El propósito en el trabajo: de prioridad minoritaria a tendencia de futuro

Redacción3 mayo 20178min

El terreno laboral es un entorno de cambios constantes, por eso las empresas deben buscar de qué manera atraer y retener el talento de la compañía y cómo maximizar los resultados de los empleados que ya forman parte de ella. En LinkedIn somos conscientes de que este es un aspecto vital para empresas de todo el mundo y nuestra intención es ayudarles a identificar qué aspectos y factores motivan a la fuerza laboral hoy en día, para hacer que la relación entre trabajador y empresa sea un camino de mayor recorrido y con los mejores resultados para las dos partes.

En nuestra búsqueda constante de datos e informes que nos ayuden a comprender qué le piden los trabajadores hoy en día a un empleo para mantenerlo durante un largo periodo, nuestro último estudio titulado “Purpose at Work” revela un factor clave para mejorar el compromiso de los empleados: contar con una meta o un propósito que les haga sentir que el trabajo conecta con sus aspiraciones y les llena también personalmente. De manera que a las empresas se les plantea un nuevo reto: conectar a sus trabajadores con propósitos, pues este nuevo grupo es también más productivo y exitoso.

A medida que la economía evolucione, las metas y la atracción de talento orientado a propósitos serán una diferencia competitiva. Empresas de todos los tamaños y sectores están cada vez más concienciadas de la importancia del poder de inspirar a sus empleados a través de una misión social potente y de la creación de un ambiente de trabajo que fomente esos propósitos.

Cómo es un trabajador orientado a propósitos

El propósito está estrechamente relacionado con la motivación de una persona para trabajar. Cada vez encontramos más profesionales que ya no se centran prioritariamente en cuánto van a ganar o qué van a conseguir, sino en una pregunta principal: “¿por qué voy a trabajar?”, pues ven el trabajo también como una forma de realización personal y de ayuda a los demás y a sí mismos, por encima de la mera fuente de ingresos o como el vehículo para conseguir un determinado status.

Según nuestro estudio, el 37% de los usuarios de LinkedIn a nivel mundial se define como empleado orientado a propósitos y este tipo de trabajadores son una realidad en los 40 países encuestados, así como en los distintos sectores e industrias. Tanto es así, que países como Suecia, Alemania o Países Bajos igualan o superan el 50% de trabajadores que afirma priorizar el propósito en el terreno laboral tanto o más que el sueldo o el status. Nos sorprenda más o menos, es dato y es tendencia.

Dónde encontrar a los trabajadores orientados a propósitos

Esta nueva corriente de trabajadores que buscan algo más que un sueldo en su trabajo no es sólo cosa de “los millennials”: nuestro estudio muestra que los porcentajes de empleados orientados a propósitos han aumentado en las distintas generaciones, con los baby boomers (48%) liderando el camino. Y es que mientras los jóvenes centran sus carreras en construir relaciones, en la mediana edad puede producirse un cambio que busca asociar la propia identidad con una contribución a la sociedad.

En ese sentido, determinados puestos atraen de una forma natural un mayor índice de empleados orientados a propósitos, como los relacionados con los servicios sociales y comunitarios, el emprendimiento, la educación, servicios de salud y la investigación; pero la orientación a propósitos también está presente en ámbitos como las finanzas o el gran consumo, de manera que se percibe como tendencia transversal en todos los puestos y áreas.

Cómo ser una empresa basada en propósitos

Un trabajador orientado a propósitos es de gran valor para la empresa: el 39% tiene más probabilidades de permanecer en la compañía tres o más años y se muestra más satisfecho que los trabajadores que no priorizan los propósitos como primera motivación laboral.

Pero los propósitos no son solo cosa de trabajadores; también las empresas pueden formar parte del movimiento alentándolo en su cultura empresarial y fomentando el impacto positivo en otras personas, el crecimiento personal y una mayor entrega gracias a unas relaciones más sólidas dentro de la compañía.

Rompiendo los mitos y creencias existentes sobre que los propósitos y el beneficio económico son incompatibles, las compañías más admiradas actualmente son las que han encontrado el éxito en el punto medio entre propósito y beneficio, pues incluir un propósito en su cultura empresarial refuerza todas las áreas de la compañía: atracción de talento, estructura organizativa, management y marca, dando como resultado unos resultados de negocio más sólidos.

Y no solo eso: cada vez más, los trabajadores buscan este tipo de empresas para desarrollar su carrera profesional, de manera que las compañías con una fuerte orientación a propósitos atraen un talento más comprometido, el de profesionales que buscan contribuir con su trabajo a la sociedad y se sienten más realizados en su trabajo. Asimismo, estas empresas tienen un mayor número de seguidores y de aplicaciones a vacantes en la compañía, de manera que los responsables de reclutamiento deben alinear sus entrevistas para encontrar a nuevos empleados con el mismo foco en los valores y propósitos de la empresa.

Como vemos, empresas y empleados orientados a propósitos no son todavía una mayoría, pero la demanda en ambos sentidos es cada vez mayor. Las empresas deben tomar nota de los nuevos planteamientos del talento para ganar en competitividad y resultados, a la vez que contribuyen con su actividad a la sociedad.

Los propósitos hacen que aquella idea de Confucio que decía “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida” esté pasando de ser una utopía para convertirse en realidad para algunas personas. Ojalá lo sea para todos en un futuro cercano.

Artículo escrito por Raúl Suárez, Responsable de desarrollo de negocio de LinkedIn España.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales