La física del liderazgo “merkeliano”

Maite Sáenz4 octubre 20215min
Angela-Merkel

Valoramos más el liderazgo en el fútbol que en la política y así nos va. Los divos del balompié levantan pasiones –y millones– y los convertimos en niños grandes, caprichosos y hasta, a veces, maleducados con tanto mimo irracional. Los seguimos, los adoramos, los llevamos tatuados como si de nuestro amor de madre se tratase y los ofrecemos en sacrificio a nuestros hijos bautizándoles con sus nombres. ¡Benditos ellos, la carga que tienen de por vida por culpa de una noche de goleada!

Angela Merkel ha ejercido el liderazgo transformador más constante, creíble y reconocido de las dos últimas décadas, desde la consciencia de su responsabilidad y con la humildad de quien no ha querido ser importante sino útil.

 

Aunque el inicio les pueda despistar, no voy a hablar ni de fútbol ni de política. Voy a hacerlo de una política en concreto que, de tan normal como se ha mostrado en el ejercicio de sus funciones, se ha convertido en la líder que ha hecho de su país el piloto de Europa, y de ésta un patrimonio sentido como propio por los europeos. La lástima es que su legado va a durar muy poco porque, como en el fútbol, ahora lo importante en la política es el espectáculo.

Angela Merkel representa todo lo contrario a la fábula del rey desnudo, que, a falta de buenos argumentos para ser admirado, busca la originalidad extrema y cae, engañado por otros y por sí mismo en su amor hacia su persona, en el ridículo más absoluto.

Ella ha ejercido su mandato desde el principio básico de primero de liderazgo: la vocación de servicio. Por eso, le ha sentado tan bien la austeridad, que le venía de serie, y que, al fin y a la postre, se ha convertido en un rasgo distintivo de su marca personal.

En un mundo donde todo es pose, estilo y aspecto, ella ha hecho bandera de lo que es su verdadero valor: su personalidad y su conocimiento.

Decidió estudiar Física porque “ni las leyes de la gravedad ni la velocidad de la luz se pueden manipular”, y su mente científica sustenta su capacidad para analizar contextos y orientarse a resultados. Pragmática al más puro estilo prusiano, es célebre su frase“La política se basa en resultados”, dejando entrever que la ideología, e incluso las convicciones éticas –pensemos en la crisis de los refugiados, el aborto o el matrimonio homosexual–, nunca pueden ser un obstáculo para alcanzar consensos medidos en pro de la estabilidad social, política y económica desde una mirada siempre unificadora.

Por eso, hizo grande a su partido y pequeños a los de la oposición, porque entendió que hacer política es escuchar a los ciudadanos una vez que te han votado, y no solo hablarles para que te voten. Ustedes me perdonen, pero el subconsciente me dice que esto me suena a las campañas de employer branding… Sí, también a otros personajes más cercanos, pero dije que no iba a hablar de política.

En 2109 fue investida Doctor Honoris Causa por la Universidad de Harvard y en su discurso habló de derribar los muros de la ignorancia y la estrechez de miras, porque nada tiene que quedarse necesariamente como está”. No hacía falta que supiera lo que estaba por llegar; como buena física sabía que vivimos en un mundo en constante transformación. Y ella, que durante 16 años ha regido los destinos de un país que supo construir su futuro sobre las cenizas de su destrucción, sabe que la materia ni se crea ni se destruye. Quizá por eso ha ejercido el liderazgo transformador más constante, creíble y reconocido de las dos últimas décadas, desde la consciencia de su responsabilidad y con la humildad de quien, versionando lo que dijo muchos años antes Winston Churchill, no ha querido ser importante sino útil.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales