Nuevos desafíos para el «duty of care» del empleado

Las fiestas navideñas ya están aquí. Es momento de reflexionar sobre el año que hemos pasado y pensar en qué regalar a nuestros seres queridos. Aunque son fechas para dedicar principalmente a la familia, también es una oportunidad para que las empresas reflexionen sobre cómo la pandemia del COVID-19 ha afectado a sus empleados y los cambios que hay que acometer.

El confinamiento ha cambiado el enfoque del concepto del deber de protección (o ‘duty of care’) del empleado. Mientras que un entorno de trabajo en la oficina requiere cuidar de la seguridad en el camino de ida y vuelta a la oficina y durante las horas de trabajo, el teletrabajo requiere que las empresas no sólo comprendan los desafíos profesionales del empleado, sino también cómo los asuntos personales pueden afectar a su capacidad de trabajo. A esto hay que sumar la vuelta a los viajes de negocios, donde este deber de protección también será primordial, tanto de forma preventiva como durante el viaje y el periodo posterior.

Si bien la situación actual es una prueba para muchos, las empresas deberían aprovechar esta oportunidad para evaluar y actualizar sus modelos comerciales actuales y reimaginar la forma en que apoyan a sus empleados, y esto puede comenzar con la mejora de la gestión de los gastos. Es hora de que las empresas se vuelvan más proactivas a la hora de apoyar y salvaguardar a sus empleados, mientras se preparan para desplazarse de nuevo al trabajo y en los viajes de negocios, ya sea poniendo en marcha protocolos y guías previas a los desplazamientos o asegurando la visibilidad de los itinerarios e información de gastos.

 

Por ello, las empresas deben pensar en nuevas herramientas de gestión de gastos que ayuden a los empleados en su trabajo diario y que, al mismo tiempo, también beneficien a la empresa. La mejora de esos procesos, en cierto modo, sirve de «regalo» a los empleados, para ayudarles a gestionar mejor su carga de trabajo en este ajetreado período previo a la temporada de fiestas y en su día a día.

 

A medida que las empresas mantengan modelos híbridos de trabajo a distancia y anticipen otros posibles nuevos cambios en 2021, el papel de la automatización, la IA y el aprendizaje automático seguirá creciendo. Los algoritmos de IA también permiten a las empresas tomar decisiones más oportunas respaldadas por una transparencia financiera en tiempo real para satisfacer las necesidades empresariales provocadas por la pandemia. Esto incluye la gestión de gastos casi en tiempo real para mejorar la gestión del presupuesto y la liquidez, aumentar el cumplimiento y eliminar los errores, y maximizar la rentabilidad.

Nunca ha sido más crucial para las empresas cuidar de su personal y situarlo en primer lugar. Al invertir en herramientas y procesos que pueden reducir las tareas administrativas, liberar tiempo y ofrecer reembolsos más rápidos, las organizaciones pueden mejorar la satisfacción de los empleados, lo que compensa los sacrificios que las empresas y sus empleados han tenido que hacer en 2020.

João Carvalho, Head SAP Concur Sur de Europa y África Francófona.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales