La tasa de empleo sénior en España, diez puntos por debajo de la media europea

Redacción ORH7 noviembre 202211min

Más de 8 millones de personas conforman actualmente el colectivo de séniors en España, personas entre los 55 y los 70 años, de los que casi la mitad son población activa. La tasa de empleo en este segmento poblacional en nuestro país (41 %) está diez puntos por debajo de la media europea (60 %), especialmente, en el grupo de 55 a 59 años (64 %). Esto indica que aún vamos lentos creando y reteniendo talento en este conjunto social. Son algunas de las conclusiones del «II Mapa de Talento Senior. España en el contexto europeo» que acaba de presentar hoy Fundación Mapfre, junto con el Centro de Investigación Ageingnomics.

En la actualidad, la mitad de los nuevos parados en España son séniors, siendo uno de cada tres desempleados mayor de 50 años y uno de cada dos, de larga duración.

Nuestro país registra los índices más bajos de crecimiento de la población empleada mayor de 55 años (56 %), salvo Suecia (14 %) y Portugal (29%), y experimenta el segundo mayor crecimiento desempleo sénior en los últimos años (181 %), detrás de Italia (201 %).

Según este informe -que analiza el periodo de 2008 a 2020, en siete países (España, Suecia, Polonia, Alemania, Francia, Italia y Portugal)-, el mercado laboral europeo cuenta hoy con menos jóvenes y más migrantes, mujeres y personas mayores. En este contexto, algunos países aumentan la duración de la vida activa laboral, como es el caso de Suecia, donde es necesario trabajar una media de 42 años para poder jubilarse, seguido por Alemania (39,1), Portugal (37,6), Francia (35,2), España (34,8), Polonia (33,6) e Italia (31,2).

A este respecto, el estudio pone de manifiesto la necesidad de exigir una legislación que siga avanzando en un modelo flexible de jubilación, así como un cambio de mentalidad por parte de todos los actores del mercado laboral, quienes:

Deben comprender que, en esa próxima vida, de 90 a 100 años, la prolongación del trabajo se va a convertir en una necesidad ineludible».

Ante este futuro en el que se tendrá que trabajar durante más años, el informe destaca que si España tuviera las tasas de Suecia, por ejemplo, con un 85 % de los senior de 55 a 59 años con empleo, frente al 65% de los españoles, registraría ganancias en el PIB de entre cinco y diez puntos.

España, a la cabeza en desempleo sénior

A excepción de Alemania y Polonia, la desocupación de los sénior, es decir mayores que queriendo trabajar no encuentran un empleo, también ha aumentado en toda Europa a pesar del crecimiento de las cifras de población activa y ocupada. España presenta los mayores índices de desempleo sénior entre los países analizados, en concreto, el 12 %, para el colectivo entre los 55 y los 59 años, y es junto a Italia, el país donde más ha crecido el paro sénior en los últimos años, un 149 % en hombres y un 220 % en mujeres. Las tasas más altas de desempleo sénior corresponden a los trabajadores que solo tienen estudios inferiores a primaria y secundaria y con relación a la duración del desempleo, en Suecia, Alemania y Polonia, la situación de paro más frecuente es inferior a un año, mientras que, en Portugal, Italia, España y Francia, la mitad de los desempleados son de larga duración.

Aumento de séniors para trabajar

El análisis indica que ha aumentado el número de personas que están dispuestas a trabajar, tengan o no empleo, debido principalmente al proceso general de envejecimiento y al alargamiento de la vida laboral. En este sentido, los tres países con mayor tasa de actividad sénior son Suecia (65 %), Alemania (58 %) y Portugal (51 %).

En cuando al crecimiento de población sénior activa, el porcentaje de hombres se incrementa en Italia (69 %), al que siguen Francia (59 %), Polonia (55 %), Alemania (53 %), España (40 %), Portugal (23 %) y Suecia (15 %). En relación con las mujeres los países que más crecimiento han experimentado son Italia (131 %) y España (110 %).

Empleo por cuenta ajena

El índice de personas asalariadas sénior o que tienen un puesto de trabajo por cuenta ajena, también ha experimentado crecimiento en todos los países de la investigación y durante el periodo de los doce años. Así, Suecia (61 %) y Alemania (56 %) aumentan su peso respecto del conjunto de la población empleada, tras los que se sitúa Portugal (48 %).

Más autónomos a partir de los 55 años

El peso que tiene el trabajo autónomo en España está muy alineado con el resto de los países europeos y alcanza el 15,9 % del total de los trabajadores, frente al 14 % del total de los siete países analizados. El territorio con mayor porcentaje de autónomos mayores de 55 años es Italia (21,8 %) y el que menos, Alemania (8 %). Según la investigación, en todos los países, el trabajo por cuenta propia gana peso sobre el total de trabajadores a medida que avanzamos en tramos de edad, una realidad que contrasta con respecto a la tasa de emprendimiento (TEA), que disminuye conforme se superan los 45 años en todos los países europeos de la muestra.

Aprovechar el talento de los mayores

Saber sacar provecho de las capacidades, experiencia y conocimientos de este colectivo, a través de «un gran pacto de país», para fomentar el talento sénior es la medida más urgente a la que hace referencia el informe, con el fin de «alargar la vida laboral de los empleados», hacer realidad segundas carreras, lograr mejores cifras de empleo sénior en los tramos por encima de los 60 años, incrementar el número de mujeres en el mercado laboral de los sénior y extender la fórmula del trabajo a tiempo parcial como vía de permanencia en el mercado laboral.

Establecer un gran pacto de país para fomentar el empleo sénior y cortar de raíz el derroche de talento de los mayores españoles».

Igualmente, determina la necesidad de proponer mayores avances en legislación, para mejorar, entre otros, la fórmula para compatibilizar pensión y trabajo, penalizar las jubilaciones anticipadas y las prejubilaciones, y promover un reconocimiento expreso de los derechos de igualdad generacional y lucha contra el edadismo laboral.

Formación básica, en España y Portugal

El informe aborda también la formación de los séniors en los distintos países, nivel educativo que parece que ha ido mejorando desde 2008 a 2020. Pero, aunque en la mayoría de los países predominan los trabajadores con nivel intermedio de estudios, en España (42 %) y Portugal (62 %), el grupo mayoritario solo tiene estudios básicos.

En todos los territorios se produce un predominio de los asalariados sobre los trabajadores por cuenta propia, con Alemania (86 %), Suecia (84 %) y Francia (81 %) a la cabeza, así como los que trabajan en actividades industriales, comercio y administración pública, y los que desarrollan su actividad a tiempo completo, entre el 70 y el 90 % de los ocupados sénior en los países analizados.

Proyectos de retención, desarrollo y reconocimiento

El informe recoge una selección de buenas prácticas en retención, desarrollo y reconocimiento de talento sénior de empresas españolas y del resto de países, como:

  • España:
    • Renfe, con programa de mentoring para séniors.
    • Sacyr, con una iniciativa de jubilación guiada.
    • Talgo, con un plan de becas para mayores.
    • Mapfre, con Ageing, dirigido a fomentar el talento sénior y aportar flexibilidad a las condiciones laborales de los mayores.
    • Endesa, con el programa Séniors al servicio de las pymes.
    • Pikolin, que ha puesto en marcha una campaña de publicidad denominada ‘Injubilables’.
  • Alemania:
    • BMW, con modelos de retiro que se ajustan a las circunstancias personales del trabajador.
  • Portugal:
    • Empresas locales desarrollan programas para incentivar salarialmente a los mayores de 50 años.
  • Francia:
    • El país destaca por la igualdad de género en el empleo sénior.
    • Thales, con planes de movilidad interna y de carrera en función de la edad.

Aporta, además, algunas claves para superar la situación actual a través de más cambios legislativos que permitan retrasar la edad de jubilación, compatibilizar pensión y trabajo, penalizar jubilaciones anticipadas, así como reconocer derechos de igualdad generacional y la formación obligatoria para la recualificación profesional.

En la presentación han participado Fátima Báñez, presidenta de la Fundación CEOE; Ignacio Baeza, vicepresidente de Fundación Mapfre; y Juan Fernández Palacios, director del Centro de Investigación Ageingnomics, así como Rafael Puyol, Alfonso Jiménez e Iñaki Ortega, coautores de la investigación, que utiliza fuentes oficiales, como Eurostat y la encuesta Global Entrepreneurship Monitor (GEM) en base a datos analizados entre 2008 y 2020, y en la que han colaborado más de 15 profesionales y expertos internacionales.

En la fotografía, de izquierda a derecha: Iñigo Sagardoy, Juan Fernández Palacios, Rafael Puyol, Fátima Báñez, Ignacio Baeza, Alfonso Juénez, Doris Bandin e Iñaqui Ortega.

El informe completo se puede consultar en el siguiente enlace.


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales