Informar, inspirar e implicar, las tres “i” de la inclusión profesional del colectivo LGTBI

Redacción18 junio 20213min

La inclusión de la diversidad en todos los ámbitos es un imperativo de respeto y en el ámbito empresarial es, además, un imperativo de negocio. La economía es global, el talento es global…, y el cliente es global. Las organizaciones son microcosmos sociales que se desempeñan mejor cuanto más integrados están todos sus miembros en la comunidad. Y en torno a esta idea pivotan la construcción de propuestas de valor al empleado que cada vez son más integrales en el sentido de entender su individualización como un ejercicio de gestión de la diversidad práctico y sostenido en el tiempo. La generación de entornos de trabajo inclusivos alcanza al género, la ideología, la creencia, la discapacidad y también a la orientación sexual.

En esta sesión, organizada por ORH en colaboración con el IRSST, se ha debatido sobre cómo conseguir crear entornos de trabajo inclusivos para las personas LGTBI con las aportaciones de Manuel Ródenas, coordinador y asesor jurídico del Programa LGTBI de la CAM; Marta Sempere, vicepresidenta de People & Cultura de CCEP Iberia; Luis Díaz, managing director de Accenture España, Portugal e Israel, y Jorge López de Ávila, del Servicio de Intermediación Psicosocial del IRSST. Todo ellos han coincidido en señalar como el paso previo para conseguir una cultura de diversidad e inclusión integral está en el compromiso explícito de la alta dirección, del que luego se declinarán las políticas y procesos a diseñar, los role models implicados y la estrategia de comunicación que acompañará la ejecución.

En materia de inclusión LGTBI el lenguaje es un gran hacedor de realidades en los cuatro expertos han querido hacer hincapié en la necesidad de crear cultura de diversidad desde unos usos lingüísticos diferentes, respetuosos con las diferentes sensibilidades y que queden reflejados de manera unívoca en los protocolos de integración que se elaboren.

El objetivo de cualquier programa de este tipo es logar su transversalidad tanto horizontal como vertical porque ello es lo que permeará de manera determinante en la cultura de la organización. Y para ello, tanto Marta Sempere como Luis Díaz remarcan la necesidad de que todos los procesos de RRHH incluyan la perspectiva de la diversidad, desde el reclutamiento hasta la salida, pasando por el desarrollo, la comunicación e incluso la compensación.

6 básicos para la integración profesional LGTBI

  1. Compromiso explícito con la no discriminación.
  2. Líderes inclusivos.
  3. Lenguaje libre de prejuicios.
  4. Agenda concreta para informar, inspirar e implicar.
  5. Governance.
  6. Reporte continuo de impacto en compromiso y productividad.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales