Los 7 errores más frecuentes en la búsqueda de trabajo por internet

Las empresas no perdonarán que no se haya completado todos los campos del perfil o que se haya hecho a modo de telegrama, sólo lo interpretarán de un modo: falta de interés. Y sólo tendrá un resultado: descartado.

Los errores en cualquier estrategia de búsqueda de trabajo pueden dar al traste con cualquier oportunidad laboral, y jobandtalent -plataforma de empleo 2.0- ha identificado los siete “pecados capitales” más frecuentes en los que suelen incurrir los profesionales españoles en su búsqueda de trabajo por Internet.

1. Perfil incompleto: ¿Entregarías tu CV en papel a una empresa sin tenerlo completo? Si tu respuesta es “sí”, no cabe más que desearte buena suerte. Si tu respuesta es “no”, tampoco lo hagas cuando buscas empleo a través de internet. El perfil en redes sociales profesionales y webs de empleo debe estar completo al 100%. Las empresas no perdonarán que no se haya completado todos los campos del perfil o que se haya hecho a modo de telegrama, sólo lo interpretarán de un modo: falta de interés. Y sólo tendrá un resultado: descartado.

2. Participar por participar en procesos de selección: no suena la flauta. Una de las grandes ventajas de la búsqueda de empleo en Internet es la facilidad con la que podemos encontrar ofertas de empleo y responder a las mismas. Eso sí, es recomendable hacerlo sólo con aquellas ofertas de empleo que encajan con el perfil de su dueño. Aplicar a ofertas de trabajo cuyos requisitos no se cumplen es un error. En el mejor de los casos no considerarán la candidatura y lo más común es pasar a formar parte de la carpeta “Descartados”, ganándose un merecido punto negativo para el futuro.

3. No cuidar la imagen en Internet: las empresas van a buscar al candidato. Del mismo modo que cuando una empresa se interesa por un candidato éste la busca en Google o Facebook, las empresas también pueden hacerlo con él. El candidato debe cuidar su reputación online, vigilar qué comparte, comenta, dónde hace “like”, las fotos en las que aparece o sus tweets y retweets. Revisar la configuración de privacidad de las cuentas en las redes sociales en las que se esté registrado debe ser el primer paso, dejando la información personal sólo accesible para los círculos más íntimos. Todo lo que no sume para la búsqueda de empleo, resta, y las fotos de fiesta por ejemplo nunca suman.

4. No ser activo. “Esperando, el nudo se deshace y la fruta madura”, decía Federico García Lorca. Pues esperando no se encuentra empleo. Se debe ser activo. Estar registrado en todas las webs de empleo y redes sociales profesionales, subir un gran CV, tener el perfil completo al 100% y haberle añadido una foto sonriente es sólo el primer paso. Visitar a diario webs donde se publiquen ofertas de empleo para conocer qué oportunidades hay, en qué empresas y sectores; adaptar el perfil a las necesidades del mercado, formarse en aquellas disciplinas más solicitadas e interactuar con las empresas son también aspectos fundamentales.

5. Agregar contactos que no se conocen. Para la búsqueda de empleo es básico utilizar la red de contactos. Cultivarla es básico, pero incluyendo sólo contactos reales, aquellas personas que pueden hablar bien y te conocen personal y profesionalmente. Agregar a muchos contactos es tentador y puede pensarse que así se está conectado con un mayor número de oportunidades profesionales, pero no es la realidad… ¿Qué le dirías al departamento de RR.HH. de tu empresa si te piden información sobre ese contacto que tienes en LinkedIn a quien conoces del campamento Cucamonga del verano de 1992 y nada más?

6. No aprovechar las oportunidades que ofrece un CV online. Cuando hablamos de un perfil en una red profesional no es necesario ceñirse a un folio, es más, no debe hacerse. Hay que aprovechar para contar con más detalle quién se es porque cuanta más información haya en el perfil, más opciones se tienen para ser encontrado.

7. Descartar la vía offline. La probabilidad de que el próximo empleo se consiga a través de Internet crece día a día, sí, pero mientras esa probabilidad no sea del 100% no se debe descartar la vía offline. Toda ayuda es buena.

2 Comentarios

  • CAREERBUILDER.ES

    30 marzo 2012 at 13:23

    Creer que las redes sociales ahora son la panacea del reclutamiento. Son una buena vía de confirmación pero hay muchos caminos y los perfiles en redes sociales sobre todo son los más junior en países mediterraneos.

  • Paloma

    24 mayo 2012 at 18:17

    Desconozco por completo el papel de las redes sociales en el reclutamiento o en la busqueda de empleo, ¿Hay una redes específicas para esto?¿Linkedin?¿Se utilizan otras redes?¿Se utiliza FB?¿Podría referirme un artículo sobre esto?

Comentarios cerrados


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales