Podcast ORH Futuro. Xavi Escales: la tecnología también cuida del bienestar laboral

Redacción13 mayo 20219min

 

En el mundo laboral actual, el trabajo de muchos de nosotros se ve repleto de retos que afectan de forma directa a nuestro de estado de ánimo, salud y rendimiento. Los horarios interminables o la retribución tradicional, entre muchas otras problemáticas, dificultan el desarrollo profesional y personal de los trabajadores, pero también perjudican a la empresa. Según el Instituto Nacional de Estadística, un 30% de las bajas laborales son debidas al estrés, o lo que es lo mismo: una tercera parte de todas las bajas responden a un trastorno psicológico que proviene del entorno laboral. Esta es una cifra que necesitamos cambiar.

 

Los riesgos asociados al trabajo

En este sentido, un trabajador descontento será menos productivo, se sentirá menos vinculado con el proyecto de la empresa y tenderá a desarrollar este tipo de dolencias psicológicas. Por eso el bienestar laboral se impone como el punto de partida para entender y cambiar las relaciones entre empleados y empresa.

Una vez se da el paso hacia la inclusión de políticas de bienestar laboral, aparecen diversas cuestiones: ¿cómo se puede crear un plan que permita a toda la plantilla o todos los equipos implicados adaptarse? ¿Cómo se atienden las necesidades específicas de cada caso particular? Y todo esto amplificado por las complejidades que ha traído la pandemia en el ámbito del trabajo, tales como la conciliación familiar, el teletrabajo o la desconexión digital. Sin ir más lejos, la Comisión Europea calcula que, a raíz de este cambio de paradigma, el 40% de los trabajadores de la Unión Europea padecen síntomas evidentes de estrés.

En España, la Inspección de Trabajo ha instaurado, hace unas semanas, el criterio de fiscalizar a las empresas por los riesgos de malestar psicológico que se puedan dar, por lo que estos pasan a considerarse como riesgos laborales de pleno derecho. Dentro de la nueva directriz, la responsabilidad de detectar y buscar solución a estos problemas pasa a ser de la compañía.

Bajo esta premisa que no hace distinción entre el estado físico y mental en el trabajo, no debemos olvidar que aparte de las ventajas aparentes que ofrece el trabajar desde casa, también existen unos riesgos para el empleado que desde el departamento de Recursos Humanos se deben tener en cuenta, ahora más que nunca. La soledad o el estrés crecen fácilmente cuando se hibrida el espacio personal y el laboral.

Las herramientas del siglo XXI

Estos retos que se plantean ante un mundo empresarial cambiante por las circunstancias actuales no se pueden resolver con medidas tradicionales. Para tratar las dinámicas que pueden nacer de la adaptación a la tecnología, es necesaria una formación constante. Aquí es donde entran los nuevos avances en el corporate wellbeing, que utilizan todo el potencial de la innovación para comunicar, tanto al mánager como a los empleados, su estado actual, así como los riesgos potenciales que pueden sufrir dentro de su rutina de trabajo.

Esta es la línea que debe ganar valor. Las nuevas plataformas y el trabajo online permiten, si se adaptan correctamente, contribuir al control de condiciones de riesgo. Por ejemplo, elaborando un calendario de trabajo realista y otorgando a los equipos la flexibilidad horaria pertinente para alcanzar los objetivos propuestos sin afectar a su vida personal. A través de diferentes herramientas digitales se puede crear una organización común, incluyendo reuniones o documentos compartidos, que permitan optimizar el tiempo que se invierte en llevarla a cabo. E incluso el hecho de incluir nuevas aplicaciones en la rutina de trabajo puede mejorar la experiencia de los usuarios.

Aun con todo, aunque se sepa como paliar los efectos negativos, siempre quedará la duda de saber si será de forma definitiva. Sin un seguimiento personalizado, las problemáticas pueden volver a aparecer si no se ha solucionado el origen de estas. En España, el coste de los días de ausencia laboral asociados a trastornos mentales derivados del trabajo fue de 171 millones de euros, según el Observatorio Europeo de Riesgos. Se puede imaginar el beneficio íntegro que supone para todas las partes implicadas reducir esta cifra.

Medición y toma de decisiones: la innovación al frente del bienestar

Ese vacío es el que pretende llenar APFtech. Llegar más allá de las herramientas convencionales. A través de la innovación, la inteligencia artificial y el machine learning hemos conseguido encontrar esta vía para conocer el bienestar físico y psicológico de los empleados y empleadas en sus puestos de trabajo.

Mediante la medición objetiva de variables biométricas de todo el equipo y una aplicación personalizada, nuestro algoritmo consigue conocer el estado de cada trabajador de manera objetiva, analizando las variaciones que ofrecen estos datos. De esta manera, se puede localizar rápidamente qué aspectos alteran su bienestar laboral, optimizando así la toma de decisiones y la respuesta a las diferentes situaciones.

Esta es una estrategia única y disruptiva, que supone el siguiente paso en el desarrollo del corporate wellbeing: buscar los retos, localizarlos y acabar con ellos de forma concreta. A la larga, esta tecnología puede ahorrar una enorme cantidad de dinero a la empresa, basándonos en que se estima que los costes asociados a la ansiedad, depresión y estrés en Europa ascienden a 617.000 millones de euros. Y en ese proceso de reducción de gasto, el trabajador no solo sabe qué le pasa y cómo tratarlo, sino que el sistema le ayuda a sentirse mejor consigo mismo y con las posibilidades de su puesto.

Y todo este bienestar, la sensación de sentirse cuidado y valorado por la empresa, es lo que acaba generando valor. Como hemos señalado, un trabajador con mayor bienestar es un empleado más productivo, alguien comprometido con los principios y objetivos de la compañía, ya que sabe que todo beneficio que esta obtenga también va a repercutir en él. Este vínculo solo se puede fortalecer a través de la confianza y el respeto que garantiza un entorno laboral saludable.

Por tanto, cuidar el bienestar laboral no solo implica un liderazgo empático, sino una visión de crecimiento para la compañía y todos aquellos que la conforman. Gracias a la tecnología esta tarea es más accesible y eficaz que nunca, una garantía de conocer a la empresa y maximizar el potencial de cada trabajador desde la pantalla de su teléfono. De esta forma, estoy convencido de que en un futuro no muy lejano sistemas como este van a ser un sinónimo de calidad de vida y bienestar para las personas, y de mejores resultados para las empresas.

Artículo escrito por Xavi Escales, fundador de #AlwaysPeopleFirst.

 

Suscríbete a ORH Futuro en estos canales:


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales