El portal de trabajo Infoempleo y el Grupo Adecco han presentado en Madrid la XXI edición del Informe Infoempleo Adecco: Oferta y demanda de empleo en España, una completa radiografía de la situación del empleo en nuestro país a través del análisis de las ofertas de trabajo generadas en el último año, desde la distribución del empleo por comunidades autónomas, sectores o áreas funcionales hasta salarios, idiomas o formación más demandada por las empresas.

La oferta de empleo se ha incrementado un 13,1% en el último año, el aumento más acusado de la década

informe infoempleo adecco
El portal de trabajo Infoempleo y el Grupo Adecco han presentado en Madrid la XXI edición del Informe Infoempleo Adecco: Oferta y demanda de empleo en España, una completa radiografía de la situación del empleo en nuestro país a través del análisis de las ofertas de trabajo generadas en el último año, desde la distribución del empleo por comunidades autónomas, sectores o áreas funcionales hasta salarios, idiomas o formación más demandada por las empresas.

La presentación de dicho estudio ha contado con la participación de Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, quien ha asegurado que “es un año positivo porque el mercado laboral está consolidando el crecimiento de la economía. Además, empiezan a dar la cara algunos sectores que estaban apalancados en España. Sectores como la construcción, que empieza a tener un crecimiento sostenido y que viene empujado por la creación de vivienda nueva, principalmente”.

Sobre las demandas de las empresas en nuestro país, Guelbenzu señalaba que “la experiencia es fundamental de cara a la búsqueda de empleo. El 80,5% de las ofertas lo exige, por lo que se trata de un valor crucial. Evidentemente, esa experiencia es mucho mayor en las ofertas para cargos directivos.”

Pero no sólo la experiencia es importante. En palabras del director general de Infoempleo, “también demandan formación, especialmente universitaria, con un 40,5% de las ofertas. Sin embargo, en el último año se ha constatado un hecho que ya veníamos anunciando con anterioridad. La Formación Profesional ya acapara 4 de cada 10 ofertas de empleo y se consolida como un valor de futuro. Esta demanda creciente contrasta con los bajos salarios que se ofrecen a los profesionales con esta formación”.

Sobre el empleo en el extranjero, aseguraba que “antes sólo exportábamos profesionales no cualificados, ahora se demandan profesionales cualificados, de ahí que el salario ofertado en las ofertas en el extranjero sea casi el doble del ofertado en España”.

“Existen problemas a la hora de cubrir determinadas vacantes. Hay mucha más oferta de empleo que antes, pero también hay más oferta de empleo cualificada y faltan profesionales en este sentido. Los trabajadores ahora son menos fieles a las empresas porque ha finalizado la crisis y ha aumentado la rotación laboral”.

Por último, Jorge Guelbenzu se preguntaba “¿qué retos va a afrontar el mercado laboral? Lo primero, la forma de trabajar está cambiando por la digitalización y la automatización del trabajo, un reto al que deben hacer frente empresas y candidatos; El envejecimiento de la población es un hecho y las empresas deben estar más comprometidas con estos profesionales y adaptar sus plantillas a esta pirámide poblacional que tenemos; La conciliación es una demanda que requiere que las empresas desarrollen sus políticas de conciliación y las administraciones también deben ser una parte activa en el proceso de conciliación”.

Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco, por su parte, ha señalado que “detrás de los buenos datos hay otras tendencias que señalan hacia dónde va el empleo y que son llamadas de atención. Estamos en tiempos de cambios muy profundos que están afectando a trabajadores, empresas y ciudadanos en general. La globalización, la demografía (no sólo aquí, sino en los países del Este, de Asia), los nuevos modelos de producción, las cadenas globales del suministro… están cambiando el mundo del trabajo. En España hablamos de desempleo, de paro juvenil, de precariedad… porque siempre duplicamos las tasas medias de Europa. Y ahora cabe preguntarnos, ¿estamos preparados para los cambios? Ahora las cosas pasan muy rápido y lo hacen de forma asimétrica. La Inteligencia Artificial, la robótica, las bases de datos, las redes sociales o las criptomonedas están también modificando el mundo del empleo. Hay nuevos perfiles, nuevas profesiones, nuevas relaciones laborales, nuevas habilidades que se exigen a los trabajadores… Quizá por ello, la mitad de las empresas tienen dificultades para cubrir puestos y una parte de ellos, de hecho, se queda sin cubrir. Es la paradoja de la elevada tasa de desempleo y, por otro lado, la falta de profesionales”.

El secretario general del Grupo Adecco hablaba del impacto de la tecnología y afirmaba que “afecta a todos los ámbitos. Se cree que la tecnología impactará en los puestos rutinarios, pero yo me decanto más por los puestos intermedios. Nunca ha habido tanto empleo como hoy, nunca tanto asalariado. Sin embargo, los países que más incorporan la tecnología, tienen menor tasa de paro.

Habrá sustitución de puestos, es cierto, pero se generarán muchos más. Para ello, hay que adaptar el modelo formativo porque hay un GAP que debemos reducir con un reciclaje permanente porque a todos nos va a afectar. Muchos de los oficios que existen hoy, hace tiempo no existían, como el de Community manager. En unos años ocurrirá lo mismo. Existirán puestos que ahora no existen y con un modelo de evolución mucho más rápido. Hay una clave en todos los nuevos oficios: las habilidades del siglo XXI”.

Para finalizar, Santiago Soler aseguraba que “tenemos muchos retos por delante en un mundo mucho más diverso, más flexible, sin fronteras, donde los modelos laborales clásicos se irán diluyendo en un entorno cada vez más competitivo. Tenemos grandes oportunidades por delante, pero también grandes desafíos: la desigualdad, el desempleo y la valorización en un mundo asimétrico. Es por ello que es fundamental insistir en la anticipación, la innovación y la formación porque las personas seguirán siendo la gran apuesta de las empresas por mucha tecnología que haya”.

GRAN PARTE DEL EMPLEO CREADO ES TEMPORAL

Yolanda Valdeolivas García, Secretaria de Estado de Empleo, ha sido la encargada de clausurar la jornada, y ha concluido que “este informe viene haciendo un análisis de una cuestión que necesita ser analizada de manera rigurosa, exhaustiva para plantear alternativas y soluciones a los problemas que tenemos. Se derivan algunas conclusiones positivas y otras no tanto. La buena noticia es que la oferta de empleo en España crece, lo que viene a demostrar que llevamos cinco ejercicios consecutivos de crecimiento. Este dato no oculta otros elementos no tan favorables y que valoramos de forma radicalmente negativa. Está creciendo el número de afiliaciones a la seguridad, datos positivos si nos centramos en datos cualitativos, pero el empleo que se ofrece no es de calidad y no se puede considerar un trabajo digno, un trabajo decente. Somos conscientes de que es una realidad a la que hay que poner remedio. Somos conscientes de que gran parte del empleo creado es temporal, no indefinido. Esas personas no pueden planificar un proyecto de vida a largo plazo y esos empleos no están llamados a consolidarse”.

Como parte de su trabajo para solventar esos problemas del mercado laboral, Valdeolivas ponía como ejemplo su Plan Directivo: “El Ministerio ha venido actuando en el remedio de estas patologías, como el plan director por un trabajo digno, que ya ha dado sus primeros pasos y que ya han dado sus primeros frutos. Ha conseguido sacar a la luz a un numeroso grupo de trabajadores que no eran indefinidos pero que deberían serlo: falsos autónomos, becarios que realmente tenían relaciones laborales, temporalidad fraudulenta… Y todo ello no sólo favorece a trabajadores, sino también a las empresas que cumplen con la normativa laboral. Vamos de la mano del trabajo digno y de la competitividad leal entre las empresas. Somos conscientes de que hay que hacer mucha tarea. Hemos acostumbrado a dar por inevitables muchas consecuencias que hoy conforman una patología prácticamente crónica: que nuestra economía es estacional y que es inevitable la temporalidad. Hay una cultura social de abuso de la temporalidad, de la parcialidad, de los recovecos que deja el mercado laboral para huir de la normativa laboral”.

La Secretaria, además, se centraba en los grupos de personas más vulnerables ante el desempleo: “Hay dos importantes grupos que son los jóvenes y los parados de larga duración, que lo son fundamentalmente por razones de edad y que impiden su reincorporación al mercado de trabajo, evitándonos aprovecharnos de una experiencia, de una capacidad de adaptación a los nuevos retos inmejorable y que sólo encuentran protección en las políticas pasivas de desempleo. El problema es que el mercado les ha expulsado. Las políticas de género en el empleo son también una de las prioridades del ministerio y del Gobierno en general. Este otro colectivo que también sufre las consecuencias de la crisis económica. Es intolerable que un Estado pueda permitirse tasas de desempleo juvenil del 30%, 40% y que incluso llegan al 50% en algunas franjas de edad. Hay que hacer un plan de choque por el empleo joven, de calidad. Tenemos que romper la brecha de la experiencia porque los jóvenes deben tener acceso a una primera experiencia laboral e incorporarse después en un régimen de igualdad”.

“En definitiva” concluía, “tenemos que recuperar la causa de los contratos temporales, porque es evidente que las empresas a veces necesitan trabajadores temporales. No son malos por ser temporales sino cuando son precarios, cuando existe brecha entre temporales e indefinidos con diferentes condiciones. Hay otro gran reto en nuestro mercado de trabajo: la negociación colectiva, el mejor instrumento de redistribución de paz social. Hay que recuperar la capacidad de autorregulación de los agentes sociales”.

DATOS RELEVANTES DEL INFORME

Entre las principales conclusiones que se pueden extraer del Informe resalta el incremento de la oferta de empleo este último año, un 13,1% interanual, el mayor crecimiento en 10 años. Eso sí, cada vez más, la concentración territorial es más pronunciada. El 60% de las ofertas de trabajo se publican en tres comunidades: Madrid, Cataluña y País Vasco; mientras que por provincias, Madrid y Barcelona acumulan casi la mitad de las ofertas.

En lo que respecta a las actividades de las que proceden las ofertas, el 56,4% de ellas son pertenecientes al sector servicios. La industria registra el 26,5% del total de ofertas, un poco menos de la mitad, el macro-sector TIC (12,8%); la construcción vuelve a ganar terreno con un 3,7% de las ofertas de empleo. Por último, las actividades relacionadas con la agricultura, la pesca y la minería conforman el 0,7%.

Por áreas funcionales, la comercial vuelve a liderar la generación de oferta de empleo y se hace con el 39,5% del total; producción se queda en esta ocasión con el 30,8% de las ofertas, mientras que el área tecnológica e informática incrementan su contribución a la oferta: 11,7%, tres puntos más que el ejercicio anterior.

En cuanto a la titulación que demandan las ofertas, la universitaria sigue siendo la más demandada con el 40,5% del total de las ofertas. Aunque cabe resaltar el importante crecimiento experimentado por la FP, que la sitúa casi al nivel: un 40,3% de las ofertas requiere la titulación. Algo parecido con los idiomas, que aparecen en el 34,8% de las ofertas. Los estudios superiores, como, por ejemplo, los de postgrado, a pesar de ser muy valorados, sólo son imprescindibles en el 1,7% de las ofertas de empleo.

Además de la formación, las empresas recogen el requisito de experiencia profesional en el 80,5% de las ofertas. Por otro lado, el criterio de edad también se menciona de forma explícita en un 25,8% de las ofertas. Su valor promedio se sitúa en torno a los 33 años.

Por último, cabe destacar que las ofertas destinadas a encontrar candidatos para cubrir un puesto de trabajo en el extranjero suponen el 0,7% del total, lo que supone un incremento interanual del 2,1%. A su vez, el 46,4% de los encuestados estaría dispuesto a mudarse de país por un puesto de trabajo.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales