todo, respondiéndose desde la honestidad y la objetividad.
  • Es curioso y quiere aprender, pero lo hace desde la cooperación, no desde la competición.
  • Es «compasivo» por naturaleza, entendido esto como una tendencia natural a ayudar a los demás, a compartir lo que sabe, a hacer crecer creciendo el mismo.
  • Es hábil gestionando equipos, no sólo desde su expertise técnico sino también emocional. Por eso consigue equipos más integrados
  • Es un optimista realista porque no se estanca en los problemas irresolubles, ve el lado bueno de los errores y sabe mantener los pies en la tierra para no perder el foco en el negocio.

Este perfil aúna muchas más características que os animamos a descubrir viendo el video de la sesión que ponemos a vuestra disposición.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales