Los horarios laborales y un excesivo uso de las tecnologías, entre los obstáculos para pasar más tiempo con los hijos

Carta a mis papas 2019
ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles presenta las conclusiones del programa "Carta a mis papás", iniciativa subvencionada por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, cuyo principal objetivo ha sido concienciar acerca de la necesidad de una mayor implicación de los padres y madres, especialmente de los primeros, en el tiempo y actividades que comparten con sus hijos, así como del papel que la conciliación de la vida laboral y personal, y el comportamiento corresponsable, tienen en la consecución de dicho objetivo.

El programa se ha desarrollado a través de dos líneas principales. Por un lado, los talleres “Carta a mis papás”, dirigidos a estudiantes de Educación Primaria y de la ESO, han tenido por finalidad reflexionar sobre el tiempo que los menores comparten con sus progenitores, qué dificultades impiden hacerlo, qué soluciones proponen para ampliar los momentos en familia y qué actividades les gustaría realizar con ellos. El producto del taller fue una carta dirigida a sus padres, donde pudieron expresar sus necesidades al respecto, así como las actividades que les gustaría compartir.

Entre los obstáculos que les impiden compartir más tiempo con sus padres, los niños señalaron, en este orden: 1. El trabajo y sus horarios; 2. Las tareas domésticas; 3. El móvil, la televisión, el ordenador y la tablet; 4. Los largos desplazamientos entre el trabajo y casa; 5. El exceso de deberes y de actividades extraescolares; 6. Los hermanos (los pequeños, sobre todo); y 7. La necesidad de dinero.

A la hora de buscar soluciones, de todas las ideas aportadas, la que más destaca y más han repetido, ha sido la petición de que los padres dejen el móvil y les hagan caso cuando lleguen a casa, ya que sienten que estos pasan “demasiado” tiempo con los teléfonos y se sienten desplazados y desatendidos. De igual modo, consideran que en casa se ve demasiado la televisión y que ese tiempo podrían aprovecharlo para jugar con ellos o hablar de cómo ha ido el día o de “sus cosas”. Otras propuestas de los menores, respecto a lo que sus progenitores podrían hacer para aumentar los momentos en familia, fueron: organizar mejor el tiempo que pasan en casa, repartir las tareas domésticas entre todos o cambiar el horario de trabajo.

En las respuestas se evidencia el efecto de los roles que desempeña cada progenitor en la familia, siendo las barreras derivadas de las tareas domésticas y los cuidados las que afectan a las madres, mientras que las laborales (horarios, ganar dinero, distancia del lugar de trabajo, etc.) son las correspondientes a los padres. También la mayoría de las respuestas relacionadas con las actividades que les gustaría realizar con sus padres tienen que ver con cosas que requieren acción, como los deportes o las manualidades, mientras que al hablar de cosas que les gustaría hacer con sus madres, suelen referir actividades como ir a pasear, ir de compras, ayudarlas a realizar las tareas domésticas, la comida o que les ayuden con los deberes.

Por otra parte, la segunda línea del programa, el cuestionario online “¿Cuánto tiempo compartimos con nuestros hijos?” ha permitido conocer los hábitos y necesidades de los progenitores respecto a las relaciones que mantienen con sus hijos y el tiempo que les dedican. Entre las principales conclusiones cabe destacar:

• Existe una necesidad consciente de dedicar más tiempo al cuidado y atención de los menores.
• El tiempo que se dedica es considerado insuficiente para casi el 70 % de los encuestados.
• La vivencia es alarmantemente dramática, con un alto coste emocional, para el 66,67 %.
• Las mujeres son las que mayoritariamente se dedican a dichas tareas de cuidado y además durante más tiempo, siendo patente la falta de corresponsabilidad por parte de los hombres.
• Hombres y mujeres difieren en la percepción que tienen sobre su implicación en las tareas de cuidado y domésticas, siendo la de aquellos más optimista, en el sentido de que sobrevaloran su aportación y perciben que la situación de necesidad no es tan imperiosa.
• Los progenitores saben que no dedican a jugar con sus hijos todo el tiempo que ellos mismos consideran necesario.
• El trabajo y las tareas domésticas son los mayores obstáculos para alcanzar la conciliación y poder dedicar más tiempo a los hijos.
• El estrés y el cansancio son también un objetivo impedimento a la hora de dedicar tiempo a los menores.
• Nueve de cada diez progenitores afirman tener en su mano recursos para aumentar dicho tiempo compartido; más de un cuarto desconectándose de algún dispositivo smart y más de un tercio renunciando al tiempo de ocio.
• Los padres y madres conocen cuáles serían las medidas que desde los diferentes ámbitos podrían implantarse para promover mayores cotas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar.
• Al Gobierno y a las empresas las personas les piden, fundamentalmente, y en el ámbito laboral, flexibilidad de entrada y salida, así como la adecuación de los horarios laborales con los escolares.
• Tras la respuesta y reflexión suscitada por el cuestionario, una parte significativa de los progenitores considera que adoptará medidas para conseguir dedicar más tiempo a sus hijos.

En palabras de Mariano Ruipérez, director del programa y autor del informe, “con la realización de los talleres hemos contribuido a concienciar a madres y padres sobre la necesidad de incrementar la cantidad de tiempo y actividades que comparten con sus hijos, poniendo de manifiesto también la necesidad de fomentar la corresponsabilidad y buscar medidas para lograr la conciliación de la vida personal y laboral”. Asimismo, Ruipérez señala que “el cuestionario ha permitido que los progenitores reflexionen sobre esta cuestión, haciéndoles que sean más conscientes de lo que hacen, lo que no hacen, cómo se sienten y qué piensan al respecto, así como hacerles identificar las barreras que les impiden alcanzar un nivel satisfactorio de relación con sus hijos. También hemos explorado acerca de lo que ellos podrían hacer, lo que está en su mano para lograr dicho objetivo, y lo que la empresa y los gobiernos podrían hacer para facilitarlo”.

Por su parte, José Luis Casero, presidente de ARHOE, expresa que “seguiremos planteando acciones en la línea que hemos trasladado al Gobierno, más aún cuando una gran parte de las personas encuestadas manifiestan que comparten menos tiempo con sus hijos del que consideran necesario y estos, a su vez, también reclaman pasar más momentos en familia. Los resultados nos muestran, de primera mano, las carencias que la sociedad padece en este sentido y el alto coste emocional que provoca pensar en lo que hacemos día a día al respecto”.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.