La creación de empleo es posible con un alza del PIB del 1%

Maite Sáenz30 junio 20137min

 

La economía española estará en disposición de crear empleo cuando el PIB crezca ligeramente por encima del 1%. Así lo ha asegurado el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona Josep Oliver, durante la presentación de la 42ª edición del Índice Laboral Manpower. Según este experto, si bien históricamente la creación de empleo dependía de crecimientos del PIB en el entorno del 2%, “en una economía tan extraordinariamente terciarizada como la actual (donde el sector servicios representa el 80% del empleo), la correlación entre crecimiento del PIB y del empleo es mucho más cercana y directa”.

El informe de Manpower presentado constata que la pérdida de empleo en esta crisis es la más importante de los últimos 50 años: “La crisis se ha llevado por delante la creación de empleo de los últimos 11 años. Así, la economía española ha destruido empleo entre 2007 y 2013 en valores próximos al 20% (frente al 13,8% de la crisis del 73-85), lo que sitúa el empleo total en el primer trimestre de 2013, con 16,5 millones de empleos, en valores similares a los de 2002″.

manpower_intPese a esta intensidad, entre octubre de 2012 y marzo de 2013 el desempleo aumentó en 423.00 personas, cifra inferior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, lo que para los expertos podría indicar que estamos “en el principio del fin de la recesión”, tal y como ha asegurado Raúl Grijalba, presidente ejecutivo de ManpowerGroup España: “La situación del mercado de trabajo español a partir de abril de 2013 apunta a una estabilización del proceso de destrucción ocupacional con una notable mejoría de la nueva contratación y la subsiguiente caída del paro”

Grijalba ha explicado que esta crisis tiene dos etapas: la primera, entre octubre de 2008 y finales de 2010, y la segunda, desde verano de 2011 hasta ahora. “En la primera, las pérdidas de ocupaciones procedían de la construcción y la industria y afectaban a hombres, jóvenes y de bajo nivel educativo. En esta segunda fase, la crisis ha afectado de manera más intensa a individuos de mayor edad, principalmente mujeres, con mayor nivel educativo, procedentes del sector servicios y servicios públicos”.

Así, en los últimos seis meses, entre los perfiles más afectados por la pérdida de empleo destaca el número de mujeres (224.000 frente a 199.000 hombres), y el colectivo de entre 55 a 64 años, que ha experimentado el peor registro relativo, con un importante avance del 14,5% (y 72.000 parados nuevos); mientras que el más joven (16-24 años) ha reducido modestamente su desempleo (un -1% intersemestral). Por niveles de estudio, el colectivo de mayor cualificación ha registrado un incremento intersemesteral del 9,1% (70.000 nuevos parados), frente al 5,9% de aquellos con estudios bajos (191.000 parados adicionales). Y, por sectores, los servicios son los que destruyen más empleo, con 460.000 puestos de trabajo perdidos entre octubre de 2012 y marzo de 2013, que sumados a los destruidos en los primeros trimestres de esta segunda recesión ascienden hasta un total de 900.000.

CRONIFICACIÓN DEL DESEMPLEO

Una de las tendencias más significativas que se ponen de manifiesto en este estudio es la cronificación del desempleo. Así, en términos generales, entre 2007 y 2013 los parados con un mínimo de un año en situación de desempleo han aumentado desde el 25% al 47%. Además, mientras que en 2007 el 40% de los parados en un trimestre continuaban en el desempleo el trimestre siguiente, a principios de 2013 ese porcentaje ha aumentado hasta el 75%. Al mismo tiempo, la probabilidad de encontrar empleo para los parados ha caído del 36,1% al 12,3%.

PÉRDIDA DE POBLACIÓN ACTIVA JOVEN

Otro de los aspectos más críticos de la situación actual es la creciente reducción de efectivos en edad de trabajar. En la segunda etapa de la crisis -entre el segundo trimestre de 2011 y el primer trimestre de 2013-, la población de 16 a 64 años ha registrado un descenso del 1,5% y la población activa se ha reducido un 1,3%.

Pero el dato más preocupante afecta al colectivo de entre 16 y 34 años, con 1,77 millones de efectivos menos en estos cinco años y medio de crisis, lo que ha supuesto que los jóvenes pasen de tener un peso del 41,3% sobre el total de activos a un 32,5%. Según refleja el estudio, “en general la pérdida de activos que se está produciendo se lee positivamente en la medida en que reduce la tasa de paro, y se atribuye a salidas al exterior de inmigrantes o de nativos. Sin embargo, la caída de activos, además de expresar estos cambios en las entradas y salidas de población de España, puede estar reflejando modificaciones en la conducta de los individuos en sus relaciones con el mercado de trabajo (efecto desánimo) y, finalmente, cambios en la estructura de la población en edad de trabajar”. A este respecto, el catedrático Oliver ha señalado que la falta de mano de obra joven será un problema a finales de la década actual o principios de la siguiente.

+Info: Puedes descargar el Índice Laboral Manpower de Junio 2012 aquí.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales