La era COVID-19 podría elevar la exclusión social al 31% de la población

El estado de alarma derivado de la crisis de la COVID-19 elevará la pobreza y la exclusión hasta cotas desconocidas, desatando una emergencia sociolaboral sin precedentes que sucederá a la emergencia sanitaria. El VIII Informe sobre exclusión social y desarrollo en España presentado por la Fundación Foessa el pasado año, cifraba en 6 millones de personas la población en condiciones de vulnerabilidad que podría dar el paso definitivo a la exclusión social, en caso de producirse un empeoramiento de la economía. Hoy, ante la mayor crisis sanitaria, económica y social de nuestra era, parece cumplirse esta predicción y esos 6 millones de ciudadanos podrían sumarse a los 8,5 millones de personas en situación de exclusión que ya se contabilizaban antes de la pandemia.

En otras palabras, el número de personas en exclusión social podría elevarse a los 14,5 millones o, lo que es lo mismo, alcanzar al 31% de la población, frente al 18,4% actual.

El incremento del desempleo durante la crisis sanitaria y la previsión de destrucción de puestos de trabajo durante los próximos meses va a generar un impacto insostenible para la sociedad española. Antes del estado de alarma, nuestro país hacia frente a una tasa de desempleo del 13,9%, con una previsión de incremento que podría alcanzar cotas similares o superiores a las registradas en la peor crisis económica reciente, con cifras próximas al 27% (año 2013).

Los últimos datos de la EPA y, a pesar de recoger solo 15 días de estado de alarma, ya anunciaban la magnitud del reto social que tenemos por delante. Así, los hogares con todos sus miembros en paro se han incrementado en 60.600 (un 6%), hasta alcanzar los 1,074 millones, la mayor subida desde 2013. Y las familias sin ingresos también han experimentado una notable escalada y ya rozan las 600.000 -597.000, en concreto-.

En este contexto, la Fundación Adecco activa #EmergenciaPorElEmpleo, para impactar en las unidades familiares con más dificultades, ayudando a 10.000 personas cuyos hogares se encuentran en grave riesgo de exclusión por tener a todos sus miembros en paro.

La Fundación Adecco apela al compromiso de las empresas hacia la inclusión laboral de las personas más vulnerables, siendo el empleo el vehículo de inclusión social por excelencia. Según Francisco Mesonero: “ahora más que nunca, el papel de las empresas es crucial para que la exclusión y la pobreza no se enquisten en nuestro país. La demanda de empleo está aumentando de forma exponencial y generará una competencia sin precedentes; una situación que podría abocar a la exclusión definitiva a las personas que ya lo tenían muy difícil antes de la pandemia. La única alternativa para frenar la desigualdad y la brecha social es la construcción de alianzas estratégicas que den respuesta al creciente número de desempleados en riesgo de exclusión”.

Esta iniciativa movilizará a todo el equipo de la Fundación Adecco que, junto a la colaboración de empresas comprometidas, hará frente al mayor reto de este tiempo: detener el efecto social que la crisis sanitaria va a generar en España, frenando la exclusión de los segmentos de población más vulnerables.

 

 

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales