Madrid y Barcelona se mantienen entre las ciudades de Europa más atractivas para expatriados

Redacción24 junio 20216min

El COVID-19 sigue causando una perturbación sin precedentes en la movilidad internacional, lo que lleva a muchas empresas a reevaluar cómo van a gestionar su fuerza de trabajo móvil en un mundo post-pandémico. En este contexto, las organizaciones multinacionales están revisando sus programas de movilidad y compensación para desplazar a sus expatriados.

Así, la búsqueda de localizaciones más asequibles se dispara y las compañías ponen su atención en ciudades que, siendo centros de negocio, ofrezcan una buena calidad de vida y resulten más asequibles. Este es el caso de Madrid y Barcelona que, según el Informe Coste de Vida 2021 de Mercer, siguen manteniendo su competitividad en coste de vida a nivel europeo, estando entre las ciudades del continente menos caras para los profesionales. No obstante, ambas ciudades suben en el ranking frente a 2020, es decir, se encarecen, al pasar del puesto 87 al 67 en el caso de Madrid y del 102 al 84 en el de Barcelona.

El informe que Mercer elabora todos los años es una referencia obligada para empresas y organismos internacionales a la hora de decidir dónde desplazan a sus trabajadores.

En el ámbito europeo, Zúrich (5ª), Ginebra (8ª) y Berna (10ª) se mantienen entre las 10 ciudades más caras, mientras que algunas otras subieron algunos puestos respecto al año anterior, pero manteniéndose por detrás como Copenhague (16ª), Londres (18ª), París (33ª) y Milán (36ª). Factores como las fluctuaciones monetarias, el coste de la inflación de bienes y servicios y la volatilidad en los precios del alojamiento, contribuyen al coste general de los paquetes de expatriados para los empleados en asignaciones internacionales.

«La movilidad está evolucionando desde las tradicionales asignaciones de larga duración -es decir, reubicar a un empleado durante unos años y luego repatriarlo a su lugar de origen- a otros tipos de esquemas de movilidad, como las asignaciones a corto plazo, las contrataciones internacionales en el extranjero, los trasladados permanentes, los trabajadores remotos internacionales y los freelancers internacionales», explica Juanvi Martínez, Director del área de Career en Mercer.

A nivel global, el informe revela que Ashgabat (Turkmenistán) es la ciudad más cara del mundo para los empleados internacionales, desplazando a Hong Kong al segundo puesto. Beirut ocupa el tercer puesto, subiendo 42 posiciones en la clasificación como resultado de una grave y extensa depresión económica. Tokio baja un puesto, pasando de la tercera a la cuarta en el ranking y Shanghái se situó en la sexta posición, subiendo un puesto desde el año pasado. Singapur pasó del quinto al séptimo puesto.

«El coste de la vida siempre ha sido un factor para la planificación de la movilidad internacional, pero la pandemia ha añadido una nueva capa de complejidad, así como implicaciones a largo plazo relacionadas con la salud y la seguridad de los empleados, el trabajo a distancia y las políticas de flexibilidad, entre otras consideraciones», explica Martínez. «A medida que las organizaciones se replantean sus estrategias de talento y movilidad, es esencial disponer de datos precisos y transparentes para compensar a los empleados de forma justa por todo tipo de asignaciones».

Las ciudades norteamericanas han descendido en la clasificación de este año debido sobre todo a las fluctuaciones monetarias del último año, a pesar de la creciente inflación de bienes y servicios en el país. Nueva York (14ª) se sitúa como la ciudad más cara seguida de Los Ángeles (20ª), San Francisco (25ª), Honolulu (43ª) y Chicago (45ª). Por su parte, el dólar canadiense se ha revalorizado en relación con el dólar, lo que ha provocado un salto en el ranking de este año. Vancouver (93ª) es la ciudad canadiense más cara del ranking, seguida de Toronto (98ª) y Montreal (129ª). En el puesto 156, Ottawa es la ciudad menos cara de Canadá.

En cuanto a la zona Asia-Pacífico, más de la mitad de las 10 ciudades más caras se encuentran en Asia. Bombay es la ciudad más cara de la India, pero ha bajado 18 puestos en la clasificación de este año debido a la relativa debilidad de la rupia india en comparación con otras ciudades de la clasificación y las ciudades australianas han subido en la clasificación de este año, ya que la moneda local se ha revalorizado considerablemente frente al dólar. Sidney es la ciudad australiana más cara para los empleados seguida de Melbourne.

El Informe Coste de Vida 2021 es reconocido globalmente por ser el más exhaustivo de su categoría. Utiliza la ciudad de Nueva York como ciudad de referencia y compara los movimientos de divisa de otras ciudades en comparación con el dólar estadounidense. La encuesta abarca a más de 500 ciudades de todo el mundo, aunque la clasificación de este año incluye 210 ciudades de los cinco continentes y mide el coste comparativo de más de 200 artículos en cada ubicación, incluyendo la vivienda, el transporte, la comida, la ropa, los artículos para el hogar y el entretenimiento.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales