Mejora el mercado laboral español y se acentúa el reto de la empleabilidad

Cristina Fragua13 abril 20159min

contratos

El estado del mercado laboral en España no deja de ser un tema recurrente y hastiado en estos últimos años. Según el 46º Índice ManpowerGroup, la mejora y avance del empleo de los últimos meses en nuestro país es palpable.

El estudio asegura esta mejoría, especialmente, en determinados perfiles. El perfil más beneficiado es el de hombre, con elevado nivel de estudios, asalariado a jornada completa en el sector privado.

Pero, claramente, otros no han tenido tanta suerte: los jóvenes y los trabajadores de bajo nivel educativo presentan contracciones laborales, al igual que los trabajadores no cualificados. Aunque estas contracciones sean menores comparadas con las del año anterior, se refleja un problema que habrá que solucionar para lograr la salida de la recesión.

Por esta razón, se presenta la empleabilidad como principal reto. En España son 3 millones de personas las que están en riesgo de exclusión laboral. Por ello, es responsabilidad de las administraciones públicas, instituciones educativas, empresas y trabajadores, establecer unos programas concretos para salir de la situación actual.

La inversión en empleabilidad debe centrarse en conocimientos técnicos. Los idiomas, las ingenierías y las áreas más científicas cobran cada vez más valor; además de la flexibilidad, la polivalencia y la capacidad de adaptación aun entorno, claramente, cambiante.

Si bien es cierto que se han sentado algunas bases, las competencias de las personas y las demandas del mercado y las empresas no están del todo ajustadas.

Así se muestra en el informe realizado por Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del estudio y presentado el pasado jueves por Engracia Hidalgo, Secretaria de Estado de Empleo y Raúl Grijalba, Presidente Ejecutivo de ManpowerGroup.

EMPLEO Y NO TRABAJO

“Es primordial olvidarse de la palabra trabajo y concentrarse en el concepto empleo: mejorar la empleabilidad de las personas, teniendo en cuenta la constante evolución del mercado y de las necesidades de las empresas”. Raúl Grijalba, Presidente Ejecutivo de ManpoweGroup asegura que, hacer esta diferenciación es vital para lograr un cambio positivo.

LA INVERSIÓN EN EMPLEABILIDAD

La solución está en centrarse en la empleabilidad, vinculada al ciclo de vida laboral de cada persona. No es recomendable plantear soluciones momentáneas. Todo debe trabajar por construir una carrera profesional actualizada y reorientada para que las personas en edad activa puedan tener un empleo.

Si se quiere conseguir una economía competitiva el tejido empresarial no ha de adaptarse a los desempleados. Al contrario, se debe trabajar para que las personas desempleadas y con poca cualificación consigan los conocimientos y las competencias demandadas por las empresas. “Este es un reto social y económico” según Grijalba.

LA EXTENSIÓN SECTORIAL DE LA CONTRATACIÓN 

Según los resultados analizados en el 46º Índice ManpowerGroup, estudio realizado a partir de los datos del INE, en el último trimestre de 2014 los sectores con crecimiento de empleo representan ya el 90% de la ocupación.

Los sectores más castigados por la recesión son el de la industria, que ha visto descender el empleo en un 29,7% desde 2007 y, en los últimos datos obtenidos, avanza por segundo trimestre consecutivo con un incremento del 4,3%.

El aumento que refleja la industria manufacturera es de gran importancia, ya que actualmente ocupa más del 70% del empleo total de la industria.

La industria alimentaria y la del papel y artes gráficas aumentan las contrataciones un 8,1% y un 8,0% respectivamente, mientras que la fabricación de vehículos de motor y remolques (6%) y fabricación de maquinaria y equipo (5,3%) avanzan a un ritmo más lento.

Dentro del sector industrial, las industrias extractivas, energía, agua, vapor y residuos, metalurgia y fabricación de productos metálicos crecen a una media anual del 4,4%.

Finalmente, las ramas de la industria que siguen en retroceso son la fabricación de productos minerales no metálicos (3,9%); muebles, instalación de maquinaria y otras industrias (4,0); y la producción de productos informáticos, eléctricos y ópticos (21,2%).

El sector servicios, de gran importancia en la economía española, acumula ya cinco trimestres consecutivos de aumento de empleo anual.

Donde más crece el empleo es en actividades profesionales, científicas y técnicas (6,8%), hostelería y restauración (6,7%), y actividades artísticas y recreativas (5,7%). Todas ellas suman ya 5 trimestres de aumento laboral.

Las actividades administrativas y servicios auxiliares crecen a un ritmo más lento, alcanzando el 3,8% en los últimos datos recogidos, mientras que al tiempo que los subsectores de información y comunicaciones; transportes y almacenaje; comercio y reparación de vehículos; y actividades domésticas muestran avances comprendidos entre el 1,5% y el 0,2% anual.

Dentro de los servicios privados, quien continúa perdiendo empleo son los servicios financieros y las actividades inmobiliarias (un 2,9% anual, que contrasta con el sorprendente 6,9% del último trimestre de 2013).

Por último hay que destacar la actuación de los servicios colectivos (que engloban las Administraciones Públicas y Seguridad Social, sanidad y educación tanto pública como privada), quienes han resistido más favorablemente a los estragos de la crisis ocupacional.

MEJORAN LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS PUESTOS DE TRABAJO

Tipo de contratación:
– El empleo asalariado crece durante tres trimestres consecutivos, alcanzando el 2,8%, y superando, sorprendentemente, el crecimiento del empleo no asalariado con un 1,4%.
– El empleo temporal aumenta hasta el 5,3% , un dato revelador de la mejora si tenemos en cuenta que este tipo de contrato fue el más perjudicado con la crisis.
– Los indefinidos crecen un 2%.

Duración de la jornada:
– Jornada parcial ha aumentado durante la crisis con un aumento del 25,1% con respecto a los inicios de la crisis en 2007.
– Sin embargo, los contratos de jornada completa han ido aumentando hasta alcanzar un crecimiento de 2,5%.

¿QUÉ PASA CON LOS GRUPOS SOCIALES CASTIGADOS POR LA CRISIS?

La crisis ha afectado de manera diferente dependiendo del colectivo social al que nos refiramos. Los hombres, inmigrantes, jóvenes y personas con bajo nivel de estudios han sido los más perjudicados. El estudio muestra que varios de estos sectores comienzan a presentar mejoras paulatinas.

Si dividimos por géneros, el empleo masculino que, desde inicios de la crisis, ha caído un 21,5% frente al femenino que se sitúa en un 6,8%, ha aumentado en un 2,7%, es decir, 250.000 nuevos puestos de trabajo. En lo que refiere a empleo femenino, aumenta en un 2,3%, 179.000 nuevos contratos.

En cuanto a la edad de los ocupados, aquellos de entre 35 y 64 superan la cifra de empleo anterior a la crisis (3,8%). Por el contrario, las personas de entre 16 y 34 años siguen sufriendo los envites de la crisis, cayendo un 0,8% (aunque se ha reducido si comparamos con el año pasado 4,8%). El descenso de la ocupación en este último colectivo contraste con el aumento de los contratos temporales. Esta tendencia puede estar influida por variables como el nivel educativo: el crecimiento de las personas con elevado nivel educativo sigue perpetuándose; el de nivel medio/alto aumenta; y el de personas con estudios bajos se contrae.

infografia

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales