‘Millennial’ y ‘baby boomer’, dos formas muy diferentes
de enfrentarse a la realidad laboral

Redacción25 octubre 20214min

Un mismo mercado laboral, pero percibido de manera muy distinta por las diferentes generaciones. Los millennial están menos motivados que los baby boomer y han sufrido más ansiedad durante la pandemia, sin embargo, no temen perder su trabajo, pues para ellos no existen fronteras laborales y el mercado no se limita solo a su ciudad y porque, en muchos casos, siguen viviendo con sus padres, lo que disminuye la presión por perder el puesto.

Más ansiedad, poco motivados y más confiados: así se diferencian los millennial frente a los baby boomer en el mundo laboral.

Según una encuesta de Hays, solo el 48% de los millennial (los nacidos en las dos últimas décadas del siglo XX) se sienten motivados en el trabajo. La principal razón de este bajo porcentaje es el salario (35%), la misma razón de desmotivación que esgrime el 21% de los baby boomer y la Generación X (hijos de los anteriores), solo que en su caso estás satisfechos con su empleo ascienden al 54%.

Ahora bien, las nuevas generaciones también tienen la percepción de haberlo pasado peor durante la pandemia de COVID-19. El 70% de los jóvenes asegura que han tenido ansiedad o fatiga laboral, frente al 61% de los baby boomer. Los causantes de este problema son, en ambos casos, los mismos: la sobrecarga de trabajo y el estrés. En este sentido, el 68% de los millennial considera que su empresa tiene que contratar más personal para solucionar esta problemática, mientras que el porcentaje baja al 59% en el caso de los que pasan de de la cuarentena.

Otro rasgo importante que diferencia a estas generaciones es el temor por perder su puesto de trabajo. Los jóvenes tienen menos miedo (solo en un 26% de los casos), mientras que el mismo índice sube hasta el 35% en los mayores.

En este sentido, Noelia de Lucas, directora comercial de Hays en España, apunta que “los baby boomer todavía tienen en mente el concepto de jubilarse en el mismo puesto donde empezaron a trabajar y, por ese motivo, temen el riesgo a no encontrar otro trabajo”. No obstante, los millennial sienten que “están más preparados, tienen más idiomas y un horizonte mayor de globalización, por lo que su mercado laboral se abre fronteras y no se limita solo a su ciudad. A ello se une que están en etapas de aprendizaje, que es lo que más valoran, y que, en muchos casos, también viven con sus padres, algo que disminuye la presión por perder el trabajo”, explica.

Sobre la posibilidad de implementar la jornada laboral de cuatro días, también es destacable que la mayoría de los millennial (68%) ve viable una incorporación de este sistema de flexibilidad, mientras que no llegan a la mitad los profesionales mayores de 40 (45%) que lo ve posible. “Creo que los jóvenes tienden más a pensar sin prejuicio cómo sería esta medida, mientras que los profesionales más experimentados, desde su conocimiento de experiencias diarias, tienen más sesgo y creen que costaría mucho más implementarla”, explica De Lucas.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales