Las empresas de más de 100 empleados ocupan ya el 13 % de las oficinas flexibles en el mundo

Redacción25 febrero 20207min
Mientras que el 50 % de los puestos los ocupan empresas entre 2 y 20 empleados, las empresas grandes de más de 100 empleados ocupan el 13 %

Las empresas de más de 100 empleados, que tradicionalmente han alquilado oficinas convencionales, actualmente ocupan el 13 % de los puestos de las oficinas flexibles. Así lo refleja un estudio reciente de Workthere, la plataforma internacional de la consultora Savills Aguirre Newman, centrada en el negocio de oficinas flexibles y coworking. Workthere ha realizado un benchmark sobre oficinas flexibles, denominado Flexmark, con información recopilada en Bélgica, Francia, Alemania, Irlanda, España, Países Bajos, Singapur, Reino Unido, Estados Unidos y Vietnam.

Este informe destaca que la media de ocupación del cliente más grande de los espacios de oficinas flexibles es del 21 % del total, mientras que el 50 % de los puestos los ocupan empresas de entre 2 y 20 empleados. La demanda media en oficinas flexibles es de 15 puestos de trabajo por empresa, pero Workthere destaca que, en un 8 % de los casos, el cliente más grande llega a ocupar hasta el 50 % del total.

El análisis, realizado por Workthere, también informa del aumento en los niveles de ocupación de puestos tanto en espacio privado dentro de oficinas flexibles, del 76 % en 2018 al 81 % en 2019, como de la ocupación en espacio de coworking, que pasó del 53 % al 60 %.

Ana Zavala, directora de Workthere España, indica que «a pesar de las informaciones sobre los desafíos a los que ha enfrentado el modelo de negocio de las oficinas flexibles, el sector ha experimentado un crecimiento positivo. La demanda no muestra signos de disminuir tanto entre grandes empresas como Pymes y start ups que utilizan este tipo de espacio, precisamente por su flexibilidad en cuanto a la duración y puestos necesarios. La entrada de más operadores y propietarios creando sus propios modelos está acelerando la competencia, lo cual es bueno para el usuario, al tener más opciones en un mercado en constante cambio donde la diferenciación va a ser clave».

Jessica Alderson, analista de investigación global en Workthere, señala que «dado que se espera un aumento en la demanda de espacios flexibles en los próximos años a medida que se asientan las ventajas en cuanto a colaboración y eficiencia del espacio, esperamos que algunas de las áreas de coworking dentro de las oficinas flexibles se conviertan en oficinas privadas para ajustar la oferta a la demanda».

Tendencias 2020 en oficinas flexibles

Workthere señala las principales tendencias sobre las que se desarrollará el segmento en 2020 y los retos a los que se enfrenta a nivel global.

1. El término de moda ya no es coworking, ahora se llama flex office o Space-as-a-Service, en español, oficinas flexibles o espacio como servicio. El cambio responde a la rápida evolución de un modelo en el que el concepto coworking se queda corto para abarcar la amplitud de posibilidades que proporcionan los operadores y a la tendencia de uso de los propios espacios.

2. Retención del cliente y fusiones y adquisiciones. Dado el grado de madurez que está experimentado el segmento de oficinas flexibles, con entrada de nuevos operadores, como Wojo en España, y la consolidación del mercado a través de operaciones de M&A, como la absorción de los emblemáticos coworkings de Londres por IWG, la retención de los clientes se convierte en una cuestión clave para los principales players del mercado. Con la proliferación de opciones y la facilidad de cambio de oficina para el usuario, la calidad del servicio de atención al cliente es ya uno de los factores más relevantes.

3. Líneas grises. Durante mucho tiempo, ha existido una línea definida para diferenciar entre espacio como servicio y oficina convencional que es cada vez más difusa a medida que la gama de formatos se amplía.

Como referencia, en Reino Unido, el mercado más maduro, la duración media del alquiler de oficinas convencionales se redujo de 9,7 años en 2002 a 6,9 en 2018, según datos de MSCI, y en los últimos años, el modelo tradicional ha empezado a ofrecer cada vez más servicios anteriormente sólo disponibles en centros de negocios y coworkings. Al mismo tiempo, la duración media de alquiler por puestos está aumentando, especialmente con el incremento de presencia de grandes corporaciones en la base de clientes de este tipo de espacios de trabajo. La duración media de un contrato por espacio flexible es de 1,5 años, en un rango de 5 meses a 5 años, según el informe Flexmark.

4. Las grandes empresas apuestan por la flexibilidad. Workthere estima que, aunque puede pasar aún más de un año para llegar a este punto, el uso de oficinas flexibles por parte de grandes corporaciones se convertirá en habitual. Compañías como Apple, BP, Facebook, Samsung, Alibaba, Samsung, Microsoft o GlaxoSmithKline son algunas de las grandes multinacionales que están incorporando en sus estrategias inmobiliarias el uso de espacio de trabajo en oficinas flexibles, con el objetivo de atraer y retener el talento, mejorar la eficiencia del espacio, colaborar con otros o mejorar la productividad de sus procesos.

5. Sostenibilidad y comunicación. La conversación sobre la sostenibilidad continúa evolucionando, particularmente en torno a los espacios de trabajo. Muchos proveedores de oficinas flexibles son conscientes de ello y han incorporado muebles ecológicos, café de origen ético o instalaciones de reciclaje en sus edificios. Workthere destaca que casi dos tercios de los trabajadores de oficina flexibles piensan que el desempeño ambiental de su espacio de trabajo es importante, según su informe What Coworkers Want, pero menos de la mitad están contentos con este asunto en su espacio de trabajo actual. Con la incorporación de la Generación Z a la fuerza laboral, con fuerte conciencia ecológica, será necesario mejorar la comunicación de las iniciativas y estadísticas de sostenibilidad del espacio de trabajo.

 


* Workthere define el beneficio operativo como los ingresos menos los costes operativos. No incluimos depreciación, amortización, intereses pagados por deudas o impuestos en los costes operativos.

Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales