Las medidas de flexibilidad para promover la conciliación deben enfocarse en los resultados, no en las horas trabajadas

Vuelve el verano y vuelven las jornadas intensivas de gran parte de los empleos de oficina. Además, este año convive con el control horario puesto en marcha en 2019 y con el teletrabajo, como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la covid-19. Sin embargo, Fernando Calvo, director de People & Culture de Hays España, considera que mientras el teletrabajo nos ayuda a ser más flexible y a mejorar la conciliación, el control horario y la jornada intensiva hacen lo contrario.

“La productividad depende de la capacidad de organización del empleado, pero el debate realmente no está en las horas trabajadas, sino los objetivos y los resultados”, resalta Calvo. Aun así, el 27% de las empresas ha ampliado la jornada intensiva de verano, mientras que el 21% ha optado por jornadas intensivas durante todo el año, según la Guía Laboral HAYS 2020.

Fernando Calvo señala que la aplicación de la jornada intensiva es razonable cuando hay menos volumen de trabajo, principalmente en verano, aunque no es posible en todos los sectores. Pese a ello, sostiene que “trabajar por horas no tiene mucho sentido, sino que lo preferible es trabajar por resultados.”

En este sentido, indica que la productividad depende de la madurez del empleado y de su capacidad para organizarse bien el tiempo. “Trabajar por objetivos, con procesos de aprendizaje y flexibilidad horaria contribuye a desarrollar esta madurez”, apunta Calvo, y agrega que “en los últimos años, se nos obliga a fichar y controlar las horas no creo que sea el mejor método.

La Guía Hays constata que el 84% de los empleados considera que la ley de control horario implantada por el Gobierno el año pasado ha cambiado su jornada laboral. Es decir, ahora se es más estricto en cuanto a las horas diarias invertidas en el trabajo.

Por otro lado, Calvo apunta que la jornada intensiva, de 8 a 15 horas, no conlleva una reducción importante de las horas trabajadas, solamente una hora menos al día, pero facilita la conciliación laboral del empleado. Cabe destacar que las empresas puntúan en el 51% de los casos Muy Buena o Buena la conciliación laboral-personal que se ofrece, mientras que solo el 33% de los empleados consideran que la conciliación es Muy Buena o Buena.

No obstante, la medida más adoptada por las empresas para facilitar la conciliación laboral (un 64%) es la introducción del horario flexible de entradas y salidas, algo que también destaca Calvo. El director de People & Culture de Hays afirma que “el confinamiento y el teletrabajo nos han permitido trabajar desde diferentes sitios, mejorar las conexiones y las comunicaciones, y hay una parte positiva de todo esto: ahora los empleados tienen la capacidad de tener una mayor flexibilidad”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales