Cómo aprovechar las redes sociales para buscar empleo

Las redes sociales son un escenario idóneo para demostrar las cualidades y competencias que hacen único a un candidato.

A pesar de que las redes sociales ocupan un papel mayor en la vida de todos nosotros, somos pocos los que conocemos los efectos laborales de contar con un perfil público. De hecho, un 44% de los profesionales encuestados por el último Randstad Workmonitor desconoce que su perfil puede ser visto por sus superiores o por directivos de la empresa donde trabaja, cifra sólo superada por la confianza que muestran los profesionales daneses cuestionados ante este hecho y que llega al 45%.

Saber porqué, para qué, cómo y en qué redes queremos estar es básico para construir una huella digital cuyo rastro, cuando menos, nos deje tranquilos. En esta línea, el estudio de Randstad contiene las siguientes recomendaciones

■ Diferenciar entre público y privado. Al igual que un profesional puede crear distintos currículum adaptados a cada puesto al que desee optar, también es aconsejable contar con un perfil profesional y otro personal en Internet. De este modo, el candidato destacará en su carácter público aquellas cualidades y competencias que le interesan en el terreno laboral, dejando a un lado su ámbito privado.
■ Cuidar la información contenida en el perfil. Es imprescindible vigilar cuidadosamente la información que se presenta, así como la imagen o incluso la corrección estilística del contenido.
■ Mantener el perfil actualizado. La revisión periódica de contactos, así como la información personal como profesional, deben estar siempre al día.
■ No mentir. Si el perfil no se ajusta a la realidad, le puede cerrar futuras oportunidades laborales.
■ Desmarcarse. Las redes sociales son un escenario idóneo para demostrar las cualidades y competencias que hacen único a un candidato, como su conocimiento del mercado, su red de contactos, su experiencia en anteriores empresas, etc. Internet también es el mejor canal para dar a conocer la vinculación de un candidato con las nuevas tecnologías: colgar el vídeo-CV o añadir el blog puede “sumar puntos” en una posible selección.
■ Cuidar la red de contactos. Una cultivada red de contactos ofrece una buena imagen del profesional, siempre y cuando dicha relación sea real. No se trata de acumular el mayor número posible de contactos, sino de mantener una relación continua y efectiva entre todos los profesionales.
■ Pedir referencias. Las redes sociales se han convertido en una herramienta perfecta para contar con referencias de terceras personas que puedan aportar su opinión sobre la labor profesional del candidato.
■ Aumentar el conocimiento de un sector o área. Las redes sociales no sólo sirven para darse a conocer, sino que pueden ser una herramienta única para conocer los últimos movimientos directivos de las empresas o las trayectorias profesionales de los directivos de tu sector. Mantenerse al día en este campo siempre será un valor añadido para el candidato. www.randstad.es


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales