Heineken, espacio cerebroprotegido

La Asociación Freno al ICTUS acaba de conceder el sello Brain Caring People a Heineken que se convierte así en la primera de su sector en conseguirlo. En un desayuno de trabajo organizado ayer en la sede de la compañía en el marco del espacio OES, se compartieron los detalles de las actividades de prevención, detección y actuación que Heineken España ha realizado en el ámbito de la salud cerebrovascular.
heineken ok
La Asociación Freno al ICTUS acaba de conceder el sello Brain Caring People a Heineken que se convierte así en la primera de su sector en conseguirlo. En un desayuno de trabajo organizado ayer en la sede de la compañía en el marco del espacio OES, se compartieron los detalles de las actividades de prevención, detección y actuación que Heineken España ha realizado en el ámbito de la salud cerebrovascular.

El ictus es una emergencia médica con una alta prevalencia en nuestra sociedad, 1 de cada 6 personas tendrá un ictus a lo largo de su vida y ocurrirán en nuestro entorno cercano. Cada año afecta a 120.000 personas en nuestro país provocando la muerte o una discapacidad grave al 50% de ellos, 1 de cada 2 afectados no se recupera. Además, el ictus representa la segunda causa de muerte global y la primera causa de muerte entre las mujeres.

Desde Freno al ICTUS han desarrollado el sello «Espacio Cerebroprotegido» con el objetivo de reducir el impacto social que representa esta enfermedad cerebrovascular en nuestro país. El contenido formativo ha sido desarrollado con la colaboración de la Sociedad Española de Neurología (SEN) y forma parte del proyecto «Brain Caring People».

«Queremos conseguir un efecto multiplicador, hoy somos reconocidos como primera cervecera en ser espacio cerebroprotegido. Es una enfermedad muy frecuente y queremos contar cómo lo hemos hecho y la implicación que han tenido los empleados en esta formación que no solo la pueden aplicar en la empresa sino en la vida», explicaba Susana Lastras, National Health Services Manager de Heineken.

Por su parte Julio Agredano, director de la Fundación Freno al ICTUS, insistía en que además de la prevención, la detección y la actuación son fundamentales. «El tiempo es cerebro y cada minuto cuenta. El 80% de las personas que son atendidas en las cuatro horas de ventana de tiempo no tienen secuelas o son moderadas».
Existe un protocolo de actuación sanitaria llamado «Código ICTUS»  que busca priorizar los cuidados médicos y el traslado inmediato de la persona afectada por parte de los servicios de emergencia a un hospital que disponga de Unidad de Ictus.

Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales