Los problemas de salud mental ya afectan a más de la mitad de los empleados españoles

Maite Sáenz20 octubre 20216min

Que la salud mental va a ser la segunda pandemia que nos espera es algo de lo que ya no duda casi nadie y de lo que, además, avisó la OMS antes de que llegara el Covid. Ahora, se empiezan a poner cifras a un tipo de patologías silenciosas, en muchas ocasiones estigmatizadas, y que generan distintos grados de sufrimiento personal en quienes las padecen y elevados costes para las empresas y para los sistemas nacionales de salud. Un reciente estudio de Cobee realizado en colaboración con DKV, Gympass y ifeel, cifra en un 58% el número de empleados españoles que ha buscado ayuda profesional durante el último año por problemas relacionados con su salud mental. También revela que 8 de cada 10 trabajadores han padecido estrés en los últimos meses, situación generada principalmente por el exceso de carga de trabajo y la presión de sus superiores. E igualmente recoge el sentir de siete de cada diez trabajadores que aseguran que su salud ha empeorado en lo que va de año.

 

Para Borja Aranguren, CEO y Cofundador de Cobee: “Nuestra concepción de la salud mental está tomando cada vez un papel más importante en el seno de las empresas. Los efectos de la pandemia, que han hecho que miles de empleados tengan que adaptarse a nuevas formas de trabajo, así como la situación retadora y cambiante del panorama laboral, pueden traducirse en incertidumbre, desconfianza o inquietud de los empleados si la empresa no les apoya con políticas de bienestar”.

 

¿Hasta qué punto se ocupan los empleados de su salud en el trabajo? ¿Tienen todo el apoyo que necesitan por parte de la empresa? Estas y otras cuestiones son las que plantea el estudio en el que se pregunta directamente a los verdaderos protagonistas de esta situación: los empleados.

Actividad física y desconexión digital como vectores del bienestar emocional

 

Los trabajadores encuestados han reconocido haber tenido problemas de salud mental que, de una manera u otra, han afectado a su productividad. Además, el sedentarismo, la escasa desconexión digital o el abuso de alimentos con bajo perfil nutricional se anteponen a los hábitos de vida saludables, afectando también el bienestar físico y mental de los empleados.

Algunos datos relevantes al respecto por parte de los empleados:

  • cuatro de cada diez empleados reconocen que el deporte ayuda a liberar la tensión acumulada, pero encuentran un problema relacionado: no tienen tiempo para practicarlo habitualmente.
  • un 49% practica alguna actividad deportiva después de la jornada laboral,
  • el 10% reconoce que no practica deporte de forma habitual, a pesar de que es una de las mejores soluciones para reducir el estrés.

 

Y por parte de las empresas:

  • solo el 13% cuenta con flexibilidad total para desconectar durante las horas de trabajo,
  • a nivel retributivo, de todos los beneficios con los que las empresas compensan a sus empleados, las suscripciones mensuales a gimnasios, estudios y opciones digitales (48%), los seguros de salud (62%) y la formación (55%) también son acciones con muy buena acogida entre los trabajadores.

“El trabajo, ya sea desde casa o desde una oficina, es una de las actividades a las que dedica más tiempo una persona y por eso es tan importante promover programas y acciones desde la empresa que ayuden a los empleados a mantener un buen estado de salud -afirma Aranguren-. Y no me refiero solo a la ausencia de enfermedades. Por encima del estado físico, el bienestar emocional es una necesidad a la que hay que prestar especial atención. Al margen de reducir el absentismo o mejorar la productividad, las empresas que se preocupan por la salud mental de sus empleados demuestran un compromiso que se traduce en un mayor sentido de pertenencia por parte de estos”.

 

Estrés, productividad y teletrabajo

 

La fatiga, el malestar emocional, la ansiedad o los dolores de cabeza son solo algunos de los síntomas derivados del estrés y que, según el estudio de Cobee, se visibiliza en los siguientes datos de impacto:

  • ocho de cada diez empleados reconocen haber padecido alguna de estas dolencias en el último año
  • una excesiva carga de trabajo (63%) y la presión por parte de los superiores (32%) son las dos principales causas del estrés de los trabajadores.
  • el 77% de los encuestados afirma que el teletrabajo le ha ayudado a reducir sus niveles de estrés.
  • un 58% cree que el teletrabajo permite que su concentración y productividad sea mayor y el 42% considera que no es tan productivo como en la oficina. La apuesta generalizada pasa por un por un modelo de trabajo híbrido, adoptado ya por el 65% de las empresas.

 

Los datos del estudio avalan la necesidad que tienen los profesionales de ser escuchados por sus empresas. “El impacto de la salud de los empleados en el crecimiento y desarrollo de las empresas es un hecho. El reto está ahora en promover medidas y políticas que promuevan el bienestar de los trabajadores y en eliminar los factores que ponen en riesgo la salud en el centro de trabajo”, concluye Aranguren.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales