Las 12 lecciones vitales sobre transformación y creación

Cristina Fragua20 enero 20157min

Con motivo de su 18 aniversario, Tatum ha formulado las 12 claves que no tenemos que olvidar sobre transformación y creación. Durante una jornada, celebrada el pasado diciembre, la compañía convirtió a los/as niños/as en protagonistas de creatividad, innovación, cambio y construcción.

PIENSA EL 80% Y HAZ EL 20% 

Reflexionar. Tenemos que pararnos a pensar en el problema antes de lanzarnos a dar la solución, es decir, si no sabemos a qué nos enfrentamos no sabremos cómo solucionar cualquier problema que se nos presente. En ese sentido, las personas no solemos ser conscientes de las posibilidades de solución, simplemente queremos una y de inmediato la aplicamos.

No os habéis percatado de que, ¿si pensáramos antes de actuar, después tendríamos que corregir menos cosas lo que nos llevaría a una solución mejor?

En esencia: solemos tener un problema y sin conocerlo profundamente planificamos una solución a la que, después, habrá que dedicar más tiempo y recursos.

MI IDEA Y TU IDEA

Escuchar y no oír. Necesitamos hacer una escucha activa de las personas que nos rodean puesto que si entre todos planteamos nuestras opciones nos enriqueceremos los unos a los otros. Esto nos llevará a la “excelencia”, seguramente lo que se le ocurra a un equipo unido será mucho mejor que lo que se le ocurra a una sola persona. Arrinconemos nuestro ego, no defiendas a capa y espada tu idea, trata de mejorarla escuchando a los demás.

EL PREJUICIO MATÓ A LA CREATIVIDAD

Para error nuestro, en muchas ocasiones damos todo por sentado y aceptamos las cosas tal y como se supone que son. Pero, ¿por qué no salirse de la caja? Hay que grabarse en la mente que todo es posible. No podemos apartar opciones porque creamos que están fuera de lugar, esto no deja aflorar la creatividad de los equipos y limitará en gran medida los resultados.

A razón de esto, tenemos que ser más abiertos y cambiar el chip a todas las ideas y soluciones como punto de partida.

TODOS A UNA, COMO FUENTEOVEJUNA

La clave del éxito: conseguir una meta común dentro del equipo. Es básico disponer de objetivos claros y compartidos para que se interioricen y todos sean parte de su alcance. Hay que convertir a los profesionales en “hoolingans” en el sentido de que sean capaces de vivir un proyecto y defenderlo como propio, todos juntos, sin fisuras. Básicamente, si se trabaja por algo compartido, es difícil que se pierda el interés y ser resientan los resultados.

MÁS ÉXITO CON MÁS RISAS

Si ves el trabajo como un castigo…cambia tu actitud cuanto antes. El ambiente laboral y la actitud personal ante el trabajo son fundamentales para el resultado final. Alguna vez habréis experimentado que las cosas hechas con alegría salen de otra forma. En las empresas falta más emoción y positividad ante los problemas.
Valoremos lo bueno, que no nos frene la perfección.

Antes de pensar en el resultado final ideal tenemos que abarcar etapas excelentes como buenas en sí mismas. Importante no ser tan perfeccionista y valorar más aquello que se hace bien y el esfuerzo. Tengamos en cuenta que, cuando trabajamos en equipo es importantísimo construir, apoyarnos entre nosotros y valorar el esfuerzo de cada “pieza” para conseguir crecer juntos. Digamos que, cada gota cuenta y cada aportación, por pequeñas que sea, es valiosa para la construcción del todo.

QUÉ BUENO PODER SER EL PULPO CON 8 BRAZOS

Aunque seamos unos obsesos del control tenemos que aprender a delegar tareas en otros. Hay que confiar más en las capacidades de los miembros de nuestro equipo. Tenemos que potenciarlas y no ahogarlas. Delegar es primordial para llegar a mejores soluciones y abarcar una mayor actividad. Pero… ¿qué requiere esto? Confianza, si tenemos confianza nuestros equipos serán más eficientes.

EL VIAJE ES EL DESTINO

No nos ahoguemos en un vaso de agua pensando en llegar al final, disfrutemos del camino, de cada etapa sin pensar a corto plazo en la solución final. Hay que recuperar el gusto por lo que estás haciendo y no por la meta. La felicidad no llega cuando conseguimos lo que deseamos, si no cuando sabemos disfrutar de lo que tenemos.

TÚ Y YO SOMOS 10

Las sinergias de equipo. La suma de las opiniones de los miembros del equipo nos ayudará a lograr la excelencia. Fomentemos la colaboración y la integración dentro de nuestros equipos para llegar a unas metas comunes.

ERES CAPAZ DE HACER COSAS MARAVILLOSAS, SÍ TÚ

La gran mayoría de las veces nuestros miedos frenan nuestros deseos. Tenemos que conseguir que nuestro equipo piense en la dirección de lo que pretendemos conseguir en lugar de lo que tememos no conseguir. Fomentar el pensamiento creativo y positivo pero dando la oportunidad de equivocarse para seguir creciendo. Recuerda: no somos conscientes de lo que podemos hacer hasta que lo hacemos”.

SI EL PLAN A NO FUNCIONA, EL ABECEDARIO TIENE 26 LETRAS MÁS

No tengamos miedo al cambio. No hay que limitarse siempre a una opción, hay más puertas por abrir. Debido a ello, necesitamos ser flexibles y con mayor capacidad de adaptación al cambio. Normalmente, las soluciones a los problemas no son únicas, no te ciegues en una.

DADME UNA PALANCA Y MOVERÉ EL MUNDO

El entorno y los recursos no han de limitarnos, siempre podemos conseguir resultados óptimos con lo que tenemos a nuestro alcance. Los recursos materiales nunca pueden ser más importantes que los personales. Creer más en nosotros mismos y, a falta de recursos, imaginación. Con esto, seremos capaces de mover el mundo.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales