Los españoles, dispuestos a cobrar en B

Redacción3 septiembre 20207min

La tendencia a cobrar ingresos en B es una realidad en el mercado laboral español. Así se desprende del último Informe InfoJobs que revela que 1 de cada 5 españoles (23%) estaría dispuesto a recibir ingresos en B siendo los hombres los más predispuestos (25%) situándose 3 puntos porcentuales por encima de las mujeres (22%).

Los encuestados más jóvenes, de entre 16 y 24 años, constituyen el colectivo con mayor voluntad a cobrar en B (39%) y, de hecho, es el grupo que declara en un mayor porcentaje haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años (30%). En cambio, sólo un 20% de los mayores, de entre 45 y 65 años aceptaría recibir un salario en B y, asimismo, se observa que sólo un 9% de estos encuestados afirma haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años.

El Informe, realizado a una muestra representativa de la población activa española¹, presenta una radiografía a nivel nacional y por Comunidades Autónomas de la predisposición de los españoles a cobrar salarios en B y de aquellos que afirman haber cobrado de esta manera en los últimos tres años, así como los motivos que aluden para recibir este tipo de ingresos.

Por nivel formativo, aquellos que cuentan con una formación no reglada están más dispuestos a percibir un salario en B (41%) y también quienes sólo han cursado estudios básicos (30%). Una predisposición que, en este caso, está alineada con la realidad ya que del Informe se desprende que el 30% de los encuestados con estudios no reglados afirma haber cobrado en negro una parte de sus ingresos en los últimos tres años. En concreto, el 31% de ellos señala haber recibido entre el 21% y el 60% de sus ingresos en B.

“Con estos resultados, podemos apuntar que son los más jóvenes quienes entran al mercado laboral con trabajos ocasionales poco regularizados”, señala Mónica Pérez, directora de comunicación de InfoJobs, quien añade también que: “las personas con titulaciones no reconocidas o con una formación básica también corren más riesgo de acceder al mercado laboral en condiciones más precarias”.

La situación laboral también influye a la hora de plantearse recibir ingresos en B y, en este sentido, se observa una mayor disposición a recibir este tipo de salarios entre los desempleados (31%) en comparación con los ocupados (21%).

Las personas con cargos directivos, quienes más se muestran a favor de cobrar en B

Llama la atención el porcentaje de encuestados que ocupan cargos directivos y que apuntan estar abiertos a recibir una parte de su salario en B. Así lo afirman un 29%. Cabe añadir que un 15% de los encuestados en posiciones de liderazgo confirma haber cobrado este tipo de ingresos en los últimos 3 años, y un 38% de ellos afirma además haber recibido entre el 21% y el 60% de su salario en B. El motivo principal que aluden es que necesitan completar su salario (el 40% de ellos así lo afirman). Un dato que vuelve a sorprender por ser un grupo que está arriba en la pirámide salarial.

1 de cada 5 encuestados que ha cobrado en B señala haber ingresado hasta el 60% de su salario

De entre aquellas personas que declaran haber cobrado en B en los 3 últimos años, más de la mitad (69%) afirma haber percibido por esta vía hasta el 20% de sus ingresos y 1 de cada 5 (22%) señala haber ingresado en B entre el 21% y el 60% de su salario.

Por edades, son los encuestados de entre 35 y 44 años quienes declaran en mayor porcentaje (73%) haber cobrado en B en los últimos tres años hasta el 20% de sus ingresos, seguido de los jóvenes entre 25 y 34 años (72%) y entre 16 y 24 años (69%).

La empresa sólo da esta opción de pago, el principal motivo entre los encuestados

La población activa española que afirma recibir este tipo de ingresos alude que la empresa no le da otra opción (50%). Es también el principal motivo al segmentar por edades, ocupación, por nivel laboral y por nivel de estudios.

El segundo motivo que cita un 29% de los encuestados es la necesidad de completar su salario, mientras que un 7% apunta a no querer pagar impuestos desproporcionados y un 4% señala no querer perder la prestación por desempleo o porque se trata de trabajos interpersonales de pocas horas.

Los andaluces los más predispuestos a cobrar en B

Por comunidades autónomas, el Informe refleja que los andaluces son los españoles más dispuestos a cobrar en B (28%) situándose 5 puntos porcentuales por encima del global de España (23%). Además, un 18% afirma haber percibido este tipo de ingresos en los últimos 3 años, dato que llama la atención siendo Andalucía una de las comunidades con tasas de paro más elevadas.

En el lado opuesto se sitúa el País Vasco, una de las comunidades autónomas en las que menor predisposición hay a la hora de aceptar un salario en B (20%) y también en las que menos se declara haber percibido ingresos en B en los 3 últimos años (9%), situándose 5 puntos porcentuales por debajo del promedio de España (14%).

 


¹Nota metodológica: Encuesta online a población activa, realizada en febrero 2020, a un panel independiente de población española. La muestra es de 4.463 personas y es representativa del total de la población activa (Fuente: EPA 2019T4) por edad, sexo, situación laboral y CCAA. Error muestral: 1,5% para un intervalo de confianza del 95%

Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales