«Pensar fuera de la caja» para emprender sin miedo

Maite Sáenz23 noviembre 20103min

Lo importante es “eliminar el reflejo anti-cambio que todos tenemos codificado genéticamente” y aprender a aceptar el cambio “sin dolor”.

Aquí está la auténtica lección que han de aprender de los emprendedores todos aquéllos que se decidan a crear una empresa o que quieran adoptar una actitud proactiva ante la vida y el trabajo.

Tres mujeres emprendedoras han compartido sus experiencias en la mesa redonda “Enseñanzas de gestión de mujeres emprendedoras”, con la que Nebrija Business School ha celebrado la inauguración de su Programa de Actividades Académicas del curso 2010 / 2011. Ana Victoria Ugidos, fundadora y presidenta ejecutiva de BTSA Biotecnologías aplicadas, Esmeralda Díaz-Aroca, socia directora de Jonia Consulting y Lourdes Molinero, socia fundadora de Agahtos, S.L., destacaron la autoconfianza y el atreverse a hacerlo como los principales valores que les han guiado en su particular camino. Las tres emprendedoras coincidieron en señalar que las claves para emprender son atreverse a poner en marcha aquello en lo que creemos, “sin miedo a caerse y a los tropezones” y la autoconfianza.

Ana perfiló la diferencia entre “emprendedora y empresaria”, y citó tres claves para el éxito de un negocio: aprender a delegar en el equipo humano de la empresa; la formación y formar parte de asociaciones. Por su parte, Esmeralda centró su intervención en la importancia de “mutar” para adaptarse al entorno, “la evolución es la única variable que garantiza la supervivencia”, dijo, y señaló que para ser emprendedor lo importante es “eliminar el reflejo anti-cambio que todos tenemos codificado genéticamente” y aprender a aceptar el cambio “sin dolor”. Enumeró además nueve puntos fuertes de una persona emprendedora: ganas, inquietud, curiosidad, creatividad, mente permeable, flexibilidad “para no tener la mente oxidada”, visión, vencer los miedos y autoconfianza. En definitiva, dijo, “pensar fuera de la caja”, es decir, con la mente permeable y sin desdeñar ninguna alternativa. Y en esta misma línea, Lourdes afirmó que el que no adapta “se queda fuera y la adaptación –señaló- es una cuestión de confianza en uno mismo”; “lo importante es saber identificar nuestro puntos fuertes y débiles, tanto personal como profesionalmente y tomar decisiones”.
En su opinión,  un momento de crisis es un momento de oportunidades, “unos lloran y otros se hacen millonarios vendiendo Kleenex”, afirmó, y “todo lo que uno quiere puede hacerlo”, eso sí, “la suerte te tiene que pillar trabajando”. +Info: www.nebrija.es

Un comentario

  • Paloma

    24 mayo 2012 at 18:29

    Estoy totamente de acuerdo con el título del post y con ;
    En su opinión, un momento de crisis es un momento de oportunidades, “unos lloran y otros se hacen millonarios vendiendo Kleenex”, afirmó, y “todo lo que uno quiere puede hacerlo”, eso sí, “la suerte te tiene que pillar trabajando”
    Pero agradecería que en España se dieran má facilidades para quienes quieren emprender en proyectos pequeños que precisan poco capital pero que tampoco van a general beneficios en realción con las obligaciones que impone el estado

Comentarios cerrados


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales