#EntrevistasCOVID Alberto Ogando, Chief People & Organization Officer de GENERALI

La opción de teletrabajo era una fórmula que ya estaba implantada en GENERALI. Sin embargo, la pandemia les presentaba un nuevo reto: el trabajo simultáneo de toda la plantilla desde casa.

Con anterioridad a la declaración del estado de alarma, realizaron un esfuerzo para ampliar la conectividad, testando el sistema mediante dos simulacros de trabajo en remoto con los empleados de las oficinas centrales de Madrid y Barcelona.

De esta forma, se aseguraron de que estaban preparados para hacer frente a la cuarentena garantizando el pleno funcionamiento de la compañía en remoto.

«Así, aunque el sector asegurador estaba comprendido entre las actividades esenciales que podían seguir funcionando con normalidad durante la primera etapa del estado de alarma, la compañía no ha tenido que recurrir a este recurso, ofreciendo una mayor protección a nuestros empleados, mediadores y clientes», asegura Alberto Ogando, Chief People & Organization Officer de GENERALI .

• ¿Cómo organizaron la operativa de teletrabajo de sus empleados?

Durante este tiempo de distanciamiento, apostamos por mantener un contacto constante. Por un lado, se constituyó un comité de crisis que se ha reunido diariamente para monitorizar la situación, de forma que se pudiera cuidar de la seguridad de empleados, mediadores y clientes, a la vez que se garantizaba la continuidad de negocio.

El consejero delegado, Santiago Villa, que formaba parte del comité de crisis, ha apostado también por hacer un seguimiento de cerca de la situación con reuniones breves y frecuentes con el equipo directivo para conocer el ánimo de los empleados y cómo se estaban resolviendo los retos que nos imponía esta situación.

Para facilitar la aplicación de esta estrategia a todos los niveles, hemos formado específicamente a los managers en la dirección de equipos a distancia y hemos incidido en la importancia de la comunicación diaria y de las reuniones de seguimiento. También hemos querido promover el acercamiento – obviamente virtual- a través de cafés y aperitivos online, para suplir la falta de convivencia en la oficina.

Se ha puesto a disposición de empleados y agentes los recursos necesarios para garantizar el mantenimiento del nivel de productividad, de eficiencia y de motivación

Respecto a la comunicación, desde el inicio de la cuarentena se puso en marcha un boletín de comunicación interna con frecuencia diaria, mediante el cual se ha informado debidamente a empleados y agentes de todos los cambios y medidas que estaba poniendo en marcha la compañía.

Este canal de comunicación ha servido también para ofrecer consejos para adaptarse lo mejor posible a una situación tan excepcional: cómo construir su nuevo puesto de trabajo en casa, establecer una nueva rutina, etc. De esta forma, se ha puesto a disposición de empleados y agentes los recursos necesarios para garantizar el mantenimiento del nivel de productividad, de eficiencia y de motivación.

• ¿Qué impacto ha tenido en la productividad? ¿Y en el engagement?

Desde GENERALI hemos fomentado la eficiencia y la productividad mientras los empleados trabajaban en remoto. No obstante, debemos ser conscientes de que en ocasiones el trabajo en el hogar resulta más complicado; existen interferencias en el desarrollo de la actividad como por ejemplo el cuidado de menores y los conflictos por el uso de espacios y equipamientos. En este sentido, los empleados han demostrado un alto nivel de compromiso, responsabilizándose y resolviendo estos obstáculos para mantener los estándares de su trabajo.

Respecto al engagement, sin duda alguna ha salido reforzado de esta experiencia. Estamos profundamente orgullosos de cómo nuestros empleados han respondido a la situación. Desde GENERALI hemos trabajado desde el inicio de esta situación para garantizar la salud y el empleo de todos nuestros colaboradores y esto ha sido muy valorado por ellos. El nivel de compromiso que tenemos es muy alto y tras esta situación creo que se ha fortalecido.

• ¿De alguna manera se ha acelerado el proceso de transformación digital de la compañía?

Sin duda alguna la crisis provocada por la COVID-19 ha impulsado definitivamente la digitalización de los servicios y procesos ofrecidos por la compañía, potenciando nuestra apuesta por este modelo virtual. Hemos reaccionado con anticipación ante esta situación y, obligados por las circunstancias, nos hemos adaptado a un modelo casi enteramente digital.

• ¿Qué aprendizajes incorporarán como prácticas y procesos habituales a partir de ahora?

La crisis del COVID 19 nos ha permitido poner de manifiesto nuestra capacidad como empresa para reaccionar con agilidad y eficacia ante una situación imprevista, de gran impacto y magnitud. También nos ha brindado la oportunidad de afianzar definitivamente los procesos de digitalización y en consecuencia el desarrollo de algunas habilidades profesionales como la flexibilidad y la resiliencia.
De cara a la nueva normalidad, estoy plenamente seguro de que el teletrabajo y el uso de herramientas digitales frente a la presencialidad serán habituales en GENERALI.

edificionewlogo007 copia

Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales