La reinvención de los negocios obliga a reinventar también la gestión de personas

Maite Sáenz7 marzo 20132min

 

 

“La necesidad de los negocios de reinventarse para encontrar las oportunidades de crecimiento que sin duda existen lleva aparejada la necesidad de reinventar nuestra forma de convencer a las personas de subirse a ese carro”. Así lo ha asegurado Ramón Vera, Director Ejecutivo de Aon Hewitt en España, durante la celebración de los Encuentros de Directivos de Recursos Humanos que esta consultora ha celebrado en Vigo y A Coruña.

Entre los asistentes en Vigo se encontraban representantes de empresas de distintos sectores de actividad, como Ardagh, Bimba & Lola, Congalsa, Conservas Ignacio González Montes, Grupo Puentes, Fandicosta, Pescapuerta, Radio Televisión de Galicia, Sociedad Textil Lonia y Viza Automoción. En La Coruña asistieron Banco Etcheverría, Bricoking, Corporación Voz, Disashop, Egasa, Grupo Einsa, Inveravante, Losán, NCG Banco, Núter Feed y Plásticos Ferro.

Todos ellos coincidieron en identificar tres importantes desafíos que afrontan las empresas en relación con la gestión de sus recursos humanos:
aon_pq– Las exigencias derivadas de la internacionalización.
– La eficacia de la retribución como elemento de motivación en la coyuntura económica presente.
– La necesidad creciente de demostrar el vínculo directo entre las iniciativas en el ámbito de gestión de personas.

“Cada vez más, estamos siendo testigos de una progresiva evolución desde una estrategia de gestión de personas vinculada a IPC con diferencial, hacia una basada en la productividad -ha explicado Ana Isabel Dumlao, Directora de Consultoría de Compensación y Talento de Aon Hewitt-. Aquí radica uno de los mayores retos de cambio cultural que está aún por llegar y que, desde nuestra perspectiva, corresponde abordarse tanto por los empleadores, como por los propios empleados”.

Un comentario

  • Pilar Garcia

    13 marzo 2013 at 13:47

    El tema de la productividad me parece muy interesante. Por lo general, lo enfocamos de una manera excesivamente convencional y negativa. La productividad debe entenderse como aportación de valor del trabajo de cada persona, y podría ser un buen motor de motivación. Deberíamos preguntarnos cada noche cómo hemos aportado valor a nuestra empresa con nuestro trabajo del dia, si hemos crecido profesionalmente y si hemos contribuido en algo al bienestar de nuestro entorno.
    Las empresas harían bien en esforzarse por permitirnos ver de vez en cuando el mapa total, donde estamos, donde queremos llegar y cual es nuestra aportacion. Sin duda la productividad crecería.

Comentarios cerrados


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales